plagios por “famosos escritores”:caso de Javier Pérez Reverte


El plagio de Pérez-Reverte – [Proceso.com.mx] El plagio de Pérez-Reverte
Columba Vértiz de la Fuente

El fallo de la Audiencia Provincial de Madrid que calificó de plagio un guión del best-seller español Arturo Pérez-Reverte es irrevocable y firme, dice María Teresa Forero, perito argentina que documentó el delito, mientras que el demandante Antonio González-Vigil señala que el recurso que interpuso el autor ante el Tribunal Supremo –que aún no ha aceptado debatirlo– no revocará la decisión. Es, pues, un caso cerrado. Ambos explican por primera vez por qué ningún medio los ha buscado –sólo les ha interesado el “influyente” Pérez-Reverte, dicen–, y cuentan los pormenores del asunto.
MÉXICO, D.F., 6 de junio (Proceso).- La argentina María Teresa Forero, perito que comprobó con un análisis de 40 páginas que el afamado y “poderoso” escritor español Arturo Pérez-Reverte sí plagió el guión cinematográfico de su compatriota Antonio González-Vigil, está conforme con la sentencia de la Audiencia Provincial de Madrid, la cual condenó en mayo pasado al autor de la saga Las aventuras del capitán Alatriste a pagar 161 mil euros, según el demandador, y no 80 mil como los medios han informado.
Tres jueces por unanimidad declararon que era copia. Forero, quien estudió la psicología y la función de cada personaje, demostró 87 semejanzas de la película Gitano (2000), dirigida por Manuel Palacios, escrita por Pérez-Reverte y protagonizada por el bailarín Joaquín Cortés y Laetitia Casta, con el texto de cine de González-Vigil para Corazones púrpura.
Los dos, Forero y González-Vigil, hablan por primera vez del caso, el cual abarcó casi 10 años, para Proceso, ya que ningún periodista los ha tomado en cuenta, sólo a Pérez-Reverte.
Autora de cerca de 50 libros de texto y ficción (Ortografía, Saber usar el lenguaje y El callejón de las armaduras, entre otros) y varias obras de teatro, guionista de la pantalla chica, profesora, traductora literaria de francés, italiano y portugués, expresidenta de la rama de televisión de la Sociedad General de Autores de la Argentina (Argentores) y experta en peritaciones judiciales sobre plagios de obras literarias y audiovisuales, Forero, quien recientemente estuvo en México, aclara que no tiene nada personal en contra de Pérez-Reverte:
“No lo conozco, pero me alegra que por una vez la balanza cayera del lado de la justicia porque era muy difícil ganarle al escritor y corresponsal de guerra por los contactos y peso que tiene, y porque no encontraban un perito que fuera contra él.”
Al levantar el teléfono desde España, González-Vigil lo primero que señala es que la condena a Pérez-Reverte no le causó sorpresa:
“Lo sabía desde que empezó el conflicto. Yo lo único que buscaba era encontrar un análisis que los jueces reconocieran porque muchas veces estos pleitos caen en manos de quienes no saben lo que es la propiedad intelectual, y también hay una influencia por parte de Pérez-Reverte en distintos espacios, con los propios juzgados y los propios medios de comunicación, y como tenía la seguridad absoluta de tener la razón, es una satisfacción que se haya reconocido el plagio.”
Por su parte, Pérez-Reverte sólo ha argumentado públicamente que “es clarísimo que alguien me ha hecho una emboscada en la Audiencia” y la “evidente maniobra de chantaje para sacarme dinero con el extraño respaldo de una juez”. González-Vigil envió un comunicado (“llevo muchos años sin hacer comentario alguno sobre este conflicto, pero ante las falsas y malintencionadas declaraciones de Pérez-Reverte me veo obligado a dar respuesta a las mismas”), que revela a Proceso:
“Le recomiendo a Reverte que deje de decir estupideces que faltan al respeto a personas e instituciones y acepte que lo que hay es simplemente un plagio.
“La sentencia emitida por la Audiencia Provincial de Madrid en su sección 28, especializada en propiedad intelectual, está minuciosamente argumentada y ha sido adoptada por unanimidad de sus tres magistrados, siendo vocal María Ángeles Rodríguez Alique. Por tanto, Reverte miente al decir que ha sido emitida por una juez.”
Aclara:
“Lo único que pretendí era que me pagara el guión, un trabajo mío, nada más, era menos de lo que le va acostar ahora pagar a los abogados, simplemente era eso, que se me diera lo justo por mi labor, ya que lo habían utilizado para hacer un largometraje. Hubiéramos evitado todo este problema, esta discordia.”
No obstante, ha retado a Pérez-Reverte a un debate público “con el fin de clarificar el asunto para quienes aún tengan dudas” y no ha tenido contestación, ni los medios han seguido dicha propuesta.

Complejo pleito

Forero cuenta que González-Vigil entregó hacia 1995-1996 un guión a una productora de cine, donde la persona que se lo recibió “tuvo la astucia de darle un papel que recibía de González-Vigil el libreto para ser entregado en mano al dueño de esa empresa, con firma y fecha”. A los dos o tres meses pasó el cineasta por la productora y le dijeron: “Tu guión no les gustó”. Buscó entonces hacerlo por otro lado, “pero se entera que la productora iniciaba una película con Pérez-Reverte que se llamaba Gitano, su relato era de una gitana, y pensó: ‘Se dice que Pérez-Reverte alguna vez plagió, ¿me habrá copiado?’”. Sigue la especialista: “No sé cómo González-Vigil consiguió el libreto de Gitano, y cuando lo leyó, se cayó de espaldas porque era lo mismo, y empezó a buscar quién podía ser perito en un juicio.”
Recuerda que como escritora de televisión durante mucho tiempo y presidenta de la rama de televisión de Argentores, hace casi cinco años llegó a la junta directiva el pedido de González-Vigil de si se le podía recomendar algún perito porque quería iniciar un juicio de plagio:
“Como yo había hecho varias pericias, me designaron. González-Vigil viajó a Buenos Aires, me entregó su guión y el de Pérez-Reverte, no había visto la película que se estrenó en el 2000. Le dije como a todo el mundo cuando empiezo una pericia: ‘Primero los leo para ver si vale la pena iniciar un juicio’. ¡Y sí valía la pena, era un plagio terrible, terrible!, la misma historia, un gitano que fue a parar a la cárcel por una trampa que le hizo una mujer de otro clan gitano y el amante de ésta, quien era un representante de músicos gitanos.
“La película empieza cuando él sale de la cárcel y su clan le pide venganza. La primera noche él busca una prostituta, se la lleva a su casa, pero dos policías muy corruptos y cocainómanos reciben dinero del representante para meterlo otra vez a la cárcel porque le tienen miedo. En sus andanzas por distintos lugares, el gitano se encuentra con una muchacha, se enamoran, la gitana más vieja le dice que no pueden ser nada porque es su hija, no lo puede creer y le pregunta a la gitana joven, quien le cuenta que la vieja no es su mamá, sino su tía. La muchacha quiere triunfar como cantante. La cinta termina con que ella está recibiendo un aplauso tremendo en un gran auditorio y él tiene una mochila al hombro, camina, y no sabemos a dónde va, final abierto.”
Ahora resume la trama de Pérez-Reverte:
“Es un hombre que estuvo preso dos años, por una trampa que le hicieron un amante y no un representante sino un promotor de una disquera. Dos policías corruptos y cocainómanos lo persiguen para meterlo preso porque el de la disquera les paga, se reencuentra en uno de sus recorridos por lugares gitanos con una muchacha que ya había conocido, muy bobita, que es hermana menor de la gitana vieja. El filme termina cuando la muchacha triunfa en un auditorio y él tiene la mochila hacia el eje y no sabemos para dónde va.”
Además, en el guión de Corazones púrpura, cuenta, uno de los clanes de gitanos tenían una casa grande donde había “un mercado de pulgas, cosas para vender, y en Gitano tenían un gran lugar de antigüedades, sólo lo subió de categoría”. Pero todo era lo mismo:
“La psicología de los personajes era igual, las locaciones eran similares, la estética igual. Las dos protagonistas se llamaban Lola.”
Le comentó a González-Vigil: “Esto es plagio, de acá a China”.
–¿Le preguntó a González-Vigil porqué no había pedido un perito español?
–Sí. Había una opinión de la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE), ‘que eran parecidos los guiones de género’, ¡claro!, Pérez -Reverte es poco menos que el dueño de la SGAE. Otras pericias me llegaron a través de un estudio muy afamado, especializado en propiedad intelectual, de Carlos Villalba y Delia Lipzyc. Ellos me contaron que en España no había tradición de este tipo de juicios, pero además, de los pocos peritos que había en ese país, ninguno se animaba a ponerse en contra de Pérez-Reverte porque él tenía todo el apoyo de la prensa por haber sido corresponsal de guerra y todo el apoyo político, además es miembro de la Real Academia Española, entonces nadie quería meterse con Pérez-Reverte y yo dije, a mí Pérez-Reverte qué me va a hacer.”
Primero se efectuó una audiencia en 2008 en el Juzgado de lo Mercantil, pero estuvo a favor de Pérez-Reverte porque el juez no era especialista en propiedad intelectual. La Audiencia Provincial se efectuó hace un poco más de dos meses:
“Se le da unos días al acusado para presentar algún recurso. Pérez-Reverte dijo que era una jueza la que había fallado basándose en una desconocida argentina y en un jugador de ruleta, un segundo perito, quien es catedrático de la Complutense en estadística. Enseguida, Pérez-Reverte quiso levantar un juicio por difamación a González-Vigil y a tres revistas chicas que publicaron que debía pagar 80 mil euros por plagio, y esas publicaciones argumentaron que no tenían por qué ocultarlo porque era una noticia muy importante.”
–En el juicio de 2008, ¿qué dijo el juez?
–No entendió nada y no me trataron muy bien en esa audiencia; el abogado de Pérez-Reverte (a éste nunca lo conocí ni tuve contacto con él) me dijo que cómo me atrevía siendo argentina a opinar sobre una película de ambiente gitano, y creo que le contesté: “De la misma manera que los alemanes se especializaron en la obra de Homero y fueron los mejores, y de la Grecia de la Iliada nadie sabe nada, ¿por qué no?”.
“Ese juez expresó que se fijaba en las diferencias y no en las similitudes, cuando en propiedad intelectual, en plagio, hay que fijarse en las similitudes, no en las diferencias.”
Atrae la atención de que en los dos guiones hay una frase tomada de los evangelios: “Mi reino no es de este mundo”. Y detalla que se dice en la misma escena y en las mismas circunstancias, “es una oración que la puede poner cualquiera, pero destaqué que la escena era la misma.”
–¿Pérez-Reverte puede revocar el resultado del juicio?
–No, es sentencia firme.
Forero ha leído mucho de historia de la propiedad intelectual en general y rememora que la SISAC de Francia, creada desde finales del siglo XIX, a la cual están asociados distintos países de occidente, como Argentina, España y México, es muy clara en todo lo que respecta a propiedad intelectual:
“Distingue dos tipos de plagio, el inteligente y el burdo. Empiezo por el burdo. Es la copia total, quizá cambian algunas cosas pequeñas, como que si el protagonista es ingeniero y hace casas para clase media, el que lo plagia lo hace arquitecto. En el plagio inteligente se mantiene la esencia de la obra y se cambia todo.”
Ejemplifica:
“Hubo una película estadunidense en la que un vaquero, de padre y madre desconocidos, recorre a caballo el lejano Oeste, llega a un pueblo y un viejo lo trata mal, pelean y el joven mata al viejo, sigue su recorrido, llega a otros pueblo, se mete en un salón, atrás del mostrador está la cantinera que le lleva quince años de edad, se enamoran, se casan y tienen varios hijos; como él es muy bueno, muy leal, lo nombran sheriff, y le piden que investigue quién mató al marido de la cantinera.
“Empieza a investigar. El marido de la cantinera era su papá. Él se había casado con su madre, es Edipo rey, mantiene la esencia, pero cambio todo lo de alrededor, no es plagio porque Sófocles no tiene setenta años de muerto, pero si Sófocles viviera sería plagio inteligente.”
A decir suyo, Pérez-Reverte hizo el plagio burdo.

El cineasta

Pérez-Reverte explicó en conferencia de prensa que “a nadie con buena fe le cabe en la cabeza que con mi vida y mi carrera profesional yo necesitara copiar una historia de alguien a quien no conocía y sigo sin conocer, y decir que hay plagio porque en un guión aparecen gitanos, droga, música flamenca y venganzas es como exponer que en una del Oeste hay plagio porque salen un sheriff, bandidos, indios y una chica del salón”.
Arguye González-Vigil: “El que no necesite copiar no excluye que no lo haya hecho, y que yo sea o no conocido no es un eximente, lo grotesco hubiera sido plagiar a Almodóvar. Si acaso pone de manifiesto una actuación cobarde ya que deja entrever que estima su popularidad como arma ofensiva, ¿por ser el ‘Pérez de España’ te crees que las leyes no van contigo?”
–Al conocer el plagio, ¿daba crédito que un escritor tan conocido en el mundo pudiera hacer eso?
–Siempre he pensado y lo sigo pensando, a él también lo han engañado, pero él dice que es el responsable único, yo no sé si es la soberbia de él, pero desde el principio ha asumido esa responsabilidad, o la prepotencia de que asumiendo él esto se iba a resolver. Lo primero que hice al ver el plagio fue ponerme en contacto con Pérez-Reverte para decirle: “Supongo que te han engañado, alguien te pasó un trabajo para que corrijas y te pidieron que lo firmaras”. En un principio no desmintió está posibilidad, lo que me dijo es que hablara con el productor para resolverlo, y éste me contestó con una frase lapidaria: “Cada palo que aguante su vela”. Y a partir de ese momento fue cuando Pérez-Reverte cambió su actitud y se puso muy agresivo conmigo, de que lo quería chantajear, en fin, cuando lo único que quise era evitar este problema, que no hubiera transcendido públicamente.
Se queja de los medios informativos:
“Algunos periodistas importantes me han dicho que tienen vetado el tema en su medio, se debe a qué Pérez-Reverte tiene grandes influencias, vende muchos libros, está traducido en no sé cuántos idiomas, hay un imperio económico y lo protegen. Eres la única periodista que me ha buscado para que le dé mi opinión.”
–¿Fue difícil por lo que es Pérez-Reverte hacer una demanda en España?
–No, una demanda la puede hacer cualquiera, el problema es que luego hay influencias, presiones donde interviene el ser humano, siempre hay intereses, en fin, pero había argumentos para hacer la demanda, y se hizo, y es verdad que fue difícil que prosperara ante las presiones y los intereses creados.
–¿Cómo vio el análisis de la perito Forero?
–Técnicamente es muy bueno y muy completo. Utiliza un método y hace un análisis muy exhaustivo comparativo entre los dos guiones, y sin embargo la SGAE resuelve en dos hojas opinando que se trata simplemente de coincidencia de género sin analizar ningún tipo de método, y la perito hizo cuarenta hojas. Es una vergüenza la manera en que la Sociedad ha protegido al narrador, es algo demencial. También hubo más análisis, uno de la Asociación de Guionistas Profesionales de España en donde decían claramente que había plagio. Intervinieron once peritos, de los cuales sólo dos de la SGAE han dicho que no reconocen la existencia de plagio.
Ahora Pérez-Reverte, platica el cineasta, interpuso un recurso ante el Tribunal Supremo y todavía no hay noticia de que haya sido aceptado para ser debatido:
“Sea cual sea la resolución, no afecta la sentencia de la audiencia.”
–¿Todavía no le pagan los 80 mil euros?
–Es otra cosa que inexplicablemente los medios de comunicación en España han dicho mal, la verdad estoy sorprendido de lo malo que son y lo mal que han llevado este asunto. La sentencia no lo condena a 80 mil euros, sino a 161 mil euros.
–¿De ese dinero no ha recibido nada?
–No, porque estoy esperando que el Tribunal Supremo se pronuncie si acepta el recurso o no. En cualquiera de los dos casos, a partir de ese momento yo tengo que hacer una petición de que se haga efectivo el dinero y no tiene por qué haber problema, puede ser un plazo de un mes más o menos.
–Ya han surgido varias acusaciones contra Pérez-Reverte de plagio, ¿verdad?
–Hay muchos rumores de bastantes casos, pero no puedo asegurar nada porque no tengo conocimiento al 100% de ellos.
El año pasado, un blog (eumanismo.eu), denuncia que el cuento “El pequeño hoplita”, de Pérez-Reverte, es un plagio del filme estadunidense 300, de Zack Snyder. Se puede ver en los enlaces http://eumanismo.blogspot.com/2010/05perez-reverte-300-cuento–plagio-html y http://bloglibros.com/perez-reverte-plagia-300-la-pelicula/.
–¿El productor de Gitano no fue sancionado? –se le pregunta a González-Vigil.
–Sinceramente creo que el productor no tiene la culpa de nada, es un productor muy importante dentro del cine español, él había rodado ya cuatro películas basadas en libros de Pérez-Reverte, incluso una que estaba dirigida por Roman Polanski (El club Dumas). Y un productor, si es consciente de que hay un problema con un guión, no se le ocurre filmarlo. Reverte lo ha trabajado o con alguien, algún negro, pero el productor no, no le compensa, no tiene ese estilo.
Espera que por dignidad Pérez-Reverte “renuncie a la Real Academia Española”.
–¿Usted lo pediría o exigiría?
–De momento no pido nada, pero supongo que forma parte de la lógica.
–¿Cree que haya una buena voluntad del Tribunal Supremo de respetar el fallo de la Audiencia?
–La sentencia está muy bien documentada. Pérez-Reverte trata de enmascarar y confundir siempre diciendo medias verdades o medias mentiras para su defensa ante los medios, ante el público. l

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s