Antonio Gramsci . Odio la indiferencia

Fuente http://www.gramsci.org.ar/

El clero y los intelectuales. ¿Existe un estudio orgánico sobre la historia del clero como clase-casta? Me parece que sería indispensable como condición y orientación para todo el restante estudio de la función de la religión en el desarrollo histórico e intelectual de la humanidad: la precisa situación jurídica y de hecho de la Iglesia y del clero en los distintos períodos y países, sus condiciones y funciones económicas, sus exactas relaciones con las clases dirigentes y con el Estado, etc.
¿Por qué en cierta época la mayoría de los cardenales estuvo compuesta por italianos y los papas siempre fueron elegidos entre italianos? Este hecho tiene cierta importancia en el desarrollo intelectual-nacional italiano y alguien podría ver en ello el origen del Risorgimento [reunificación monárquica italiana, 1861]. Este se debió ciertamente a necesidades internas de defensa y desarrollo de la Iglesia y de su independencia frente a las grandes monarquías extranjeras europeas, pero no por eso queda disminuida su importancia en los reflejos italianos. Si se puede afirmar positivamente que el Risorgimento se inicia con el comienzo de las luchas entre el Estado y la Iglesia, es decir, con la reivindicación de un poder gubernativo puramente laico y por lo tanto con el realismo y el jurisdiccionalismo (de ahí la importancia de Giannone); negativamente es también cierto que las necesidades de defender su independencia llevaron a la Iglesia a buscar en Italia, en forma creciente, la base de su supremacía, y en los italianos el personal de su aparato organizativo.
Esta lucha ha tenido distinto carácter en cada período histórico. En la etapa moderna es una lucha por la hegemonía en la educación popular; éste es el rasgo característico, al cual se subordinan todos los otros. Por lo tanto es la lucha entre dos categorías de intelectuales, lucha por subordinar al clero, en cuanto categoría típica de intelectuales, a las directivas del Estado, es decir, de la clase dominante libertad de enseñanza – organizaciones juveniles – organizaciones femeninas – organizaciones profesionales).
Desde este comienzo se desarrollaron las corrientes neogüelfas [pro papas contra los gibelinos pro germánicos] del Risorgimento a través de las diversas etapas más o menos retrógradas y primitivas (como por ejemplo la del sanfedismo [movimiento antifrancés napolitano, 1799] italiano). Esta nota interesa por eso no sólo a la cuestión de los intelectuales sino también al problema del Risorgimento y al del origen de la Acción Católica “italiana”. En el desarrollo de una clase nacional, junto al proceso de su formación en el terreno económico, se debe tener en cuenta el desarrollo paralelo en los terrenos ideológico, jurídico, religioso, intelectual, filosófico, etc.: se debe decir, antes bien, que no hay desarrollo en el terreno económico sin estos otros desarrollos paralelos. Cada movimiento de la “tesis” pone en movimiento a la “antítesis” y por lo tanto genera “síntesis” parciales y provisorias. El movimiento de nacionalización de la Iglesia en Italia no se ha propuesto sino que se ha impuesto. La Iglesia se nacionalizó en Italia en forma muy distinta que en Francia con el galicanismo, etc. En Italia la Iglesia se nacionalizó según un modo propio “italiano”, porque al mismo tiempo tenía que seguir siendo universal: nacionalizó a su personal dirigente, y éste vio en forma creciente el aspecto nacional de la función histórica de Italia como sede del papado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s