Exposición de motivos en favor del partido de Evo Morales, del pueblo boliviano, por parte dela revista estadounidense NACLA, de la izquierda intelectual de ese país de Norte América

FUENTE, Y PARA LEER EL ORIGINAL EN INGLÉS: https://nacla.org/news/2019/11/13/nacla-statement-coup-bolivia-solidarity-bolivians-resisting-military-intervention
Declaración de NACLA sobre el golpe de estado en Bolivia: en solidaridad con la resistencia a la intervención militar y la violencia de derecha

(NOTA de INTROFILOSOFIA: Esta es una traducción vía google translate)


la si-hala andina , de Bolivia:. Existen variantes de la wiphala. La más extendida es la usada en la actualidad como símbolo étnico del pueblo aimara, la cual fue reconocida como símbolo del Estado Boliviano por la Constitución de 2008.

En la tarde del 10 de noviembre de 2019, el presidente boliviano Evo Morales anunció que renunciaría. La renuncia se produjo en medio de un conflicto en curso que surgió a raíz de las elecciones del 20 de octubre. Evo Morales había declarado la victoria en la primera ronda. La oposición, una amalgama de fuerzas y posiciones políticas, argumentó, aunque sin evidencia clara, que el voto se vio empañado por el fraude. Se produjeron tres semanas de intensos enfrentamientos entre los grupos pro y anti-Evo, con acusaciones mutuas de culpabilidad por la violencia. Un equipo de la OEA completó una auditoría de la votación y anunció el 10 de noviembre que había muchas irregularidades. Sin embargo, no hay evidencia contundente que respalde las acusaciones de fraude mayorista. En la mañana del 10 de noviembre, a raíz de la declaración de la OEA, Morales convocó a nuevas elecciones. Más tarde ese día, con la violencia intensificándose, el alto mando militar hizo una declaración “sugiriendo” que Evo debería renunciar. Algunos sectores de izquierda, indígenas y progresistas en Bolivia, desilusionados con la lenta erosión de las aspiraciones progresistas bajo Evo, también hicieron declaraciones públicas pidiendo a Evo que renunciara, o que considerara hacerlo. El 12 de noviembre, un puñado de legisladores declaró inconstitucionalmente a un senador opositor en ausencia de quórum. Es importante reconocer la multiplicidad de factores que llevaron a la agitación actual, incluido el propio papel del MAS y una historia de errores de cálculo políticos. Sin embargo, el patrón que se desarrolla del revanchismo de derecha, el papel de las fuerzas oligárquicas y los actores externos, y el papel de arbitraje final desempeñado por los militares, sugiere que estamos presenciando un golpe de estado.

Como grupo de pensadores de izquierda, educadores, periodistas, académicos y activistas, escribimos esta carta en solidaridad con el pueblo boliviano. Hacemos un llamado al apoyo continuo de los movimientos sociales progresistas y la resistencia continua contra la violencia revanchista y la represión estatal. Estamos con el pueblo de Bolivia que permanece vigilante contra el surgimiento de las fuerzas políticas neofascistas y el regreso de los regímenes políticos colonialistas, dependientes y racistas del pasado. Rechazamos los esfuerzos de los medios y el gobierno de los EE. UU. Para demonizar al MAS. Al mismo tiempo, reconocemos las limitaciones del MAS como partido político y del sistema político patriarcal y prebendal que no ha podido o no ha querido cambiar. En la actualidad, un desarrollo particularmente preocupante es la amenaza a las vidas de aquellos bolivianos que se resisten al golpe. El regreso de las fuerzas conservadoras de derecha, fusionadas con el simbolismo cristiano evangélico anti-indígena, amenaza con desbaratar los esfuerzos legítimos de muchos ciudadanos bolivianos para pluralizar, democratizar y renovar el sistema de partidos. El uso generalizado de los ataques incendiarios, atribuidos mutuamente a ambos lados, aunque de autoría poco clara, ha creado una atmósfera de miedo, terror y caos sin precedentes que claramente juega con los intereses de la élite reaccionaria. El saqueo de la casa de Evo Morales, la quema de símbolos indígenas como la wiphala y el lenguaje racista y deshumanizante en las redes sociales sugieren tácticas destinadas a destruir absolutamente a Evo y al MAS como una fuerza política viable. Frente a estos desafíos, nos encontramos con aquellos movimientos en Bolivia que buscan rearticular una visión progresista del futuro. Nos oponemos a la restauración del neoliberalismo y la hegemonía del FMI y el Banco Mundial, especialmente porque la lucha por los recursos de gas de Bolivia da paso a una nueva lucha por el futuro del litio de Bolivia. Apoyamos los movimientos antirracistas que resisten el racismo y el fascismo de la derecha. Apoyamos los movimientos de mujeres y LGBTQIA + que han estado luchando por la liberación sexual, por el derecho de las mujeres a elegir, contra las formas patriarcales de gobierno político y por el fin de la impunidad frente a los crecientes niveles de violencia de género y sexual. Apoyamos los movimientos indígenas que buscan restaurar una visión del verdadero plurinacionalismo, la autodeterminación y la autonomía territorial contra la violencia sin restricciones del capital extractivo. Apoyamos a los trabajadores que buscan empleo digno y apoyo estatal ante las condiciones laborales precarias. Apoyamos a los agricultores que trabajan por un futuro no dominado por el capital agroindustrial. Apoyamos a quienes trabajan por un futuro más igualitario y ecológicamente sostenible.Escribimos esta carta en nombre de NACLA (Congreso de América del Norte sobre América Latina) y pedimos a la comunidad internacional que brinde solidaridad y apoyo a la diversidad de los movimientos sociales que existen en Bolivia en este momento histórico. Hacemos un llamado a la comunidad internacional a respetar la soberanía de los movimientos sociales bolivianos. NACLA fue fundada a raíz de la invasión de los Estados Unidos en 1966 a la República Dominicana. NACLA ofrece informes progresivos sobre América Latina a audiencias con sede en los Estados Unidos y tiene una larga historia de resistencia al imperialismo estadounidense en América Latina. -NACLA Consejo Editorial


NACLA | c/o NYU CLACS, 53 WASHINGTON SQ. SOUTH FL. 4W, NEW YORK, NY 10012 | TEL: (212) 992-6965

Copyright NACLA 2014

The North American Congress on Latin America is a 501(c)3 not-for-profit organization.

Robespierre, visto por la poetisa judeo alemana Gertrude Kolmar, asesinada por los nazis. (Reseña de su obra poética al respecto, en francés)

Sujet du poème : Robespierre

AUTOR: par Jean-Luc Tiesset 6 juin 2017

FUENTE https://www.en-attendant-nadeau.fr/2017/06/06/robespierre-gertrud-kolmar/

Cousine de Walter Benjamin, Gertrud Kolmar était une jeune femme cultivée issue de la bourgeoisie juive, qui se sentait parfaitement intégrée à l’Allemagne. Parlant russe et français, elle vécut un temps à Dijon. Elle enseigna, s’occupa d’enfants, mais surtout, elle écrivit. Son œuvre courte, mais forte, à laquelle la guerre et la déportation mirent fin, fut heureusement sauvée du désastre grâce à sa sœur Hilde. Astreinte en 1941 au travail forcé dans une usine berlinoise, elle fut déportée et mourut en mars 1943 à Auschwitz, à moins de cinquante ans. Ce n’est qu’en 1951 que la République fédérale la déclara officiellement décédée.


Gertrud Kolmar, Robespierre, Poésie suivi de Le Portrait de Robespierre. Édition bilingue. Traduit de l’allemand et postfacé par Sibylle Muller, Éd. Circé 22,50 €, 214 p.

Gertrude Kolmar . Fuente de la imagen: https://www.en-attendant-nadeau.fr/2017/06/06/robespierre-gertrud-kolmar/

La publication de ces poèmes et du portrait de Robespierre, écrits au tout début du nazisme, prend un regain d’intérêt dans notre époque où passe furtivement l’ombre des années Trente, quand vacillaient les principes issus de la Révolution. Les interrogations face à un avenir incertain se ressemblent beaucoup, quels que soient l’heure et le lieu … Gertrud Kolmar en tout cas avait en son temps de bonnes raisons de s’inquiéter pour son pays et pour elle-même. Elle sentit très vite que son monde allait être mis à feu et à sang. Est-ce cela qui la conduisit à s’interroger sur une autre période de troubles et de souffrances, la Révolution Française, et plus spécialement la Terreur ? Tandis qu’elle voyait fleurir les dictatures et pressentait le désastre imminent, voulut-elle retrouver, sous les poussières de la carrière, les traces de l’antique Vertu qu’elle croyait logée dans le cœur de Robespierre, guidant sa pensée et son bras ? Elle donne en tout cas une vérité poétique à ces quelques mois qui furent ressentis comme un cataclysme en France et dans le monde.

Même si elle s’est documentée (lisant le français, elle connaissait notamment les ouvrages d’Albert Mathiez), il ne s’agit pas pour Gertrud Kolmar d’entrer dans une querelle d’historiens sur ces temps agités où la jeune République se battait pour sa survie, tout en voulant être un exemple pour les autres peuples. Pour son œil de poète, l’imagerie populaire, même simpliste, vaut autant que les analyses sérieuses, soucieuses d’impartialité et d’objectivité. Elle le dit clairement au début du Portrait de Robespierre : parmi tous les auteurs qu’elle a lus sur le sujet, « les peu crédibles ont autant de valeur que les consciencieux ». Image contre image, elle cherche à contrecarrer celle du tyran sanguinaire, véhiculée depuis si longtemps, qui escamote l’adversaire de l’esclavage, le défenseur des droits de l’Homme, l’admirateur de Rousseau. L’Allemagne n’a guère retenu que la face d’ombre du personnage. Mais la France, dont la capitale a refusé récemment encore de baptiser une rue du nom de Robespierre, ne se montre guère plus généreuse… George Sand, Balzac, Victor Hugo, beaucoup d’autres écrivains ont parlé de lui, parfois pour le louer, souvent pour le condamner. La Société des études robespierristes poursuit son travail depuis plus d’un siècle, mais aujourd’hui encore, la Terreur continue de diviser l’opinion.

Parmi les Conventionnels, membres ou non du Comité de Salut Public, la postérité a fait son choix. Georg Büchner avait déjà imaginé pour la scène, un siècle auparavant, les dernières heures de Danton et de ses compagnons. Dans ses poèmes, Gertrud Kolmar dresse à Robespierre le monument que la France ne lui élève que de mauvaise grâce, quand elle le fait, reculant devant le sang versé : « Je veux t’arracher, de mes griffes te tirer / Hors des désordres, hors du passé ». C’est en glissant son regard dans les lacunes et le flou d’une biographie que le poète trouve son mot à dire, là où bien des « faits » racontés depuis des siècles sont tout sauf avérés. Force est de constater qu’on ne connaît pas grand-chose de l’homme qui joua un rôle bref, mais déterminant dans notre histoire nationale, hormis les textes de ses discours parvenus jusqu’à nous. Son caractère, son quotidien, ses amours, et même son aspect physique sont controversés, jusqu’à la couleur de ses yeux ou de ses cheveux. Les portraits ne sont pas fiables, les témoignages divergent.

Les citations choisies pour l’épigraphe ne laissent aucun doute sur ce qui va suivre. On y trouve, voisinant avec trois textes du prophète Esaïe, cette confidence de Robespierre : « Ôtez-moi ma conscience, je suis le plus malheureux de tous les hommes. » De fait, le recueil a les accents d’un évangile dans lequel le Juste, Robespierre, prend une dimension toute messianique. Comme si les flots de sang versés étaient un mal nécessaire pour purifier la terre de ses démons, dans l’attente de la révélation d’un monde neuf et heureux : l’Apocalypse, telle qu’on la voit par exemple magnifiquement illustrée dans les tapisseries exposées au château d’Angers. Mais c’est au prix du sacrifice du Juste, comme le suggère le texte d’Esaïe : « Il n’avait ni beauté, ni éclat pour attirer nos regards, et son aspect n’avait rien pour nous plaire. On a mis son sépulcre parmi les méchants. »

Gertrud Kolmar, Robespierre, Circé
Fuente de la imagen : http://www.en-attendant-nadeau.fr/wp-content/uploads/2015/12/simon_une.jpg

Gertrud Kolmar

« Du mehr als Mensch », « Toi plus qu’un homme » : la figure de Robespierre, dans le poème, évoque celle de Jésus parmi ses disciples, et le recueil entre en résonance avec l’image véhiculée par la Bible. De son enfance et sa jeunesse, Gertrud Kolmar retient quelques détails symboliques, signes d’un destin pour lequel il semble avoir été choisi (par exemple, le compliment fait au roi par l’élève boursier du lycée Louis-le-Grand). Elle le fait avancer dans les pas du Christ : comme lui il connaît le doute, la peur, le reniement, les affres de la Passion ; et les insultes, les quolibets sur le chemin de l’échafaud, son Golgotha … Ils ne furent pas nombreux à le pleurer. Mais en invoquant sa dépouille, Gertrud Kolmar, convaincue que « Robespierre et les siens voulaient arracher Dieu à l’Église », croit surtout à la résurrection de ses idées.

Car la parabole relève évidemment de la poésie plus que de la religion, même si Gertrud Kolmar s’est par ailleurs intéressée de près à Catherine Théot, étrange personnage dont les prophéties, manipulées par les ennemis de Robespierre, tendirent à ridiculiser ce dernier dans le rôle du Messie… Si elle emprunte au sacré, c’est parce qu’elle adopte volontairement le ton et la forme qui conviennent en des temps apocalyptiques – l’extermination des Juifs d’Europe ne sera-t-elle pas, elle aussi, désignée après-coup en des termes religieux quand on parlera de Shoah ou d’Holocauste ?

Les poèmes jouent sur différents registres, hymnes ou ballades où se mêlent des strophes plus intimistes. Entre tendresse et cruauté, le lyrisme est tantôt élégiaque, tantôt incantatoire, mais toujours visionnaire, avec des images et des métaphores puissantes, hautes en couleurs, saisissantes. Ainsi voit-elle tomber, par exemple, la nuit de Thermidor, la dernière de Robespierre : « La ténèbre était tapie, lourde, étouffante, cette sorcière, / Couvant la ville dans les brouillards lascifs ; / Le nuage se traînait lourdement, lézard gris, / Et sur les arbres pas une feuille ne vibrait » (« Das Düster hockte stumpf und schwül, die Hexe, / In geilen Dünsten brütend ob der Stadt ; / Die Wolke kröchelte, die graue Echse, / Und an den Bäumen flirrte nicht ein Blatt »). Semblant faire corps avec son poème, Gertrud Kolmar entraîne quelquefois le lecteur dans un univers halluciné, chaotique, un nouveau crépuscule des dieux. Des hommes sont au supplice, des bêtes immondes paraissent, dans un entrelacs de symboles réalistes. « Mais le Pur vit dans le feu » : quand la violence s’apaise, on voit émerger la figure du rédempteur, prêt au sacrifice suprême. On songe parfois à Nelly Sachs, à Trakl devant Grodek, à Georg Heym, à bien d’autres encore. Mais le lyrisme de Gertrud Kolmar n’appartient qu’à elle, nourrie de toutes ses lectures. Portée par les courants de son époque, elle ne se laisse jamais emporter.

La fin de Robespierre est prétexte à parler de sa propre fin, et le dernier poème, Nécrologie, empreint de gravité et de mélancolie, résonne comme un adieu de la poétesse aux vivants : « Et je vous ai portés sur ce visage ; / Ce fut le faible miroir qui vous captura, / Qui fut jeté à terre, aveuglé et brisé. / Oh moi. Que suis-je pour votre éternité, / Sinon un regard, un grain de sable qui s’écoule, infime ? » La mort seule est grande, disait Bossuet …

Considérer la poésie comme un art difficile, réservé à quelques amateurs, est un préjugé dommageable à la réception de livres comme celui-ci. Et comme il touche à notre Panthéon national, il mériterait pourtant un large public ! Le travail de la traductrice pour aider à la compréhension est donc particulièrement méritant, car elle nous fournit avec cette édition bilingue le moyen d’ouvrir les poèmes à tous, tout en réservant à ceux qui connaissent l’allemand le plaisir du texte original avec sa musique, son rythme, ses couleurs. Ce scrupule était naturellement inutile pour le texte en prose consacré au portrait de Robespierre, fort intéressant lui aussi pour compléter l’approche purement poétique du personnage.

Ce n’est décidément pas un hasard si cet hommage à Robespierre et à la Révolution a été écrit par une Juive allemande en des temps où les libertés fondamentales allaient sombrer, non seulement en Allemagne mais aussi en Europe. Mais où des hommes courageux aussi allaient se lever pour combattre au prix de leur vie le pouvoir des nouveaux tyrans. Ce qui nous touche surtout, au-delà de l’aspect historique, c’est la force du lyrisme de Gertrud Kolmar, la charge visionnaire de certains vers qui donnent la troublante impression qu’elle eut la prémonition du sort qu’on lui réservait : « Le souvenir et la torture du feu dans le four qui me calcina / Faisant de moi une pierre rêche / Persécution : jet de pierres, bûcher, échafaud ; / Je n’ai rien d’autre que cela. Ces meurtres / Qui arrachèrent à mes ancêtres leurs membres sans force » (« Erinnerung und Qual der Herdglut, die mich sott / Daß ich zu sprödem Stein geworden, / Verfolgung : Schleuderwurf und Holzstoß und Schafott ; / Ich habe nichts als dies. Dies Morden, / Das meinen Ahnen so die schwachen Glieder riß »).

Jean-Luc Tiesset

Caso de negligencia médica y cómo se desarrolla , en México. Libro El rostro de la negligencia, escrito por una víctima, la periodista Alicia Herrera Blanno

Alicia después de la negligencia médica
¿Eres tú la siguiente?
Víctima de incompetencia médica: Alicia Herrera exige solución “justa y moral” al IMSS y a la CFELa CNDH emitió recomendación a su favor: ella no había recibido la respuesta

El instituto ofreció 24 mil 46 pesos con 20 centavos de indemnización

Ganó a CFE el litigio en la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje

antes de la operación
Después de la operación
AUTORA : Elena Gallegos
FUENTE https://www.jornada.com.mx/1999/11/01/alicia.htm
Alicia Herrera Blanno habita un minúsculo departamento en una Unidad Habitacional del norte de la ciudad. Tiene dos hijos, María Fernanda y René, y durante algún tiempo fue una reportera de éxito. Vivió con intensidad -cuenta ahora- “la fascinante locura de ser mujer y periodista”. Pero la maternidad y los apuros económicos la llevaron a desempeñar su profesión del otro lado de la mesa: el de las oficinas de prensa. 
Y aunque siguió reporteando, primero para confeccionar los boletines informativos de la Cámara de Diputados y más tarde para la Unidad de Comunicación de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), no dejó de soñar nunca con el regreso a las largas jornadas de cobertura, a las prisas por entregar “la nota” a tiempo, al desafío de hacer la mejor entrevista a la figura en turno, a la cotidiana pelea por la primicia.
El 19 de septiembre de 1995 todo cambió para ella. De pronto, se convirtió en protagonista de una accidentada historia en la que ya no puede haber “final feliz”. Su caso quedó registrado en un voluminoso expediente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), organismo que dictó a su favor, el pasado mes de julio, la recomendación 47/99 detallada en 87 cuartillas.
Alicia ha pasado los últimos cuatro años entre médicos y abogados. De acuerdo con su estado físico actual, su narración y la reconstrucción hecha por la CNDH, Alicia fue víctima de la impericia de una odontóloga y una farragosa trama de contradicciones en el diagnóstico, omisiones en su historial clínico, olvidos y mentiras, montada por jefes y compañeros de la doctora Yolanda Córdoba Sentíes, quienes “faltos de ética” se preocuparon más por “encubrirla” que por reparar los daños que causó. 
Un dolor de muelas -aparentemente inocuo-marcó el principio. Alicia acudió a la clínica número 24 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS). La canalizaron con la doctora Córdoba Sentíes, quien después de observar las radiografías que ella misma mandó tomar, determinó que procedía la extracción del “tercer molar inferior izquierdo”.
Y lo que pudo haber sido una intervención de rutina para alguien diestro, se complicó a tal grado que Alicia no volverá nunca a tener una vida normal. La aplicación de la anestesia -cuatro cartuchos-fue incorrecta. Desesperada al no poder extraer la muela ni mitigar el dolor, la especialista procedió a “romper” la pieza para sacársela “a pedacitos” y en tal maniobra le causó una fractura que afectó el nervio trigémino, con graves consecuencias.
El diagnóstico de los peritos tanto del IMSS como de la CNDH estableció que Alicia sufre: parálisis y deformaciones en la parte izquierda del rostro, contracción muscular, lenguaje limitado y en bajo volumen, dolores intensos, tensión emocional, mareos, discriminación alterada de los sabores de los alimentos. Esto es, las secuelas neurológicas ocasionadas son considerables por lo que su estado de salud se clasificó como “grave”.
Desde septiembre de 95, todo ha sido para ella una pesadilla. Su salud va en detrimento. Para sobrellevarla ha tenido que ingerir antibióticos, analgésicos, antinflamatorios, tranquilizantes, esteroides y fármacos de efectos antineuríticos, anticonvulsionantes y antidepresivos. Nada mitiga las dolencias ni puede incidir en la mejora de sus condiciones físicas. La lesión parece ser irreversible.
A pesar de ello, su caso ha ido de irregularidad en irregularidad hasta sumar tantas que la CNDH determinó que la misma Coordinación General de Atención y Orientación al Derechohabiente del IMSS “no demostró la voluntad necesaria ni la sensibilidad que el asunto” requería para su solución “justa e imparcial” y, por el contrario, “se percibió una actitud de protección hacia los servidores públicos que laboran en el IMSS, cuando su obligación consiste en atender a los derechohabientes”.
Los funcionarios y médicos involucrados -16 en total- infringieron lo estipulado tanto en la Ley Federal de Responsabilidades de los Servidores Públicos como en las Normas Técnicas de la Secretaría de Salud, pero lo que es peor aún, se acreditó la violación a los derechos humanos de la paciente, fundamentalmente a su derecho a la salud, según estableció la CNDH.
Cuando todo comenzó, funcionarios y médicos hicieron hasta lo imposible por cerrar su expediente. “Yo preferí no callarme”, dice Alicia y hace un interminable relato de lo que ha padecido, situación que la CNDH investigó durante más de dos años antes de emitir su fallo.
La Comisión se encontró, entre otras muchas anomalías, con doctores que confundieron “la terminología médico-odontológica”; con funcionarios que hicieron malabares para que prescribiera el término que la ley establece para aplicar sanciones y con cirujanos maxilofaciales que se equivocaron rotundamente en los diagnósticos iniciales, ya que al no percatarse que el trigémino había sido afectado, determinaron que las deformaciones y dolores que registraba la paciente eran sólo producto de una inflamación en la encía que tardaría, cuando mucho, seis meses en ceder.
Tan lo creían así -o fingían hacerlo puesto que llegaron a asentar en las hojas clínicas que la paciente registraba síntomas de recuperación, mismos que hasta la fecha, cuatro años después, no se han presentado– que la dieron de alta y la regresaron a trabajar. Pero en la Oficina de Prensa de la CFE se dieron cuenta de inmediato del precario estado de salud de Alicia. Luego los médicos del IMSS tuvieron que recular.
En la angustia, Alicia tocó todas las puertas. Entre ellas, la de la Comisión Nacional de arbitraje médico. El de Alicia, fue uno de los primeros expedientes en su haber. La actuación de ésta -como quedó asentado en la recomendación de la CNDH- se concretó a sentar a las dos partes (paciente y representantes del IMSS).
El Instituto aceptó su responsabilidad y ofreció como indemnización, para dar como “definitivamente concluido” el asunto, la cantidad de 24 mil 46 pesos con 20 centavos lo que, según ellos, le correspondía de acuerdo a la Ley Federal del Trabajo. Sólo eso.
Pero Alicia no aceptó “ni mi rostro, ni mi salud, ni mi estabilidad tienen precio… me dañaron para siempre. No dejé que compraran mi silencio”.
Además, el IMSS le comunicó que había tres tipos de cirugías que a lo mejor le ayudarían. Le aclaró que dos de ellas no podían ser practicadas en sus instalaciones. La opción terapéutica que quedaba (descomprensión vascular del trigémino) no garantizaba ningún resultado y sí, en cambio, ponía en riesgo su vida. Ella no la aceptó. La CNDH por su parte consideró que en todo caso la institución debería hacerse cargo de su tratamiento en otros hospitales, del país o del extranjero.
A la vuelta de tantos años de pelea, de poco le ha valido la recomendación de la CNDH puesto que el IMSS ha reiterado sus ofrecimientos, mismos que ella rechaza puesto que no le resuelven el problema. De poco le sirve también que la Junta Especial número 5 de la Federal de Conciliación y Arbitraje haya dictado sentencia en su favor puesto que ésta sólo contempla que se le proporcione un 60 por ciento del salario que percibía hace cuatro años y que fue reducido a 76 pesos diarios.
Esto es, Alicia quedaría pensionada como secretaria del más bajo nivel en las categorías contractuales de la CFE y no como reportera, labor que desempeñaba. Hasta eso terminó perdiendo.
Su caso pone en evidencia la endeble protección que la estructura legal proporciona a quienes tienen la mala suerte de caer en manos de médicos incapaces, imprudentes y negligentes -de acuerdo con los adjetivos que utilizó la CNDH en su largo escrito–. Y el de ella, es sólo un número más en los gruesos expedientes que sobre esta materia se acumulan.
Alicia sigue en espera de una propuesta “justa y moral” por parte del IMSS y de la CFE. Por lo pronto, también interpuso una demanda civil ante el Juzgado Vigésimo Primero en el Distrito Federal. El problema ha sido encontrar neurólogos reconocidos que acepten hacer el peritaje que pruebe lo sucedido.
“Me he topado con que la mayoría siente temor de entrar en disputas con el Seguro y aquí me tienes todavía con la esperanza de que algo ocurra… pero pienso que ya sólo un milagro… ha pasado tanto tiempo y mírame cada día peor. ¿No soy yo la mejor prueba de lo que hicieron? ¿qué más quieren de mi si ya me lo quitaron todo?”, termina Alicia mientras cierra el folder donde guarda la minuciosa investigación que la CNDH hizo de su caso.
 
Alicia antes de la negligencia médica

NOTA de Introfilosofia:

Si está interesado en conocer más a fondo el caso de esta serie de injusticias e intentos de sustraerse a sus responsabilidades legales y civiles, por parte de los responsables de la negligencia y su intento de no reparar la misma, puede leer este documento de la Comisión Nacional de derechos Humanos de México en pdf pinchando en el enlace siguiente https://www.cndh.org.mx/sites/all/doc/Recomendaciones/1999/Rec_1999_047.pdf


Revista Zocalo

Inicio

Alicia Herrera Fundación Hipócrates

Revista Zócalo Creado: 10 Diciembre 2010 Visto: 2898

Ante la solidaria presencia de Elena Poniatowska, resonó nuevamente, en voz de Alicia Herrera Blanno, la exigencia de justicia para decenas de miles de personas que, como ella, han sido víctimas de negligencia médica en todo el país. La impotencia incubada en la injusticia llevó a Herrera Blanno a concebir Fundación Hipócrates, A.C. (FH), organización no gubernamental que abandera desde el 4 de noviembre pasado, porque la vida humana no tiene precio. Es la causa de cerca de 500 mil personas que cada año sufren daños por negligencia médica y que, en el peor de los casos, mueren víctimas de tales atropellos sin que autoridad alguna lo prevenga. No estamos dispuestos a continuar por el camino del ocultamiento, la corrupción y la injusticia que ocurren alrededor de esa negligencia. Ante el silencio de las autoridades, daremos a las víctimas ayuda legal, médica y psicológica gratuita, anunció Alicia, presidenta y fundadora de FH, y a quien hace 15 años una sola consulta con la odontóloga Yolanda Sentes Córdoba, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), le dejó daño neurológico, parálisis facial, insensibilidad en el rostro y numerosas secuelas en el cuerpo.

De ese dolor nació el gran reto de proporcionar ayuda a quienes les han sido violados sus derechos a la salud. Conocida por la opinión pública como La Señora de la Muela, Alicia Herrera, periodista de profesión, tituló su libro El rostro de la negligencia, prohibido para las autoridades mexicanas por ser el primero que pone nombre y cara a las irregularidades del sistema político mexicano, dijo Poniatowska durante la presentación de la novel agrupación. Fundación Hipócrates aclara que no está en contra de quienes ejercen y dignifican la profesión médica con ética, conocimiento y respeto al paciente, pero establece la diferencia entre éstos y los médicos incompetentes que constituyen un tumor maligno que se multiplica minuto a minuto sin que se le prevenga o se le de tratamiento. Estudios de diversas instituciones educativas advierten que hay más muertes por negligencia médica que por cáncer de mama, accidentes automovilísticos o Sida juntos, advierte Herrera, y pone en relieve que, desafortunadamente, un número incalculable de pusimos médicos se cubren entre si­, mientras llevan al paciente al verdadero infierno por un diagnóstico equivocado, el olvido de material quirúrgico dentro del cuerpo, cirugías mal practicadas, lesiones innecesarias e incluso la muerte.

A esto se agrega el proteccionismo gubernamental que nunca reconoce sus errores y prefiere pagar sumas millonarias a las víctimas que se atreven a reclamar sus derechos, en vez de invertir en capacitación del personal médico y proveer a los ciudadanos de medicamentos y estudios oportunos que permitan evitar la negligencia médica, añadió la periodista. Nuestro plan de trabajo, adelantó, incluye la defensa del paciente, pero también combatir los abusos contra los médicos de las instituciones de salud; pugnar para que las enfermeras tengan los insumos necesarios que permitan ejercer con dignidad su profesión así­ como promover la modificación de los planes de estudio de las universidades para fortalecer la ética profesional y el sentido humanitario. En su oportunidad, Poniatowska comentó: Con su tenacidad, Alicia, demuestra el lado humano del grupo que participa en la fundación, el cual lograr salir airoso en sus metas. Deseó que la organización constituya un parteaguas que corrija y prevenga la nefasta negligencia médica. Carlos Monsiváis también acompañó esta iniciativa y envió un texto a la presentación de FH: La multiplicación de los casos de negligencia médica y de maltrato a los pacientes obliga a una respuesta social que quebrante la impunidad y el cinismo institucionales ante casos probados de ineptitud criminal o de errores costosísimos.

Cultura de la denuncia

La presidenta de la fundación agregará: No son inusitadas las muertes por error; lo inhumano es la manera en que se cubre el error y, como es costumbre, se culpabiliza a la víctima. Por la cultura de la denuncia y el respeto a los derechos humanos, es el lema de FH. Elena, Monsi y Alicia se declararon a favor de promover y reforzar esa cultura. Denunciar es una obligación cívica porque los actos con repercusiones graves o mortales no admiten encubrimiento, sostuvo en su escrito Monsiváis. Alicia exhortó a la ciudadanía a denunciar las corruptelas que afecten la salud en cualquier ámbito de la vida. Es necesario dejar la apatía o abandonarse al ya para que si la denuncia no me devolver a mi ser querido.

Esa actitud nos ha llevado a extremos inaceptables ante manos incapaces, falta de sensibilidad y apatía. Toda persona merece ser tratada con dignidad y respeto, porque no somos un número ni un expediente, somos seres humanos y merecemos trato digno. En la mala práctica médica son violados no sólo los derechos humanos de los pacientes, sino también los de sus familiares. Así­ lo estableció la recomendación que hizo entonces en mi caso la Comisión Nacional de Derechos Humanos. Además, la Comisión Nacional de Arbitraje Médico se inspiró en mi tragedia para elaborar la Carta de los derechos de los pacientes, refirió Herrera Blanno. Alicia Herrera reitera su insistente llamado a Felipe Calderón para que la reciba y le exponga los reclamos de las víctimas que representa.

Y también para proponerle la desaparición de la Cenadme, que desde su fundación en 1996, asegura, ha fracasado rotundamente en su razón de ser, de arbitrar entre víctima y victimario y es una tapadera de los médicos irresponsables. Fui el caso número uno de esa institución, recuerda. Fue tal la incompetencia de la Cenadme que aceptó la ausencia de los representantes del IMSS cuando me ofrecieron 22 mil pesos por el daño permanente que me provocaron. Fundación Hipócrates, A.C. trabaja sin fondos públicos, y opera con donaciones y trabajo altruista de médicos, abogados y psicólogos. Luego de leer el libro de Herrera, la empresaria Rosa Pérez se solidarizó con esa causa. Norma Sotomayor, quien por negligencia médica perdió a su hijo Cuauhtémoc, cedió un local a la fundación para que ahí­ opere, en calzada de Tlalpan 1807. Teléfonos: 56-89-28-66 y 53-36-16-37. Donaciones: 371-7937898 de Banamex, a nombre de Fundación Hipócrates, A.C. Powered By T3 Framework

Sobre la cuestión de la eutanasia.Una exposición desde el Materialismo Filosófico. Video de Gustavo Bueno

Un análisis del concepto de eutanasia, desde el Materialismo Filosófico.

Bioética : debate Filosófico desde el Materialismo

El filósofo y biólogo David Alvargonzález nos plantea las tesis esenciales que plante el Materialismo Filosófico para analizar y criticar las implicaciones de la Bioética

En el debate participa uno de los representantes más importantes para el asunto desde la perspectiva de la Unión Europea , el doctor en medicina Marcelo Palacios y otros invitados https://youtu.be/jTwI5ereuMw
Bioética desde el Materialismo Filosófico

Relaciones (de poder) internacionales, en la lucha por el control de las ex colonias europeas en Africa. Parámetro : Guinea Ecuatorial. Entrevista Nº 9 de la serie con Cruz Melchor Eya Nchama y Gustavo Bueno Sánchez

El canal fgbuenotv nos ofrece una serie de vídeo entrevistas, que contienen una información muy valiosa , tanto para el análisis como para la crítica, en torno a los procesos de colonización , y posterior descolonización de Africa.

Los conocimientos del entrevistado son de gran interés para conocer de modo crítico y materialista la Historia y el presente de los Estados Africanos, etc.

Guinea Ecuatorial quinta entrevista de la serie

cruz_melchor

El canal de la Fundación Gustavo Bueno nos presenta una serie de entrevistas sobre cuestiones de Guinea Ecuatorial.

El entrevistado, el ecuatoguineano Cruz Melchor Eya Nchama, ha sido un actor testigo de importancia en su país natal, y en las luchas por la independencia de los países de Africa.

www.youtube.com/watch