la Idea de Justicia según Amartya Sen


La Idea de la Justicia de Amartya Sen
FUENTE http://redaccion.nexos.com.mx/
Amartya Sen
Hace casi un año se publicó en inglés y más recientemente en español el libro del economista y filósofo indio Amartya Sen, La Idea de la Justicia. Revistas internacionales reseñaron el libro desde que salió, y es considerado una de sus contribuciones más importantes a la filosofía contemporánea (la otra siendo Desarrollo y Libertad, en el que condensa las bases analíticas que dieron lugar el Índice de Desarrollo Humano de la ONU, basado en capacidades no sólo riqueza).  El último libro de Sen fue reseñado fuera de México, por el London Review Of Books, The New Republic, The Nation (en el mismo texto reseñan “Justice” de Michael Sandel que tiene un enfoque distinto), y The Guardian entre otros (en cada vínculo se puede encontrar la reseña). También el Carnegie Council publicó la presentación que hizo el mismo Sen de su libro. Aquí se puede consultar el video, audio y transcrpción (en YouTube, está la misma presentación en segmentos cortos).
Este mes en la revista Nexos, publicamos la reseña que hizo Jesús Silva-Herzog Márquez del libro, en ella explica cómo Sen entiende la libertad, la justicia, y las capacidades:
El desarrollo económico es expansión de libertades reales, es decir, de capacidades individuales. El desarrollo no se mide por el aumento de producto, ni por los escalones de la industrialización o los adelantos de la tecnología. En Desarrollo y libertad apunta que “El desarrollo exige la eliminación de las principales fuentes de privación de libertad: la pobreza y la tiranía, la escasez de oportunidades económicas y las privaciones sociales sistemáticas, el abandono en que pueden encontrarse los servicios públicos y la intolerancia o el exceso de intervención de los Estados represivos”. Para el economista, la libertad no es mera contención de un poder amenazante. Si esta garantía de no ser molestados por el poder no se nutre de capacidades efectivas, de seguridades frente al hambre, de salud, de tranquilidad personal, la libertad queda anulada. El liberalismo de Amartya Sen se aleja así del culto a la no interferencia. Pensar seriamente en la libertad implica trascender la obsesión con las murallas contra el Estado y adentrarse en el paquete de capacidades que permiten a alguien tomar decisiones por sí mismo. La pobreza extrema aniquila la libertad.
Un mes antes, el economista Gerardo Esquivel publicó su propia reseña en la revista Letras Libres. En ella explica con claridad el argumento central de La Idea de la Justicia, con el que Sen critica la concepción “trascendental” de justicia que ha sido recuperada a partir del pensamiento de John Rawls.
La obra de Sen se distingue de la de Rawls en al menos otras dos dimensiones: en su estilo literario y en sus implicaciones prácticas. La prosa de Sen, a diferencia de la aridez típica de la obra de Rawls, es realmente disfrutable. Su estilo, incluso cuando está destrozando la lógica de otros autores, es como su hablar: pausado y suave. Además, su prosa está usualmente salpicada de referencias cotidianas o ejemplos concretos que hacen mucho más comprensible una materia que suele ser relativamente abstrusa.
La otra diferencia entre la obra de Sen y la de Rawls tiene que ver con sus implicaciones concretas. Así, si la obra de Rawls tiene relativamente pocas implicaciones prácticas, la obra de Sen es su contrario. Se trata de una obra que, de alguna forma, puede catalogarse como “activista”, en tanto que implica un llamado a identificar precisamente esas injusticias remediables y a tratar de eliminarlas. Es por ello que Sen escribe que su obra podría ser relevante en las áreas del derecho, la economía y la política, así como tener “cierta pertinencia en las discusiones y decisiones sobre políticas y programas de carácter práctico”. De hecho, Sen va incluso más allá y enumera algunos de los temas y luchas que podrían representar un avance de la justicia: contra la opresión (“como la esclavitud o el sometimiento de las mujeres”), contra la negligencia médica sistemática (“la ausencia de facilidades médicas en regiones de África o Asia o de la falta de cobertura sanitaria universal”), contra la tortura, contra la tolerancia silenciosa del hambre crónica, etcétera.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s