Naomi Klein: el shock del futuro ( video en español, doblado del inglés)

CRITICA VS ANTI-ILUTRACION. El nuevo totem contra ilustrado: el Mercado como Providencia, la Gracia divina del neoliberalismo en curso


Daniel Robert Dufour nos propone un interesante modo de analizar la crisis de la institución educativa en tiempos neoliberales. Y los nuevos modos de construir la sumisión de corte religioso a los grandes sujetos, ahora representados por EL MERCADO
http://www2.cndp.fr/archivage/valid/72765/72765-11336-14412.pdf

ni ilustración ni educación, el lema de las mafias hispanas


http://issuu.com/ntcgra/docs/esclarecimiento.britt.subirats/1

Agamben el poder desconstituyente y la telecracia según Bernard Stiegler

 

La conferencia de Giorgio Agamben en Atenas el pasado año, 2013, resulta muy interesante para tratar de comprender los mecanismos de la actual técnica de gobierno que maneja la clase política europea, y quizá el texto sobre la telecracia, que se define desde los estudios del filósofo francés Bernard Stiegler, complementando uno y otro punto de vista, ayuden a trazar mapas – guía para apoyar la necesaria praxis , las vías posibles de acción social y política en la UE del momento presente, y quizá , adaptados a diversos países y regiones del mundo, ayuden a ese trabajo de praxis tan urgente como necesario

 

Una reflexión sobre el destino de la democracia hoy en Atenas parece algo inquietante, porque nos obliga a pensar el fin de la democracia en el mismo lugar donde nació. De hecho, la hipótesis que me gustaría proponer es que el paradigma gubernamental que prevalece hoy en Europa no solamente no es democrático, sino que tampoco puede considerarse político. Intentaré por lo tanto mostrar que la sociedad europea hoy ha dejado de ser una sociedad política: es algo completamente nuevo, para lo que carecemos de una terminología apropiada y que por lo tanto nos obliga a inventar una nueva estrategia.

Quisiera comenzar con el concepto que parece, a partir de septiembre de 2001, haber remplazado toda noción política: la seguridad. Como sabemos, la formula “por razones de seguridad” opera hoy en múltiples campos, desde la vida cotidiana hasta los conflictos internacionales, como contraseña para imponer medidas que la población no tendría por qué aceptar. Yo quisiera mostrar que el verdadero propósito de las medidas de seguridad no es, como se asume actualmente, prevenir riesgos, peligros, o incluso catástrofes. Por lo tanto, creo conveniente llevar a cabo una pequeña genealogía del concepto de “seguridad”.

Una forma de trazar tal genealogía sería inscribir su origen y su historia en el paradigma del Estado de excepción. Desde esta perspectiva, podemos rastrearlo en el principio romano Salus publica suprema lex, el bien del pueblo es la seguridad suprema, y conectarlo con el principio canónico la necesidad no reconoce ninguna ley en la dictadura romana, con los comités de salut publiquedurante la Revolución Francesa, y finalmente en el artículo 48 de la República de Weimar, que fue el fundamento jurídico del régimen nazi. Dicha genealogía es ciertamente posible, pero no creo que explique el funcionamiento del aparato y las medidas de seguridad hoy conocidas. Mientras que el Estado de excepción inicialmente se concibió como una medida provisional, cuyo propósito era superar el peligro inmediato con el fin de restablecer la normalidad, las medidas de seguridad constituyen hoy una tecnología permanente de gobierno. Cuando en el 2003 yo publiqué un libro en el cual intenté mostrar justamente cómo el Estado de excepción se normalizaba en el sistema democrático en Occidente, no imaginaba que mi diagnóstico fuese tan certero.  El único precedente era el nazismo. Cuando Hitler tomó el poder en febrero de 1933, proclamó inmediatamente un decreto suspendiendo los artículos de la constitución de Weimar sobre las libertades personales. El decreto no fue revocado, por lo que pudiéramos considerar el Tercer Reich como un Estado de excepción que duró doce años.

Lo que sucede hoy es completamente distinto. Un estado de excepción no es declarado formalmente, sino que aparecen vagas nociones no-jurídicas –como la de “medidas de seguridad”– instrumentalizadas para instaurar una estabilidad de emergencia ficticia sin una amenaza concreta. Un ejemplo de tal noción no-jurídica, instrumentalizada en tanto emergencia, la podemos encontrar en el concepto de “crisis”. Además del sentido jurídico de la sentencia en el juicio, dos tradiciones semánticas convergen en la historia del término que, como ustedes saben, proviene del verbo griegocrino:  una médica y otra teológica. En la tradición médica, crisis significa el momento en donde el doctor debe de juzgar y decidir si el paciente muere o sobrevive. Se le llama crisimoi al día o a los días en que se toma esta decisión. En la teología, crisis es el último juicio pronunciado por Cristo al final de los tiempos. Como pueden ver, lo que es esencial en ambas tradiciones es la conexión con un cierto momento en el tiempo. En el uso contemporáneo de este término, esta conexión es precisamente lo que queda abolido. La crisis, el juicio, es separado de su índice temporal, coincidiendo con el curso cronológico del tiempo, de tal forma que, no solamente en la economía y la política, sino que en todo aspecto de la vida social, la crisis coincide con la normalidad, transformándose de esta manera en un mero instrumento de gobierno. Por lo tanto, la capacidad de decisión definitiva desaparece, mientras que el proceso de toma de decisión no decide nada. Para ponerlo en términos paradójicos, podríamos decir que, teniendo que enfrentar un Estado de excepción permanente, el gobierno tiende a tomar la forma de un golpe de Estado (coup d’état) perpetuo. Por cierto, esta paradoja es una caracterización precisa de lo que sucede tanto en Grecia como en Italia, donde gobernar significa llevar a cabo una continua serie de pequeños golpes de Estado. El actual gobierno italiano es ilegítimo.

Es por esta razón que pienso que, para poder entender la gubernamentalidad en la cual vivimos, el paradigma del Estado de excepción no es del todo adecuado. Siguiendo a Michel Foucault, indagaré en el origen del concepto de seguridad al comienzo de la economía moderna, a partir de François Quesnay y los Fisiócratas, cuya influencia en la gubernamentalidad moderna no debe desestimarse. Comenzando con el Tratado de Westfalia, los grandes Estados absolutistas europeos comenzaron a introducir en el discurso político la idea de que el soberano tiene que encargarse de la seguridad de sus súbditos. Sin embargo, Quesnay es el primero en establecer la seguridad (sureté) como noción central en la teoría de gobierno de una manera particular.

Uno de los problemas que los gobiernos tuvieron que enfrentar en su momento fue el problema de las hambrunas. Antes de Quesnay, la metodología tradicional intentaba prevenir las hambrunas mediante la creación de graneros y limitando la exportación de cereales. Ambas medidas tuvieron efectos devastadores para la producción. La idea de Quesnay era la de revertir el proceso: en lugar de intentar prevenir las hambrunas, propuso dejar que ocurrieran para así regularlas una vez ocurridas, y de esta manera permitir el intercambio interno y externo. “Gobernar” retiene aquí su sentido etimológico de cibernético: un buen kybernes, como un buen piloto no evade tempestades, pero si la tempestad ocurre, debe poder gobernar su embarcación, utilizando la fuerza de las olas y el viento para navegar. Este es el sentido del famoso lema “laisser faire, laissez passer”: no sólo es la clave del liberalismo económico, sino que también es el paradigma de gobierno que concibe la seguridad (sureté, según Quesnay) no como medida preventiva, sino más bien como la habilidad de gobernar y conducirse por un buen camino.

No debemos ignorar las implicaciones filosóficas de esta inversión. Constituye una transformación epocal de la idea misma de gobierno, que invierte la relación jerárquica entre causa y efecto. Ya que gobernar las causas es difícil y costoso, es más seguro y práctico intentar gobernar los efectos. Me gustaría sugerir que este teorema de Quesnay es el axioma de la gubernamentalidad moderna. Elancien régime intentó gobernar las causas, la modernidad pretende controlar los efectos. Y este axioma se aplica en todos los campos: desde la economía hasta la ecología, desde la política exterior y militar hasta las medidas internas de seguridad. Debemos asumir que los gobiernos europeos de hoy han cedido en el intento de gobernar las causas. Ahora sólo buscan gobernar los efectos. El teorema de Quesnay hace comprensible algo que de otra forma sería inexplicable: me refiero a la convergencia paradójica en el presente de un paradigma liberal absoluto en la economía, con un paradigma igualmente absoluto y sin precedentes de control estatal y policial. Si los gobiernos atienden los efectos y no las causas, se verán obligados a extender y multiplicar los controles. Las causas demandan ser conocidas, mientras que los efectos sólo pueden ser revisados y controlados.   

Una importante esfera en donde este axioma opera es el de los aparatos de seguridad biométricos, que cada vez con mayor fuerza invaden todos los aspectos de la vida social. Cuando las tecnologías biométricas aparecieron por vez primera en el siglo XVIII en Francia con Alphonse Bertillon, y en Inglaterra con Francis Galton, el inventor de las huellas digitales, obviamente no buscaban prevenir el crimen, sino reconocer a los delincuentes reincidentes. Sólo cuando el crimen ocurre por segunda ocasión, la información biométrica identifica al ofensor.

Las tecnologías biométricas que fueron inventadas para criminales reincidentes, permanecieron por mucho tiempo como su privilegio exclusivo. En 1943, el Congreso de Estados Unidos rechazó el Citizen Identificacion Act, que pretendía introducir para cada ciudadano una credencial de identidad (Identity Card) con huellas digitales. Sin embargo, por una cierta fatalidad o ley no escrita de la modernidad, las tecnologías que habían sido inventadas para animales, criminales, extranjeros, o judíos, finalmente se harían extensivas a todos los seres humanos. De ahí que en el curso del siglo XX, las tecnologías biométricas hayan sido aplicadas a todos los ciudadanos, y la fotografía métrica de Bertillon y las huellas digitales de Galton sean usadas en todos los países como recurso de identificación.

Pero el paso extremo tan sólo se ha tomado en nuestros días y aún se encuentra en proceso de completarse. Con el desarrollo de nuevas tecnologías digitales, con escáneres ópticos que pueden fácilmente registrar no sólo las huellas digitales, sino también la retina o el iris, los aparatos biométricos parecen desplazarse más allá de las estaciones de policía y oficinas de migración hacia la vida cotidiana. En muchos países, el acceso a comedores estudiantiles o incluso a las escuelas es controlado por un aparato biométrico donde el estudiante debe posar su mano. Las industrias europeas en este sector, que crece rápidamente, recomiendan a los ciudadanos que se acostumbren a este tipo de controles desde temprana edad. Este fenómeno es realmente preocupante, puesto que las comisiones europeas para el desarrollo de la seguridad (como la ESPR, European Security Research Program), tienen como miembros permanentes a grandes corporaciones como Thales, Finmeccanica, EADS et BAE System, que se han volcado al negocio de la seguridad.

Es fácil imaginar los peligros que representaría un poder que tuviera a su disposición un acceso ilimitado a la información genética y biométrica de todos sus ciudadanos. Con un poder así, el exterminio de los judíos que se llevó a cabo dentro de un sistema menos eficiente en cuanto al registro poblacional, podría ser total e increíblemente expedito. Pero no me detendré en este aspecto importante del problema de la seguridad. Las reflexiones que me gustaría compartir con ustedes tienen que ver, en cambio, con la transformación de la identidad y las relaciones políticas que están inscritas en las tecnologías de seguridad. Esta transformación es tan extrema, que nos podemos preguntar legítimamente no sólo si la sociedad en que vivimos sigue siendo democrática, pero también si esta sociedad puede seguir considerándose política.

Christian Meier ha demostrado cómo en el siglo V a.C., una transformación conceptual de lo político tuvo lugar en Atenas, basada en lo que él llama la politización (politisierung) de la ciudadanía*.  Hasta ese momento, la pertenencia a la polis se definía por una serie de condiciones de estatus social de distinta índole –por ejemplo, pertenecer a la nobleza o ciertas prácticas rituales, ser campesino o mercader, ser miembro de cierta familia, etc.– a partir de ahí la ciudadanía devino en el principio fundamental de la identidad social.

El resultado fue una concepción nominal griega de la ciudadanía, en la que el hecho de que los hombres se comportasen como ciudadanos, alcanzó una forma institucional. La pertenencia a comunidades religiosas o económicas fue desplazada a un segundo plano. Los ciudadanos de una democracia se consideraban a sí mismos como miembros de una polis, siempre y cuando se dedicaran a la vida política. Polis y politeia, ciudad y ciudadanía se constituían y se definían mutualmente. La ciudadanía devino así en una forma de vida, mediante la cual la polis se constituye en una esfera claramente separada del oikos, la casa. La política se transformó, entonces, en un espacio público libre, que como tal se oponía al espacio privado, entendido como el reino de la necesidad”. Según Meier, el proceso griego de politización fue transferido a la política occidental, donde la ciudadanía permaneció como un elemento decisivo.

La hipótesis que me gustaría proponerles es que este factor político fundamental ha entrado en un proceso irrevocable que tan sólo podemos definir en tanto proceso de ascendente despolitización. Lo que en un principio fue una actividad de la vida, una condición esencial e irreduciblemente activa, se ha convertido en nuestros tiempos en un estado puramente jurídico pasivo, en el cual la acción e inacción, lo privado y lo público se vuelven imprecisos. Este proceso de despolitización ciudadana es tan evidente que no hace falta detenerse en ello.

Intentaré mostrar, en cambio, cómo el paradigma y los aparatos de seguridad han jugado un papel decisivo en este proceso. El incremento del uso de estas tecnologías que fueron concebidas para criminales tiene consecuencias inevitables en la identidad política del ciudadano. Por primera vez en la historia de la humanidad, la identidad deja de ser una función de la personalidad social basada en el reconocimiento de los otros, y deviene en función que se desprende de los datos biológicos, como los arabescos que dibujan las huellas digitales o la doble hélice del ADN. La cosa más neutral y privada se transforma en el factor decisivo de la identidad social, y la identidad social pierde de esta manera su carácter público. 

Si mi identidad está determinada ahora por características biológicas, que en forma alguna dependen de mi voluntad y sobre las cuales no tengo ningún control, entonces la construcción de una identidad política y ética se vuelve problemática. ¿Qué relación puedo establecer con mis huellas digitales o con mi código genético? La nueva identidad es una identidad sin persona, en la que el espacio político y ético pierde su sentido y exige repensarse nuevamente. Mientras que el ciudadano griego era definido mediante la oposición entre lo privado y lo público, el oikos, como el lugar de la vida productiva, y la polis, como espacio de la acción política, el ciudadano moderno parece entrar en una zona de indeterminación entre lo privado y lo público, o para ponerlo en términos de Hobbes, entre un cuerpo físico y  otro político.

La materialización en el espacio de esta zona de indeterminación son las cámaras de vigilancia que pueblan las calles y plazas de nuestras ciudades. Aquí tenemos un aparato concebido para las prisiones que se extiende al espacio público. Pero es evidente que un espacio público video grabado deja de funcionar como ágora, convirtiéndose en un híbrido entre público y privado, una zona de indeterminación entre prisión y foro. Esta transformación del espacio político es ciertamente un fenómeno complejo con causas diversas, pero sin duda el nacimiento del biopoder ocupa un lugar central. La primacía de la entidad biológica sobre la identidad política está claramente entretejida con la politización de la vida desnuda en los estados modernos. Pero no hay que descartar que la equiparación de la identidad social con la identidad corporal comenzó con el intento de identificar criminales reincidentes. No debería de asombrarnos si hoy la relación normativa entre Estado y ciudadanía se define por la sospecha, el registro y control policiaco. El principio no dicho que regula nuestra sociedad puede formularse de la siguiente forma: cada ciudadano es un terrorista en potencia. Pero,  ¿en qué acaba un Estado que se rige bajo este principio? ¿Sigue siendo un Estado democrático? ¿Sigue siendo político? En qué clase de Estado vivimos hoy?

Como ustedes quizás ya saben, Michel Foucault en su libro Surveiller et punir, así como en sus cursos en el Collège de France, trazó una clasificación tipológica de los Estados modernos. Él demostró que el Estado del ancien régime –al que llamó el Estado soberano o territorial, y cuyo lema fue faire mourir et laisser vivre– evoluciona progresivamente hacia un Estado poblacional y un Estado disciplinario, cuyo lema es ahora faire vivre et laisser mourir, haciéndose cargo de la vida de los ciudadanos para producir cuerpos sanos, manejables y dóciles.

Vivimos actualmente en un Estado que ha dejado de ser disciplinario. Gilles Deleuze lo llamó el “Estado de control” (État de controle), ya que lo busca no es gobernar ni disciplinar, sino más bien administrar y controlar. La definición de Deleuze es correcta porque administración y control no necesariamente coinciden con gobierno y disciplina. Ningún ejemplo es más claro que el de aquel oficial de la policía italiana quien, luego de los disturbios en Génova en julio del 2001, declaró que el gobierno no quiere que la policía mantenga el orden, sino que administre el desorden.

Los politólogos norteamericanos que han intentado analizar las transformaciones constitucionales delPatriot Act en las leyes promulgadas tras septiembre de 2001, prefieren hablar de un Security State(Estado de Seguridad). ¿Pero qué significa seguridad en este contexto? Fue durante la Revolución Francesa que la noción de seguridad (sureté, como se llamaba entonces) se asoció a la definición de policía. Las leyes del 16 de Marzo de 1791 y del 11 de Agosto de 1792 introducen en la legislación francesa la noción de police de sureté (policía de seguridad), que inevitablemente tendrá una larga historia en la modernidad. Si uno lee los debates que precedieron a la aprobación de estas leyes, uno constata que la policía y la seguridad se definen mutuamente, aunque ninguno de sus ideólogos (Brissot, Heraut de Sechelle, Gensonne) pudo definir esas categorías por sí solas.

Los debates se enfocaron en la situación de la policía con respecto a la justicia y al poder judicial. Gensonne sostiene que éstos son “dos poderes distintos y separados”, y sin embargo, mientras que la función del poder judicial es clara, se vuelve imposible definir el papel que juega la policía. Un análisis de este debate demuestra que el lugar y la función de la policía es indecidible, y debe permanecer indecidible, puesto que si realmente fuera integrado al poder judicial, la policía dejaría de existir. Éste es el poder discrecional que aún hoy define la praxis del oficial de policía, quien, ante una situación de peligro concreto que atente contra la seguridad pública, debe actuar casi como un soberano. Pero, incluso cuando éste ejercita su poder discrecional, no está tomando realmente una decisión, ni interviniendo en la decisión última del juez. Cada decisión tiene que ver con las causas, mientras que la policía actúa sobre los efectos que por definición son indecidibles.   

El nombre de este elemento indecidible es hoy, como lo fue para el siglo XVII, “raison d’État” (razón de Estado), sino más bien “razones de seguridad”. El Estado de Seguridad es un estado policial: pero, otra vez, en la teoría jurídica la policía es como un hoyo negro. Solamente podemos decir que en la llamada “ciencia de la policía” (que por vez primera aparece en el siglo XVIII), el concepto “policía” regresa a su forma etimológica “politeia” oponiéndose como tal a la “política”. Sorprende, sin embargo, que Policía coincida ahora con su verdadera función política, mientras que el término política hoy se refiera a la política exterior. Fue así que Von Justi, en su tratado Policey Wissenschaft, nombra la Politik (política) a la relación de un Estado con otros estados, y le llamaPolizei (policía) a la relación de un Estado consigo mismo. Vale la pena reflexionar sobre esta definición: “La policía es la relación del Estado consigo mismo”.

La hipótesis que me gustaría avanzar es la siguiente: al ponerse bajo el signo de la seguridad, el Estado moderno deja la esfera de la política y entra a la tierra de nadie, cuyas geografía y fronteras aun desconocemos. El Estado de Seguridad, cuyo nombre parece remitir a la ausencia de cuidados (securus de sine cura) debe, por el contrario, alertarnos sobre los peligros que se juegan en la democracia, ya que en ella la vida política se ha vuelto imposible, al mismo tiempo que democracia supone precisamente la posibilidad de una vida política.

Me gustaría concluir –o simplemente detener mi ponencia, ya que en la filosofía como en el arte no hay conclusión alguna, sólo el abandono del trabajo– con algo que, hasta donde sé, es quizás el problema político más urgente. Si el Estado en el cual vivimos es el Estado de Seguridad que he descrito, debemos pensar nuevamente las estrategias tradicionales de los conflictos políticos. ¿Qué hacer? ¿Qué estrategia llevar a cabo?

El paradigma de seguridad implica que cada disenso, cada intento más o menos violento de derrocar el orden, se vuelve una nueva oportunidad para gobernarlos, y por lo tanto le es redituable. Esto es evidente en la dialéctica que une estrechamente terrorismo con Estado en un interminable círculo vicioso. Comenzando con la Revolución Francesa, la tradición política de la modernidad ha concebido los cambios radicales en la forma de un proceso revolucionario que actúa como pouvoir constituant (poder constituido), el “poder constituyente” de un nuevo orden institucional. Creo que debemos abandonar este paradigma e intentar pensar algo así como un puissance destituante, un “poder puramente destituyente” que no puede ser capturado en la espiral de la seguridad**.  

Un poder destituyente de este tipo es el que Walter Benjamin tiene en mente en su ensayo “Para un crítica de la violencia”, donde trata de distinguir la violencia capaz de interrumpir la falsa dialéctica de la “violencia fundadora de derecho y preservadora de derecho”, ejemplificada en la huelga general proletaria de Sorel. “Con la ruptura de este ciclo” –escribe hacia el final del ensayo–, “que es mantenido por las formas míticas de la ley, con la destitución de la ley y todas las fuerzas que de ella se desprenden, y alcanzando finalmente la abolición del poder del Estado, se funda una nueva época histórica”***. Mientras que el poder constituyente destruye la ley para recrearla, el poder destituyente, en tanto que depone para siempre la ley, se abre hacia una verdadera época histórica.

Pensar un poder destituyente puro no es tarea fácil. Benjamin escribió en algún momento que nada es mas anárquico que el orden burgués. En este mismo sentido, Pasolini en su ultima película hace que uno de los cuatros amos de Saló le diga a sus esclavos: “la verdadera anarquía es la anarquía del poder”. Es justamente porque el poder se constituye a sí mismo a través de la inclusión y la captura de la anarquía y la anomia, que se dificulta el acceso inmediato a estas instancias. Es imposible pensar una verdadera anarquía o una verdadera anomia. Creo que la praxis que exitosamente haría visible la captura de la anarquía y la anomia en las tecnologías de seguridad de gobierno, actuaría a través de un poder destituyente. Una nueva dimensión política deviene posible sólo en la medida en que podemos identificar y deponer la anarquía y la anomia del poder. Pero ésta no es meramente una tarea teórica: implica, antes que nada, el redescubrimiento de una forma-de-vida, el acceso a una nueva figura de esa vida política cuya memoria el Estado de Seguridad trata de eliminar a toda costa.

*Ponencia leída por el filósofo Giorgio Agamben en el Instituto Nicos Poulantzas / Juventud SYRIZA, Atenas, Grecia, noviembre de 2013.

Notas de traducción:

*Giorgio Agamben alude aquí al libro de Christian Meier, Die Entstehung des Politischen bei den Griechen (Frankfurt am Main, 1990).

** Es muy probable que la expresión ¨poder destituyente” haya sido articulada teóricamente por primera vez por Colectivo Situaciones a partir de las revueltas argentinas del 2001. Véase 19 & 20: Apuntes para un nuevo protagonismo social (Tinta Limón, 2002). En los últimos años, el pensador italiano Rafaelle Laudani ha venido teorizando la categoría ‘destituyente’ a lo largo de la tradición de la filosofía política de Occidente. Ver Desobediencia (Proteus, 2002).

*** Traducida del inglés al español, de la edición de Marcus Bullock y Michael Jennings, “Critique of Violence” en Selected Writings, vol. I. (Harvard: Harvard University Press, 2004, 236-52). Después de revisar las traducciones al español de las editoriales Taurus y Abada, encontramos que la versión en inglés es más fiel al sentido original en el texto de Agamben.  Ver, “Comment l’obsession sécuritaire fait muter la démocratie”  (Le monde diplomatique, Enero de 2014).

Télécratie

fuente http://arsindustrialis.org/t%C3%A9l%C3%A9cratie#.UwE9HnjJYtY.wordpress

 

Armas sileciosas para guerras tranquilas Una extraña dictadura

1796531_697834670262811_1817381307_n

TOP SECRET Silent weapons for quiet warsArmas silenciosas para guerras tranquilasAn introductory programming manual
Manual introductorio en programación

Operations Research
Technical Manual
TM-SW7905.1

Bienvenido a bordo

Esta publicación marca el 25 aniversario de la Tercera Guerra Mundial, llamada Guerra tranquila”, llevada a cabo utilizando armas biológicas subjetivas, calificadas de “armas silenciosas”.

Seguridad

Es manifiestamente imposible hablar de ingeniería social, o de automatización de una sociedad (ingeniería de sistemas de automatismos sociales o “armas silenciosas”) sobre una escala nacional o internacional sin implicar objetivos extendidos de control social y de destrucción de la vida humana (es decir esclavitud o genocidio).

Este manual es de por sí una declaración de intención análoga. La presente publicación debe estar lejos de toda atención de la opinión publica. De lo contrario, podría ser interpretado como una declaración formal y técnica de guerra interior. Además, en el caso en que una persona o un grupo de persona que ocupan una posición de poder importante utilizaran tales conocimientos y una tal metodología para una conquista económica, esta entendido que un tal estado de guerra interior subsiste entre este grupo de personas y el publico.

La solución a los problemas de nuestra época requiere un abordaje despiadadamente cándida, sin perturbar los valores religiosos, morales o culturales.

Ha sido seleccionado para este proyecto en razón de su capacidad de mirar a la sociedad humana con una objetividad fría, y aun de analizar o de discutir de sus observaciones y conclusiones con capacidades intelectuales similares sin perder la cualidad de discreción y humildad. Tales virtudes son ejercidas en su propio interés superior. No se desvíe de éstas ultimas.

 


Introducción históricaLa tecnología de armas silenciosas ha evolucionado a partir de Investigaciones Operativas (Operations Research, O.R.), una metodología estratégica y táctica desarrollada por el estado-mayor militar en Inglaterra durante la Segunda Guerra Mundial. El objetivo original de Investigaciones Operativas era estudiar problemas estratégicos y tácticos de defensa aérea y terrestre teniendo como objetivo la utilización efectiva de recursos limitados contra los enemigos extranjeros.

Muy temprano fue reconocido por los que se hallaban en posición de poder que estos mismos métodos podían ser útiles para controlar totalmente una sociedad. Pero eran necesarios mejores instrumentos.

La ingeniería social (el análisis y la automatización de una sociedad) requiere la puesta en relación de una gran cantidad de información y datos económicos siempre variables, vale decir que un sistema ultra-rápido de tratamiento de la información era necesario para ganarle a la sociedad, y predecir cuando esta llegaría a capitular.

Las calculadoras relegadas eran demasiado lentas, pero la computadora electrónica (ordenador) inventada en 1946 por J. Presper Eckert y John W. Mauchly hizo posible cumplir con esa misión.

La siguiente etapa decisiva era el desarrollo de una metodología de programación por líneas en 1947, por el matemático George B. Dantzig.

Luego en 1948, el transistor, inventado por J. Bardeen, W. H. Battain, y W. Shocley, prometieron un campo de acción para la expansión y evolución rápida de la computadora gracias a la reducción del espacio y de la energía requerida.

Con estas tres invenciones bajo su dirección, los que estaban en posición de poder presintieron fuertemente que era posible para ellos de controlar el conjunto del mundo apoyándose sobre un botón.

Inmediatamente, la Fundación Rockfeller puso esto en ejecución subvencionando un ciclo de estudios de 4 años en el Harvard College, creando el Harvard Economic Research Project para estudiar la estructura de la economia americana. Un año mas tarde, en 1949, la US Air Force se sumaba al proyecto.

En 1952, el periodo de estudios culmina, y un encuentro de alto nivel de la Elite fue llevado a cabo para determinar la siguiente fase de investigaciones en operaciones sociales. El proyecto Harvard había sido muy fructuoso, y algunos de estos resultados fueron publicados en 1953, sugiriendo la posibilidad de una ingeniería socio-económica (*).

Con la fusión nuclear en 1954, la promesa de estas fuentes de energía ilimitadas a partir del hidrogeno pesado del agua de mar, y en consecuencia la disponibilidad de un poder social ilimitado, era una posibilidad lejana de no mas que algunos decenios.

La combinación era irresistible.

La Guerra Tranquila fue tranquilamente declarada por la Elite Internacional tras su encuentro llevado a cabo en 1954.

Bien que el sistema de armas silenciosas fueran concebidas 13 años antes, la evolución de este nuevo sistema de armas no ha sufrido reveses o contratiempos mayores.

Este volumen (manual) marca el 25 aniversario del inicio de la Guerra Tranquila.

Desde ya, esta guerra interior ha logrado muchas victorias sobre muchos de los frentes a través del mundo

(*) “Studies in the Structure of American Economy” (1953), de Vassili Leontief (director of Harvard Economic Research Project), International Science Press Inc., White Plains, New York.


Introducción políticaEn 1954, los que se hallaban en posición de poder habían reconocido que todo era cuestión de tiempo, de solo algunas décadas, antes de que el publico ordinario sea capaz de alcanzar y voltear la cuna del poder, y antes de que los elementos esenciales de la nueva tecnología de las armas silenciosas sean accesibles para una utopía publica tal como lo son para proveer ahora una utopía privada.

La cuestión de primera importancia, era la de la dominación, la cual giro en torno de los temas de las ciencias de la energía.


EnergiaLa energía es reconocida como la clave de todas las actividades sobre tierra. Las ciencias naturales son el estudio de las fuentes y de control de la energía natural, y las ciencias sociales, expresadas teóricamente a través de la economía, son el estudio de las fuentes y control de la energía social. Ambos son sistemas compatibles: las matemáticas. En consecuencia, las matemáticas son la primera ciencia de la energía.

Toda ciencia es esencialmente un medio hacia un objetivo. El medio (estrategia) es el conocimiento. El objetivo es el control. Mas allá de ello, queda pendiente una sola pregunta: ¿Quién será el beneficiario?

En 1954, ese fue el tema de preocupación principal. Si bien fueron relevadas cuestiones morales, desde el punto de visto de la ley de la selección natural, fue admitido que una nación o que una población mundial quien no utilizaría su inteligencia no sería mejor que animales que no tienen inteligencia. Tales personas son animales domesticados por elección (de ellos mismos) y consentimiento.

En consecuencia, en el interés del futuro orden mundial, de su paz y de su tranquilidad, fue decidido de llevar a cabo una guerra tranquila contra el publico americano con un ultimo objetivo de desplazar la energía social y natural (riqueza) de la masa indisciplinada e irresponsable hacia las manos de algunos suertudos autodisciplinados y responsables.

Afín de lograr este objetivo, fue necesario crear, proteger y de utilizar nuevas armas que, como el futuro lo dirá, eran un tipo de armas tan sutiles y sofisticados en su principio de funcionamiento y su apariencia publica que obtuvieron el apelativo de “armas silenciosas”.

En conclusión, el objetivo de la investigación económica, tal como es llevada a cabo por los dirigentes del capital (bancos) y de las industrias de bienes y servicios, es el establecimiento de una economía totalmente previsible, predecible y manipulable.

Afín de alcanzar hacia una economía totalmente predecible, los elementos de las clases inferiores de la sociedad deben ser llevadas a un control total, es decir ser puestas a la calle, sometidas al yugo, y asignadas a un deber social de largo plazo desde una edad temprana, antes de que tengan una oportunidad de hacerse preguntas o cuestionamientos sobre la propiedad de la materia. Para llegar a tal conformidad, la célula familiar de las clases inferiores deben ser desintegradas por medio de un proceso de aumentación de preocupaciones por parte de los padres.

La calidad de la educación dada a las clases inferiores debe ser de la más pobre, de manera que la brecha de la ignorancia que aísla las clases inferiores de las clases superiores sea y permanezca incomprensible para las clases inferiores. Con tal discapacidad, mismos los mejores elementos de las clases inferiores tienen poca esperanza de extirparse del lote que les ha sido asignado en la vida. Esta forma de esclavitud es esencial para mantener un cierto nivel de orden social, paz y de tranquilidad para las clases superiores dirigencial.


Introducción descriptiva de las armas silenciosasTodo lo que se espera de una arma ordinaria es esperado para una arma silenciosa por sus creadores, pero se diferencian solo por su manera de funcionar.

Estas armas disparan situaciones, en vez de balas; propulsadas por el tratamiento de datos, en vez de reacción química, disparando su origen de bytes de informaciones, en vez de granos de polvo; a partir de un ordenador (computadora) en vez de un fusil, manipulado por un programador de computadoras en vez de un franco-tirador de elite.

No producen ruido de explosión evidente (las armas silenciosas), no causan daño físico o mentales aparentes, ni interfieren de manera evidente con la vida cotidiana social de cada uno.

Produce sin embargo, un infaltable ” ruido”, causa infaltables da físicos y mentales, e interfiere de forma infaltable en la vida social cotidiana, o más bien infaltable para un observador entrenado, para aquel que sabe que mirar y observar exactamente.

El publico no puede comprender esta arma, y entonces no puede creer que es en realidad atacado y sometido por esta arma.

El publico puede sentir instintivamente que algo no va bien, pero en razón de la naturaleza técnica de esta arma silenciosa, el no puede expresar su sentimiento de manera racional, o tomar en mano el problema con inteligencia. En consecuencia, el no sabe como gritar por ayuda, y no sabe como asociarse con otros para defenderse.

Cuando un arma silenciosa es aplicada gradualmente, las personas se ajustan, se adaptan a su presencia, y aprenden a tolerar sus repercusiones sobre sus vidas hasta que la presión (psicológica vía económica) se vuelve demasiado grande y se hunden.

En consecuencia, el arma silenciosa es un tipo de arma biológica. Ella ataca la vitalidad, las opciones y la movilidad de los individuos de una sociedad, conociendo, entiendo, manipulando y atacando sus fuentes de energía social y natural, así como sus fuerzas y debilidades físicas, mentales y emocionales.


Introducción teórica“Dadme el control sobre la moneda de una nación,
y no tendré por que preocuparme de aquellos que hacen sus leyes.”

Mayer Amshel Rothschild (1743-1812)

La tecnología actual de las armas silenciosas es una extensión de una idea simple descubierta, sucintamente expresada, y efectivamente aplicada por Mayer Amshel Rothschild. El Sr. Rothschild descubrió el componente pasivo faltante a la teoría económica, conocida bajo el termino de inducción económica. Obviamente, él no pensó sobre su descubrimiento en los términos del siglo 20, por lo que el análisis matemático tuvo que esperar la segunda revolución industrial, el advenimiento de las teorías físicas y electrónicas, y finalmente la invención de la computadora electrónica, antes mismo de ser efectivamente puesto en aplicación para el control de la economía mundial.


Energía : el descubrimiento del Sr. RothschildLo que el Sr. Rothschild había descubierto era el principio de base del poder, de la influencia, y del control sobre las personas tal que era aplicado a través de la economía. Este principio es que: “Cuando usted asume la apariencia de poder, las personas se lo dan pronto.”

El Sr. Rothschild había descubierto que el dinero o las cuentas de crédito sobre deposito tenían la apariencia necesaria del poder que podía ser utilizado para inducir a las personas (la inducción a las personas representando como un campo magnético) intercambiando sus riquezas contra una promesa de riqueza más grande (en vez de una compensación real).

Él había descubierto que el dinero le daba poder de reacomodar la estructura económica a su propia ventaja, de desplazar la inducción o inductabilidad económica hacia aquellas posiciones económicas que influenciaban o promovían la más grande inestabilidad económica u oscilación.

La clave final del control económico debió esperar que hubiera suficientemente datos económicos y un equipo informático rápido para registrar y tener una aproximación más certera sobre las oscilaciones económicas creadas por el ” price-shocking ” y el exceso de energía bajo forma de crédito papel (inducción-inductabilidad/inflacion).


Descubrimiento decisivoEl campo de la industria aeronáutica provee la más grande evolución en ingeniera económica mediante la teoría matemática del “shock-testing“. En este procedimiento, un proyectil es disparado a partir de un avión hacia tierra (suelo), y la impulsión del retroceso (del avión) es medida por censores de vibraciones ubicados sobre la carrocería, y conectados a registradores gráficos.

Estudiando el eco o las refracciones del impulso de retroceso sobre el avión, es posible descubrir las vibraciones criticas en la estructura del avión (…). Desde el punto de vista de la ingeniería, esto significa que las fuerzas y las debilidades de la estructura del avión en términos de la energía vibratoria pueden ser descubiertas y manipuladas.

 

Aplicación a la economíaPara utilizar este método de ” shock testing ” aeronáutico en la ingeniería económica, los precios de los productos están sometidos a un choque, y la reacción del publico es medida. El eco resultante del choque económico es interpretado teóricamente por las computadoras y la estructura psyco-económica es así descubierto. Es por este procedimiento que es descubierto lo que define el hogar familiar y hace posible su evaluación (véase avances de econometría).

Desde entonces, la respuesta del hogar-familia al manejo de los choques futuros puede ser predecida y manipulada, y la sociedad se convierte entonces en un animal bien regulado con sus renos bajo el control de un sofisticado sistema de contabilidad de energía social regulado por computadora.

Finalmente, cada elemento individual de la estructura esta bajo el control de una computadora a través del conocimiento de las preferencias personales, un tal conocimiento es extendido por la asociación informática de códigos de barra con la identificación exacta del consumidor identificado (a través de la tarjeta de crédito, y mas tarde con el tatouage permanente sobre el cuerpo de un número invisible bajo la luz ambiente ordinaria).


El modelo económicoEl Harvard Economic Research Project (1948 – ….) era una extensión de Investigaciones Operativas (O.R.). Su propósito era de descubrir la ciencia del control de una economía: al inicio la economía americana, luego la economía mundial. Fue presentido que con suficientes bases matemáticas y datos, seria tempranamente fácil y controlar la tendencia de la economía, así como predecir y calcular la trayectoria de un proyectil. Ese fue el caso. Mas aun, la economía ha sido transformada en un misil guiado hacia un objetivo.

El objetivo inmediato del proyecto Harvard era de descubrir la estructura económica, y que fuerzas modifican su estructura, y como el comportamiento de la estructura puede ser predecido, y como puede ser manipulado. Lo que era buscado era un conocimiento bien organizado de las estructuras matemáticas e interrelaciones de la inversión, producción, distribución y el consumo.

Para hacer un resumen de todo esto, fue descubierto que una economía obedecía a las mismas leyes que la electricidad, y que todas las teorías matemáticas así que el know how (el como saber hacer) practico e informático desarrollados en el área de la electrónica podía ser directamente aplicado en el estudio de la economía.

Este descubrimiento no fue proclamado abiertamente, y sus implicaciones las mas sutiles fueron y son aun un secreto celosamente guardado, como por ejemplo el hecho que en un modelo económico, la vida humana es medida en dólares, o que una chispa eléctrica generada al encendido de un interruptor conectado a un inductor activo es matemáticamente análogo o similar a la iniciación de una guerra.

El más grande obstáculo encontrado para los teóricos de la economía fue la descripción precisa del hogar-familiar en tanto que industria. Esto es un desafío visto que las compras del consumidor son un asunto de elección, el cual es influenciado por el nivel de ingresos, los precios y otros factores económicos.

Este obstáculo fue levantado por un medio indirecto y estadísticamente aproximativo, utilizando el shock-testing para determinar las características corrientes llamadas coeficientes técnicas de una industria o de bienes hogareños.

Finalmente, por que los problemas en economía teórica pueden ser traducidos muy fácilmente en problemas de electrónica teórica, y la solución traducida a su vez en sentido inverso, entonces solo se requería un solo libro de traducción lingüística y de definición de conceptos tenían necesidad de ser escrito. El resto podía ser encontrado en los trabajos ordinarios en matemática y electrónica. Esto volvía inútil la publicación de un libro sobre la economía avanzada, y simplificaba considerablemente la seguridad del proyecto.


El shock-testing económicoUno de los métodos de evaluación de los coeficientes técnicos de una industria de transformación consiste en someter el precio de los productos a un choque (o confrontación), y a observar y registrar los cambios en las ventas de todos los productos.

No solamente el precio de los productos pero también la disponibilidad del trabajo puede ser utilizado como medio de shock-testing (Prueba de Choque). Las huelgas proveen excelentes pruebas de choque de una economía, en particular en los sectores de servicios críticos como el transporte terrestre, las comunicaciones, los servicios urbanos colectivos (energía, agua, recolección de basura, etc).

Gracias a la prueba de choque (shock-testing), fue descubierta una relación directa ente la disponibilidad del flujo de dinero en una economía y la respuesta de una masa de gente en función a esa disponibilidad.

Por ejemplo, se ha establecido que existe una relación cuantitativa medible entre el precio de la gasolina y la probabilidad de que persona sufra de dolor de cabeza, resienta ganas de ver una película violenta, fumar un cigarrillo, o ir a un bar para tomar un par de cervezas.

Los más interesante es que observando y midiendo los modelos económicos por los cuales el publico trata de huir sus problemas y de escapar de la realidad, y aplicando la teoría matemática de Investigaciones Operativas (Operations Research), es posible programar computadoras para predecir la más probable combinación de acontecimientos creados (choques) que llevaron a un control completa y al sometimiento del publico, a través de una subversión de la economía publica (agitando el “árbol de manzanas”).


Conceptos generales de la EnergíaEn el estudio de sistemas de energía, aparecen siempre tres conceptos elementales. Son la energía potencial, la energía cinética, y la disipación de la energía. Correspondiendo a estos tres conceptos, hay tres contrapartes físicas esenciales e idealizadas llamados componentes pasivos.

1 – En ciencia física, el fenómeno de energía potencial es asociado a la propiedad física llamado elasticidad o rigidez, y puede ser representado por un resorte extendido.

En ciencia electrónica, la energía potencial es almacenada en un capacitador en vez de un resorte. Esta propiedad es llamada capacitancia en vez de elasticidad o rigidez.

2 – En ciencia física, el fenómeno de energía cinética esta asociado a una propiedad física llamado inercia o masa, y puede ser representado por una masa en movimiento.

En ciencia electrónica, la energía cinética es almacenada dentro de un inductor (un campo magnético). Esta propiedad es llamada inducción en vez de inercia.

3 – En ciencia física, el fenómeno de disipación energética es asociado a una propiedad física llamada fricción o resistencia, y pude ser representado por un aparato convirtiendo la energía en calor.

En ciencia electrónica, la disipación (difusión) de energía es producida por un elemento denominado resistencia o conductor. Esta propiedad es llamada resistencia o conductibilidad.

En economía, estos tres conceptos energéticos son asociados de la siguiente manera:

Capacitancia económica Capital (dinero, almacenes a inventario, inversiones inmobiliarias o en valores duraderos, etc.)
Conductancia économique Mercancías (coeficientes de flujo de producción)
Inducción económica Servicios
El conjunto de la teoría matemática desarrollado en el estudio de un sistema de energía (mecánica, electrónica, etc.) puede ser directamente aplicado en el estudio de cualquier otro sistema de energía (por ejemplo económico).

 


El modelo EUna economía nacional consiste en flujos simultáneos de producción, distribución, consumo, e inversión. Si le asignamos un valor numérico a todos los elementos, incluido el trabajo y las funciones humanas, teniendo como unidad de medida, digamos, el dólar de 1939, entonces este flujo puede ser representado por una corriente circulante como en un circuito eléctrico, y su comportamiento puede ser predecido y manipulado con una precisión útil.

Los tres componentes energéticos pasivos de la electrónica, el capacitador, el conductor (o resistencia), y el inductor, correspondiente a los tres componentes energéticos pasivos de la economía, llamados respectivamente: el capital, los bienes y los servicios.

La capacitancia económica representa el almanacenamiento de capital bajo una forma o bajo otra.

La conductancia económica representa el nivel de de conductancia (conductibilidad) de las materias para la producción de bienes.

La inducción económica representa la inercia del valor económico en movimiento. Es un fenómeno de población conocido bajo el nombre de servicios.


Inducción económicaUn inductor eléctrico tiene una corriente eléctrica como primer fenómeno, y un campo magnético como segundo fenómeno (inercia). Corresponde a esto, un inductor económico a un flujo de valor económico como primer fenómeno, y un campo de población como segundo fenómeno de inercia.

Cuando el flujo de valor económico (es decir el dinero) disminuye, el campo de población humana desaparece con el objetivo de permitir al valor económico de seguir circulando (caso extremo: guerra).

 


Factores inductivos a considerar1- Población

2- Magnitud de las actividades económicas del gobierno

3- Método de financiamiento de estas actividades de gobierno (ver Peter-Paul Principle – Inflation de la monnaie)


Conversión

Carga Columbios Dólares (1939)
Flujo / corriente Amperios (colombios/segundo) Dólares de flujo por ano
Fuerza de motivación Voltios Demanda (output) en dólares
Conductancia Amperios por voltio Flujo anual en dólares por dólar demandado
Capacitancia Columbios por voltio Dólares de producción en stock por dólar demandado

Introducción a los amplificadores económicosLos amplificadores económicos son los componentes activos de la ingeniería económica. La característica de base de cualquier amplificador (mecánico, eléctrico o económico) es que reciba una señal de control en la entrada (input), y entrega o despliega energía a partir de una fuente de energía independiente hacia un terminal especifico de salida (output), en una relación previsible con la señal de control de entrada.

La forma la más simple de amplificador económico es un instrumento llamado publicidad.

Si una publicidad televisiva se dirige a una persona como si ella tuviera 12 años de edad, entonces, en razón de la sugestibilidad, ella tendrá, con una cierta probabilidad una respuesta o una reacción tan desprovista de sentido critico que aquellas personas con una edad de 12 años.

Un amplificador económico puede tener varias entradas o salidas. Su respuesta puede ser instantánea o diferida. Su circuito puede ser representado simbólicamente por un interruptor girador si sus opciones son exclusivas, cualitativas, o binarias (“go” o “no-go”), o puede tener sus relaciones paramétricos entrada/salida especificada por una matriz con las fuentes de energías internas representadas.

Sea cual sea la forma que pueda tener, su objetivo es de gobernar el flujo de energía de una fuente hacia un receptáculo de salida, en relación directa con una señal de control exterior. Por esta razón es considerado como un elemento o componente de circuito activo.

Los amplificadores económicos se reparten en categorías llamadas estrategias, y, comparativamente con los amplificadores electrónicos, las funciones internas especificas de un amplificador económico son llamadas logísticas, en vez de eléctricas.

Además, los amplificadores económicos no dan solamente una ganancia de energía pero también son en la practica utilizadas para provocar cambios en los circuitos económicos.

En el diseño de un amplificador económico debemos tener idea de al menos cinco funciones, que son :

(1) la señal de entrada disponible

(2) los objetivos de control-salida deseada

(3) los objetivos estratégicos

(4) las fuentes de poder económico disponibles

(5) las opciones logísticas

El proceso de definición y evaluación de estos factores y de incorporación del amplificador económico en un sistema económico ha sido popularmente llamado game theory (“Teoría del Juego”).

El diseño de un amplificador económico empieza por la especificación del nivel de energía del output, que puede ir de lo personal (individual) a lo nacional. La segunda condición es la velocidad de respuesta, es decir la velocidad con la cual la acción en salida es una función de comandos de entrada. Una rentabilidad elevada combinada con un fuerte feedback ayudan a obtener la precisión requerida.

La mayoría de los errores residirán en la señal de datos de entrada.


Amplificación de fuentes de EnergíaLa etapa siguiente en el proceso de diseño de un amplificador económico es de descubrir las fuentes de energía. Las fuentes de energía que sostienen todo el sistema económico son evidentemente la provisión de materias primas, y el consentimiento del pueblo para trabajar, y en consecuencia para asumir una cierta posición social, posición, nivel o clase en la estructura social (es decir de proveer trabajo a los niveles variados del orden concernido).

Cada clase social, obrando a garantizar su propio nivel de ingresos, controla el nivel inmediatamente inferior a éste, y así preservar la estructura de clase. Ello asegura la estabilidad y la seguridad, pero también un gobierno desde arriba.

Con el transcurso del tiempo, y de la mejora de la comunicación y de la educación, los elementos de las clases inferiores se vuelven aptas al conocimiento y envidiosas de las buenas cosas que los miembros de las clases superiores poseen.

Esto amenaza la soberanía de la elite.

Si la ascunción de las clases sociales inferiores pueden ser contenidas lo mas largo posible (de tiempo), la elite puede lograr a la dominación de la energía, y el pueblo, por consentimiento, no tendría mas una posición sobre el recurso energético esencial.

Hasta que una tal dominación de la energía sea absolutamente establecida o logradas, el consentimiento del pueblo a trabajar y a dejar los otros tomar en mano sus asuntos debe ser considerado, en la medida en que un revés en esa área llevaría al pueblo a interferir en la transferencia final de las fuentes de energía al control de la elite.

Es esencial reconocer que en la hora actual, el consentimiento del publico es todavía una clave esencial para la distribución de la energía en el proceso de amplificación económica.

En consecuencia, el consentimiento en tanto que mecanismo de liberación de la energía será ahora estudiado.


Consentimiento, la primera victoriaUn sistema de arma silenciosa opera a partir de datos (información) obtenida de un publico dócil por medios legales. Tanta información se halla disponible para los programadores de sistemas de armas silenciosas a través del Internal Revenue Service. (Ver Estudios en la Estructura de la económica americana para una lista de fuentes I.R.S.)

La información consiste en la entrega obligatoria de datos bien organizados contenidos en los formularios de impuestos federales o nacionales, colectados, sistematizados, y presentados por los mismos pagadores de impuestos y los empleados.

Además, el número de tales formularios sometidos a la I.R.S. es un indicador útil del consentimiento del publico, un factor importante en la toma de decisión estratégica. Otras fuentes de datos son expuestos en la corta Lista de inputs.

Los coeficientes de consentimiento son un feedback numérico indicando el estatuto o grado de la victoria. Base sicológica: Cuando el gobierno es capaz de colectar o recaudar los impuestos y de dimensionar la propiedad privada sin justa compensación, es una indicación que el publico esta maduro para rendirse y consentir su puesta en esclavitud y a su sometimiento legal. Un buen indicador, fácilmente cuantificable, de tiempo mas duros en el futuro es el numero de ciudadanos públicos que pagan un impuesto sobre le ingreso ante una carencia evidente de reciprocidad o de servicio honesto por parte del gobierno.

 


Diversión, la primera estrategiaLa experiencia ha mostrado que el método más simple para volver eficaz una arma silenciosa es ganar el control del publico es de mantener el publico ignorante de los principios básicos de los sistemas por un lado, siempre llevándole a la confusión, desorganización, y distraído con temas sin importancia real por otro lado.

Esto es obtenido con:

1 – descomprometiendo sus mentes y espíritus ; saboteando sus actividades mentales; Proveyendo programas educativos de baja calidad en matemáticas, lógica, diseño de sistema y economía, y desmotivando la creatividad.

2 – Comprometiendo sus emociones, aumentando su egocentrismo y su gusto por las actividades emocionales y físicas :

a) – multiplicando sus confrontaciones y ataques emocionales (violación mental y emocional) por medio de un estanque constante de violencia, de guerra, de sexo en los medios de comunicación social – en particular la TV y los periódicos.

b) – dándole lo que ellos desean – en exceso – “junk food” para el espíritu, y privándole de lo que realmente necesitan.

3 – Rescribiendo la historia y la ley, y sometiendo al publico a distracciones, de forma a ser capaz de desplazar sus pensamientos sobre sus necesidades personales hacia prioridades externas altamente fabricadas (artificiales).

Esto previene su interés y su posible descubrimiento de las armas silenciosas y de la tecnología de automatismo social.

La regla general es que existe beneficio o ventaja en la confusión, mas la confusión es grande, mas el provecho es grande. Así, la mejor aproximación o abordaje es de crear problemas, para enseguida ofrecer soluciones.

 


Resumen de la DiversiónMedios de comunicación: Mantener la atención del publico adulto distraído, lejos de los verdaderos problemas sociales, cautivándolo con temas sin importancia real.
Enseñanza: Mantener al publico ignorante de las verdaderas matemáticas, de la verdadera economía, de la verdadera ley, y de la verdadera historia.
Espectáculos: Mantener el entretenimiento publico debajo del nivel del sexto ano de primaria.
Trabajo: Mantener el publico ocupado, ocupado, ocupado, sin tiempo para pensar, de vuelta a la granja con los demás animales.

 


Tabla de estrategias

Haga esto Para obtener esto
Mantener el publico ignorante Menos organización publica
Crear preocupación e inquietud Menos defensas
Atacar el núcleo familiar Controlar la educación de la juventud
Reducir la liquidez y dar mas créditos o indemnizaciones Mas dejar hacer, dejar pasar y proveerse de mas datos
Conformismo social Simplicidad en la programación informática
Minimizar las quejas contra los impuestos Máxima cantidad de datos económicos, mínimos problemas restrictivos
Estabilizar el consentimiento Simplicidad de los coeficientes
Establecer condiciones-marco Simplicidad de los problemas, solución de las ecuaciones diferenciales
Apretar las agendas Menos desfases y borrosidad en los datos obtenidos
Maximizar el control Resistencia mínima al control

LogísticaLa aplicación con éxito de una estrategia requiere de un estudio minucioso de las entradas (imputs), salidas (outputs), de la estrategia relacionando las entradas a las salidas, y de las fuentes de energía disponibles para cumplir con esta estrategia. Este estudio es llamado logística.

Un problema logístico es estudiado a nivel elemental al inicio, y después en niveles de complejidad cada vez más grandes estudiados en tanto que síntesis de factores elementales.

Esto significa que un sistema dado es analizado, es decir descompuesto en sus sub-sistemas, estos son a su vez analizados, hasta que, por este proceso, se llega al ” átomo ” logístico, el individuo.


Lista corta de “inputs”Preguntas a las cuales responder:

– qué
– cuando
– donde
– como
– porque
– quien
Fuentes de información generales:

– escuchas telefónicas
– vigilancia- análisis de la basura
– comportamiento de los niños/niñas en la escuela, colegio
Nivel de vida según:

– alimentación
– vestimenta
– alojamiento
– medios de transporte
Contactos sociales:

– teléfono (grabación de las llamadas registradas)
– familia (certificados de matrimonio, de nacimiento, etc…)
– amigos, asociados, etc.
– adhesión a asociaciones
– afiliación política

La huella del papel personal


Costumbres personales de compra
:

– cheques bancarios
– compras por tarjeta de crédito
– compras por tarjeta de crédito “marcado” – asociación de la tarjeta de crédito con código de barra de los productos (U.P.C. – Universal Product Code)
Posesiones (activos):

– cuenta corriente
– caja de ahorro
– deposito en caja fuerte de banco
– buissnes
– automóviles
Debilidades (pasivos):

– empréstitos, créditos de consumo
– enemigos (ver fuentes legales)
Fuentes gubernamentales:

– Ayudas sociales
– Seguridad social
– Indemnizaciones o subsidios de desempleo
– Subvenciones y becas
– Servicio de Ingresos Interno
– OSHA
– Censos
– etc.
Otras fuentes gubernamentales:

– Vigilancia del correo postal

Tipos de costumbres – Programación

Fuerzas y debilidades:

– actividades (deportes, hobbies, etc.)
– ver ” legal ” (miedos, angustias, etc.)
– recolección de datos hospitalarios (sensibilidad a los medicamentos, reacción al dolor, etc.)
– recolección siquiátrica (miedos, angustias, fobias, adaptabilidad, reacción a los estímulos, violencia, sugestibilidad o hipnosis, sufrimiento, placer, amor, y sexo)
Comportamientos adaptativos:

– consumo de alcohol
– consumo de drogas
– entretenimiento, espectáculos
– factores religiosos influenciando el comportamiento
– otros métodos para escapar a la realidad
Sensibilidad política:

– convicciones
– contactos
– posición
– fuerzas / debilidades
– proyectos / actividades
Imputs legales – control del comportamiento:

– registro de los tribunales
– procesos verbales (policiales)
– infracciones de transito
– denuncias hechas a la policía

 


Lista corta de outputsCreación de situaciones controladas, manipulación de la economía y de la sociedad– ofrecer oportunidades
– destruir oportunidades
– controlar el medio económico
– controlar la disponibilidad de materias primas
– controlar el capital
– controlar las tasas bancarias
– controlar la inflación de la moneda
– controlar la posesión de la propiedad
– controlar la capacidad industrial
– controlar la fabricación
– controlar la disponibilidad de los bienes de consumo
– controlar el precio de los bienes de consumo
– controlar los servicios, la fuerza de trabajo, etc.
– controlar los pagos a los funcionarios de gobierno
– controlar las funciones jurídicas
– controlar las bases de datos personales
– controlar la publicidad
– controlar el contacto con los medios
– controlar el material disponible para la recepción de señales TV
– distraer la atención de los problemas reales
– fomentar las emociones
– crear desorden, caos y alineación mental
– controlar la elaboración de formularios de impuestos más detallados
– controlar el almacenamiento de información
– desarrollar análisis y perfiles psicológicos sobre los individuos
– controlar los factores sociológicos
– controlar las posibilidades de riqueza
– hacer del débil una presa
– neutralizar les fuerzas
– succionar la riqueza y la sustancia

El útero artificialDesde el momento en que una persona deja el útero de su madre, sus esfuerzos a todo instante están consagrados a construir y a mantener úteros artificiales en los cuales refugiarse, o formas variadas de cascarones protectores de sustitución.

El objetivo de estos úteros artificiales es de proveer un medio estable para a la vez actividad estable e inestable, de proveer un hábitat (lugar) para el proceso evolutivo de crecimiento y madurez (es decir de la sobrevivencia); De proveer seguridad para la libertad, y de proveer una protección defensiva contra una actividad ofensiva.

Esto es verdad y cierto a la vez para el publico ordinario, así como para la elite. Toda vez, existe una diferencia fundamental en la manera y forma en como encaran las clases sociales sus problemas.

 


La estructura política de una nación
DependenciaLa primera razón por la cual los ciudadanos individuales de un país crean una estructura política es un deseo subconsciente de perpetuar la relación de dependencia de su infancia. Expuesto simplemente, ellos quieren un ángel guardián para eliminar todo riesgo en sus vidas, tener un plato de pollo sobre la mesa de cada almuerzo, vestir sus cuerpos, tenderles la cama cada noche, y decirles que todo irá muy bien cuando despierten la mañana siguiente.

La demanda del publico es increíble, entonces su ángel guardián, el político, responde a lo increíble por lo increíble, prometiendo al mundo sin aportar nada. Entonces, quien es el mas grande mentiroso? El publico o el ángel guardián (político) ?

El comportamiento del publico es dominado por el miedo, la flojera y la facilidad. Esto es la base del estado de providencia en tanto que arma estratégica, útil contra un publico indigesto.


Acción – OfensivaLa mayoría de la gente quiere ser capaz de someter y/o de matar otros seres humanos que molestan o perturban sus vidas cotidianas pero ellos no quieren afrontar los problemas morales y religiosos que un tal acto de su parte podría generar.

En consecuencia, ellos asigan el trabajo sucio a otros (incluyendo a sus propios hijos) como para mantener la sangre alejado de sus manos. Ellos se extasían al salvarse animales por humanos y después se sientan delante una deliciosa hamburguesa en un bar repintado de blanco abajo en la calle y fuera de la vista de los demás. Pero aun más hipócrita, ellos pagan impuestos para financiar una asociación de profesionales de hombres celebres colectivamente llamados políticos, y después se quejan de la corrupción en el gobierno.


ResponsabilidadUna vez mas, la mayoría de la gente quiere ser libre de hacer las cosas (explorar, et.) pero tienen miedo de fracasar.

El miedo al fracaso es manifestado por la irresponsabilidad, en particular delegando sus responsabilidades personales a otros ahí donde el éxito es inseguro o implica obligaciones que la persona no esta lista a aceptar. Ellos quieren la autoridad (raíz etimológica : “auteur”), pero ellos no aceptaran ninguna responsabilidad u obligación. En consecuencia, ellos encargan a los políticos para afrontar la realidad en su nombre.


ResumenEl pueblo mandata (dar mandato) a los políticos a fin de que el pueblo pueda :

1) obtener la seguridad sin tener que organizarse

2) obtener acción sin tener que pensar o reflexionar

3) inflingir el robo, las heridas, y la muerte a otros sin tener que contemplar la vida o la muerte

4) evitar asumir la responsabilidad por sus propias intenciones

Da a los políticos el poder de crear y de dirigir una maquina de guerra por :

1) apelar a la sobrevivencia de la nacion/utero.

2) impedir la yuxtaposición de cualquier cosa sobre la nacion/utero

3) destruir a los enemigos que amenazan la nacion/utero

4) destruir a los ciudadanos de su propio país que no se conforman al respeto de la estabilidad de la nacion/utero.

 


Relaciones de flujo en el tiempo y las oscilaciones auto-destructivasUna industria tipo puede ser simbolizada electrónicamente de varias maneras. La más simple es de representar la demanda por un voltaje, y la oferta por la corriente. Cuando ha sido realizado, la relación entre estos dos se convierte en lo que llamamos una admisión, que puede resultar de tres factores económicos: (1) el flujo retrospectivo, (2) el flujo presente, y (3) el flujo previsional.

El flujo previsional es el resultado de la propiedad de las entidades vivientes que hace que la energía (alimentos) este almacenada por una periodo de baja energía (es decir para la estación de invierno). En una industria de producción, ello toma diferentes formas: una de ellas es conocida bajo el nombre de almacenamiento de producción o inventario.

En la simbología electrónica, este tipo de demanda industrial (pura industria de capital) es representado por la capacitancia, y el stock (o recursos) es representado por una carga almanaceda. La satisfacción de una demanda industrial sufre un desfase a causa del efecto de llenar los stocks (almacenamientos).

El flujo presente no implica idealmente ningún plazo. El es, propiamente dicho, del imput del día por el output del día, un flujo “de la mano a la boca”. En la simbología electrónica, este tipo de demanda industrial es representado por una conductibilidad que es entonces una simple válvula económica (un elemento que disipa).

El flujo retrospectivo es conocido como costumbre o inercia. En electrónica, este fenómeno es característico de un inductor (pura industria de servicios) en el cual un flujo de corriente (equivalente económico: el flujo de dinero) crea un campo magnético (equivalente económico: la población humana económicamente activa) que, si el corriente (flujo de dinero) comienza a disminuir, desaparece (guerra) para mantener la corriente (flujo de dinero – energía).

Otras alternativas importantes a la guerra en tanto que inductores económicos son los programas de asistencia social sin fin, o un enorme (pero fructuoso) programa espacial.

El problema en la estabilización de un sistema económico es que hay demasiada demanda, a causa de demasiada avidez y demasiada población.

Esto crea una inductibilidad económica excesiva que puede solamente ser equilibrada por la capacitancia económica (verdaderos recursos o valor, es decir bienes y servicios).

El programa de asistencia social no es mas que un sistema de equilibrio basado en un crédito sin fin, que crea una falsa industria de capital para dar a la gente no-productiva un techo encima de sus cabezas y alimentos para sus estómagos. Esto puede ser útil, toda vez, por que los recipientes se convierten propiedad del estado en compensación para un “regalo”, un ejercito listo para la elite.

Los que están atados a la droga económica deben ir hacia la elite para tener una dosis. En esto, el método de introducción de montos importantes de capacitancia estabilizadora se aplica prestándose sobre el futuro “crédito” del mundo. Esto es una cuarta ley del movimiento, y consiste en que la ejecución de una acción y saliendo del sistema antes que la reacción producida vuelva a su punto de partida de la acción (reacción diferida).

El medio de sobrevivencia a una reacción es de cambiar el sistema antes de que la reacción pueda intervenir. Por este medio, el político se vuelve más popular en su tiempo, y el publico paga mas tarde. De hecho, la unidad de medida (indicador) para un tal político es el tiempo de ese plazo.

La misma cosa es acometida por el gobierno imprimiendo dinero por encima de los limites del producto nacional bruto, un proceso económico llamado inflación. Esto pone una gran cantidad de dinero entre las manos del publico, y mantiene un equilibrio contra su avidez, crea una falta confianza en ellos-mismo y, por un momento, tiene al lobo lejos de su puerta.

Puede (el político) eventualmente volver a la guerra del equilibrio de las cuentas nacionales, porque la guerra es simplemente, en ultima instancia, el acto de destruir el acreedor, y los políticos son las estrellas públicamente encargadas de justificar el acto y de guardar su responsabilidad de la sangre lejos de la conciencia del publico. (Ver la sección sobre los factores de consentimiento y la estructuración socio-económica).

Si las personas se preocuparan realmente de su próximo, ellos controlarían sus apetitos (avidez, procreación, etc….) a fin de que puedan no depender sobre un crédito o un sistema de asistencia social.

Puesto que la mayoría del publico ordinario no ejercerá una tal restricción, solo hay dos alternativas para reducir la inductabilidad económica del sistema :

1) Dejar el pueblo matarse entre si en la guerra, lo que tendría como único resultado la destrucción total de la vida sobre la tierra.

2) Tomar el control del mundo por medio de la utilización de ” armas silenciosas ” económicas, bajo la forma de una “guerra tranquila”, y reducir la inductabilidad económica a un nivel seguro, mediante un proceso de esclavitud y de genocidio.

La ultima opción ha sido seleccionada como evidentemente la mejor opción. A este punto, esta claro como el agua para el lector la razón del secreto absoluto como necesario a propósito de las armas silenciosas. El publico ordinario rechaza mejorar su propia mentalidad y su fe en el prójimo. Se ha vuelto una horda de bárbaros proliferantes, y mejor dicho, una plaga sobre la superficie de la tierra.

Ellos no se preocupan de la ciencia económica para aprender porque ellos no han sido capaces de evitar la guerra en detrimento de la moralidad religiosa, y su rechazo religioso o auto-gratificante de tratar los problemas planetarios rinde la solución de estos problemas fuera de su alcance.

Esto es dejado a algunos que quieren realmente pensar y sobrevivir como los más aptos para sobrevivir, y resolver los problemas por ellos mismos como para aquellos que son realmente conscientes. De otra manera, la revelación publica de las armas silenciosas destruiría su única esperanza de preservar la semilla del verdadero futuro de la humanidad.

 

fin del documento

Algunas citas para meditar…

“En política, nada ocurre por casualidad. Cada vez que un acontecimiento surge, se puede estar seguro que fue previsto para llevarse a cabo de esa manera.”

Franklin D. Roosevelt
Presidente de los Estados Unidos (1933 a1945)

“El mundo se divide en tres categorías de gentes : Un muy pequeño número que produce acontecimientos, un grupo un poco más grande que asegura la ejecución y mira como acontecen, y por fin una amplia mayoría de no sabe nunca lo que ha ocurrido en realidad.”

Nicholas Murray Butler
Présidente de la Pilgrim Society, miembro de la Carnegie, miembro del CFR (Consejo para las Relaciones Externas, Council on Foreign Relations)

“El pueblo francés no lo sabe, pero estamos en guerra contra los Estados Unidos. Una guerra permanente, económica, una guerra sin muertos.”
“Sí efectivamente, ellos son muy duros los americanos, son voraces, ellos quieren un poder sobre el mundo sin compartir. Una guerra desconocida, una guerra permanente, sin muertes aparentemente, sin embargo una guerra a muerte.”

François Mitterrand
Comentario hecho luego de una entrevista privada al final de su vida (citado en el Courrier International de abril de 2000)

Bibliografía


Los libros de Viviane Forrester

Una extraña dictadura” (Fayard, 1999)

“No vivimos bajo la empresa fatal de una globalización, pero bajo el yugo de un régimen político único y planetario, desconfesado, el ultraliberalismo, que gestiona y gerenta la globalización y la explota en detrimento de la mayoría. Esta dictadura sin dictador no aspira a tomar el poder, pero a tener todo poder sobre aquellos que lo detienen. (…)

Podemos resistir a esta extraña dictadura que excluye un numero siempre creciente entre nosotros, pero guarda – ahí la trampa, y sobretodo nuestra oportunidad- formas democráticas.”

El horror económico” (Fayard, 1996)

“Vivimos en el seno de una ilusión magistral , de un mundo desaparecido que los políticos artificialmente pretenden perpetuar. Nuestros conceptos de trabajo y por ahí del desempleo, alrededor del cual la política se mueve (o pretende moverse) no tiene mas sustancia: millones de vidas son destruidas, destinos anulados por este anacronismo. La impostura general continua de imponer los sistemas de una sociedad caduca afín de que pase desapercibido una nueva forma de civilizacion que esta prácticamente preparada, donde un pequeño porcentaje de la población terrestre encontrara funciones. La extinción del trabajo pasa por un simple eclipse siendo que, por la primera vez en la historia, el conjunto de seres humanos es cada vez menos necesario para el pequeño numero de personas que fabrican la economía y que detienen el poder.”
“El Horror económico”, se vendió en Francia en mas de 400.000 ejemplares, y ha sido traducido en 24 idiomas.

Autora de varias novelas y ensayos, Viviane Forrester es critica literaria en Le Monde y miembro del jurado Femina.

 


Amos del Mundo,
Estrategias Planetarias

DEPENDENCIA ESTRATÉGICA: UNA APROXIMACIÓN HISTÓRICO-CONCEPTUAL JOHN SAXE-FERNÁNDEZ

http://conceptos.sociales.unam.mx/conceptos_final/422trabajo.pdf?PHPSESSID=ffc42510e755335c76404a255913b8ab

La globalización , en el caso de México, lleva a una situación en la que el concepto de soberanía del Estado es prácticamente borrado del mapa de conceptos útiles para explicar la realidad, desde un punto de vista materialista

Conceptos
y fenómenos
fundamentales
de nuestro
tiempo
UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE MÉXICO
INSTITUTO DE INVESTIGACIONES SOCIALES
DEPENDENCIA ESTRATÉGICA:
UNA APROXIMACIÓN HISTÓRICO-CONCEPTUAL
JOHN SAXE-FERNÁNDEZ
Enero 2009
2
DEPENDENCIA ESTRATÉGICA:
UNA APROXIMACIÓN HISTÓRICO-CONCEPTUALi
Por John Saxe-Fernándezii
1. Preámbulo
Los referentes empíricos e históricos a los que apunta el concepto de “dependencia
estratégica”, aunque presentes en la experiencia de civilización humana y su relación con
el uso y transformación de los recursos naturales por el desarrollo de la agricultura, la
metalurgia y el empleo de los combustibles fósiles, están fuertemente engranados con la
mecanización e industrialización civil y militar experimentada por el capitalismo en el
periodo posrenacentistaiii y de manera particular e intensa con el arribo del carbón, uno de
los detonantes de la era industrial, abriéndose la posibilidad de un nuevo principio de
acumulación: la implementación de energía obtenida físicamente.iv
La experiencia de mediados del Siglo XVIII a la fecha muestra que el cuadro de
estratificación de poder de las relaciones internacionales está fuertemente impactado por la
productividad industrial. El acceso, control y utilización de los combustibles fósiles,
(carbón, petróleo, gas natural), la producción de hierro y acero y de un amplio espectro de
materias primas no sustituibles localizados en la periferia capitalista como bauxita, cromo,
cobalto, cobre, manganeso, níquel, zinc y uranio, entre muchos otros (ver cita L) son
parámetros básicos utilizados en la ciencia social para determinar el potencial militar e
industrial entre las naciones.
Como la demanda de recursos, incluyendo en tal categoría todas las materias primas y
todo tipo de deshechos crece en proporción a la expansión de la producción, al dar inicio
la segunda década del Siglo XXI parecen más nítidas las advertencias sobre los límites
materiales y ambientales al expansionismo capitalista, gestándose desde décadas atrás, un
predicamento en el que las necesidades de los países “desarrollados” en general y de
Estados Unidos (EUA) en particular, representan una fuerte carga tanto para los recursos
planetarios, que son finitos, como para la ecuación ecológica planetaria, requerida para el
funcionamiento y permanencia del vulnerable y delicado marco de referencia
“bioquímico” en que se sustenta la actividad humana sobre la corteza terrestre.
En los estudios convencionales se interpreta el consumo de combustibles fósiles, de la
hidroelectricidad, y la nucleoelectricidad, como un indicador básico para determinar el
grado de industrialización de cualquier nación. Según esta perspectiva, así se muestra la
capacidad técnica para explotar la energía y se refleja la intensidad del ritmo económico.v
La situación es más compleja porque no se consideran los costos al medio ambiente, su
3
protección y defensa y porque se desestima el grado en que los guarismos indican la
intensidad del “derroche”vi energético, de metales y minerales, en los países capitalistas
centrales.
2. Recursos naturales y Guerra
La guerra es un fenómeno complejo y multifactorial, repleto de incertidumbre. La inmensa
literatura sobre la temática plantea perspectivas políticas y militares aisladas, dejando a un
lado la incidencia en su etiología de las fuerzas productivas que son las que, con su
industrialización en masa y el empuje de la Investigación y Desarrollo, se manifiesta en
mortíferos y ecológicamente devastadores despliegues aéreos, terrestres y marítimos. Por
ello conviene tener presente que la tecnología propia del proceso de industrialización tornó
primordial al logro “interés nacional” el acceso al carbón, hierro así como una amplia
gama de materias primas (ver adelante). La intensificación y mayor densidad en los flujos
de mercancía, capital y tecnología experimentados con altos y bajos durante el
posrenacimiento ocurrió entre el caos y el orden, en ecuaciones cambiantes de poder
donde, en especial a lo largo de los Siglos XIX y XX, el dominio de la tecnología, el
acceso a una vasta reserva de recursos humanos y materiales resultó central en la ecuación
internacional de poder. El acceso a esos recursos, dentro y/o fuera de la respectiva
jurisdicción nacional se posicionó, con creciente intensidad, como eje alrededor del cual
giraría cualquier intento serio de entendimiento de los intereses materiales de las clases
dominantes y para ponderar las necesidades, fortalezas o vulnerabilidades objetivas de los
aparatos bélico-industriales. En los últimos doscientos años su impacto en el desarrollo del
conflicto internacional en general y en la etiología e las guerras en particular, ha sido
decisivo.vii
La vinculación entre los asuntos de “seguridad” y las carencias de materia prima no es
historia nueva, pero durante el siglo XX con la masiva y penetrante “modernización”
militar alcanzada, registra un nuevo orden de magnitud, en especial en EUA después de la
vasta movilización bélico-industrial de la Segunda Guerra Mundial, misma que muchos
han visto como el “ariete” anti-recesivo que costó cerca de 70 millones de vidas y que
“rescató” a la economía mundial de la Gran Depresión.
Esa movilización profundizó todavía más la simbiosis entre los grandes monopolios
que se fueron gestando a lo largo de los siglos XIX y XX y la experiencia institucional
desarrollada desde la fundación de esa nación bajo lo que se conoce como la “presidencia
imperial”.viii Como lo hemos indicado en otra oportunidadix, a la luz de la experiencia
4
histórica de dos guerras mundiales y de masivas evidencias documentales, los procesos
que se desarrollan alrededor del fenómeno de la “dependencia estratégica” son
imprescindibles en todo intento de elaboración conceptual porque, después de todo, la
dinámica de la economía industrial capitalista, tal y como ella se ha expresado hasta ahora,
ha sido de tal naturaleza que la necesidad de nuevas fuentes de materia prima, mercados y
suministros frescos y baratos de mano de obra se amplía constantemente, desempeñando
un papel preponderante en todas las etapas del conflicto internacional y en las crisis
económicas.x
En la era de armamentos nucleares, químicos y biológicos, capaces de ser desplegados
desde aire, mar y tierra por medio de la cohetería balística y anti-balística de alcance corto,
mediano e intercontinental, es de enorme importancia esclarecer el papel de factores
político-institucionales, como los vínculos entre la “presidencia imperial” y los intereses
de fracciones del alto capital, en particular en sectores clave como el energético (empresas
del petróleo, carbón, gas natural), automotriz y bélico-industrial. Es un sistema que, a
decir del politólogo Marcus Raskin opera bajo el principio de que “el gobierno es un
negocio y los negocios son el gobierno”.
De igual prominencia sobre la etiología bélica y el orden de probabilidad de su
intensificación a nivel local, regional o entre potencias centrales, lo es la dimensión
geoestratégica. Ello adquiere un sesgo de alta significación y urgencia cuando, como
ocurre en nuestro tiempo, se detecta una acelerada crisis hegemónica estadounidense. Un
asunto central a determinar es si el “hegemón” se preocupa por evitar procesos o la
gestación de eventos y dinámicas que adquieran un ímpetu propio y que conduzcan a los
desenlaces contemplados en el escenario planteado por Falk,( ver adelante) o si, por el
contrario, opta con el “brinkmanship”, es decir, la toma de riesgos de guerra general
terminal para “persuadir” a los adversarios, como se experimento durante la Guerra Fría y
como queda hecho explícito en el proyecto estadounidense de desplegar su sistema
antibalístico nacional en Polonia y la República Checa. Al respecto conviene recordar, con
Einstein, la naturaleza “Terminal” de una Tercera Guerra Mundial.
En esta esfera y a la luz de los procesos que desencadenaron dos guerras mundiales
durante el siglo XX, el manejo racional y equilibrado de la crisis hegemónica, en
particular aquella relacionada con la “dependencia estratégica” es crucial, por la
centralidad del petróleo, minerales y metales en el funcionamiento industrial y militar.
Como bien lo percibió Richard Falk en 1979, en un trabajo dedicado a explorar cómo una
5
Tercera Guerra Mundial podría iniciarse en torno a la disputa por el petróleo en el Oriente
Medio:
…las guerras generales en el pasado siempre han ocurrido cuando una gran
potencia trata de compensar su declinación económica y política
recurriendo a instrumentos decisivamente militares. En estos momentos,
creo que el liderato estadounidense está tratando, cada vez con más vigor,
de neutralizar una realidad creada y expresada en la debilidad del dólar en
la esfera económica y por la pérdida de control sobre el Tercer Mundo en
términos de recursos naturales. Estados Unidos está tratando de vencer esa
debilidad por medio de la superioridad militar, y es en el contexto de tratar
de enfrentar la desventaja política y económica buscando la superioridad
militar que las guerras más horribles…han ocurrido.xi
La observación es más significativa si se tiene presente que ese análisis se hizo pocos
meses antes de la enunciación de la Doctrina Carter que fue el fundamento de la “guerra
de autosuficiencia anticipatoria” que forma parte central de la Estrategia de Seguridad
anunciada por Bush hijo en septiembre de 2002. Se trata de la más grave violación al
derecho internacional contemplada por la normatividad derivada de los Juicios de
Nuremberg. En 1979 eran contundentes los indicios de la crisis de acumulación del
capitalismo, cuyo despliegue se confirma en el descalabro económico-financiero que, al
cerrar la primera década del siglo XXI, abate a la economía de EUA y del mundo.
Por ello el manejo soberano de los recursos naturales en contextos bien definidos por
el derecho internacional público resulta crucial, tanto desde la perspectiva de la paz
mundial como de los equilibrios ecológicos. Así lo reiteraron en 2008 las naciones
organizadas en torno a la Unión de Naciones de América del Sur (UNASUR). De aquí
también que el reconocimiento del papel de la “dependencia estratégica” en la etiología de
las guerras sea crucial.xii Al finalizar la década de 1970 Richard Barnet percibió este
asunto así:
Ya está en curso una lucha global sobre la distribución de los recursos
naturales. Un asunto político vital es si quienes detentan el poder del
presente sistema de recursos controlará el próximo. La guerra ha sido la
forma favorita usada por las grandes potencias para solucionar sus
necesidades de recursos. Si se desata otra guerra mundial, lo más probable
es que el conflicto ocurrirá en torno a lo que los estados industriales
6
consideren los elementos de supervivencia. El petróleo, desde luego, pero
también el hierro, cobre, uranio, cobalto, trigo y el agua.xiii
Ciertamente el éxito logrado por el paradigma leninista, que incluye todas las fuerzas
presentes en la creación del producto social, sobre el clausewitziano ,que enfatiza la
dimensión político-militar para explicar a nivel de ciencia social los procesos que
conducen a la guerra y el conflicto se debió fundamentalmente a su más estricta
inmanencia. Además, explicitó condiciones objetivas en el sistema de relaciones
internacionales cuando ya el proceso de industrialización experimentaba grandes avances.
Es sobre la base de esa inmanencia, ampliamente corroborada por analistas entre
quienes sobresale Michael T. Klare,xiv que en este trabajo se propone que: a) el
surgimiento de cualquier guerra particular no es necesariamente un acto deliberado de un
actor claramente definido. Las naciones pueden ser compelidas hacia la guerra por fuerzas
objetivas internas y eternas, actuando en un sistema de intereses de clases en conflicto:
existen factores, como un embargo en el abastecimiento de un bien esencial como el
petróleo o el agotamiento de la reserva petrolera, que arrastran y actúan sobre el sistema
de intereses de clase, y estas fuerzas pueden desatar ciertos acontecimientos sobre los
cuales pueden tener poco o ningún control quienes deciden; y b) las guerras, las
operaciones encubiertas y los golpes de estado, usados por las potencias como parte de su
arsenal para el apoderamiento de los recursos naturales, pueden tener consecuencias
totalmente imprevistas para las mismas clases sociales en cuyo nombre e interés fueron
iniciados, financiados y llevados a cabo.xv
Antes de la Primera Guerra Mundial, por ejemplo, Alemania importaba el 25% del
hierro y del plomo consumidos, y cerca del 78% del cobre, mientras que sus suministros
principales de plomo y zinc provenían de regiones poco confiables, bajo el control del
imperio británico. Se calcula que cerca de diez millones de trabajadores industriales
(aproximadamente el 40% del total) se mantenían gracias a actividades directamente
vinculadas con la materia prima importada. Naturalmente, la interpretación histórica
contemporánea sobre las causas de la Primera Guerra Mundial considera no sólo los
aspectos políticos y militares sino también los económicos. Entre los estudios recientes
más destacados puede mencionarse el de Fritz Fisherxvi, quien ha presentado abundantes
pruebas de que la decisión alemana por la opción bélica obedeció a su desesperado intento
por lograr una posición global similar a la belga y la inglesa, sobre la base de instrumentos
militares que le permitieran vencer su dependencia de materia prima vital. El autor
muestra que, en efecto, entre los objetivos militares de primer orden figuraban las
7
campañas destinadas a la “toma” del hierro de la Lorena francesa, el manganeso, el carbón
y el hierro de Ucrania, así como otros recursos estratégicos de Bélgica, Turquía y de las
colonias africanas.
Así, la dependencia estratégica ocupa un lugar central entre las fuerzas y factores
presentes en la etiología de acontecimientos internacionales de tipo bélico. A nadie escapa
el papel de la “dependencia estratégica” alemana en los años treinta, por ejemplo en su
déficit de petróleo y hierro requeridos por el rearme y expansionismo militar. Alan
Millward,xvii muestra que en esa época Alemania, bajo la movilización bélico-industrial
nacionalsocialista, como parte de su respuesta a la humillación de Versalles, se transformó
en la principal potencia industrial en Europa. Su ejército surge como el más poderoso en
un momento en que, como señala Deightonxviii, la fuerza de trabajo, la generación de
energía y la máquina de vapor conformaban el fundamento de la prosperidad y del poder:
Los campos carboníferos alemanes eran inmensos, su población grande y
capaz, pero no contaba con abastecimientos petrolíferos. Aunque sólo un
sector de punta del Ejército utilizaba tanques y vehículos blindados la
economía como un todo se hacía más y más dependiente del transporte
motorizado. A pesar de la captura y control de campos petroleros y de la
producción de combustible sintético, el suministro petrolero se mantendría
como un problema constante para Alemania.xix
Aún más, según los altos responsables de la economía y del aparato militar, ante una
importación del 75% del petróleo consumido, la toma y control de los vastos recursos
naturales y petroleros de la Unión Soviética eran según ellos, una necesidad impuesta por
la “dependencia estratégica”. Desde junio de 1936, varios años antes de la brutal
operación Barbarosa contra Rusia, el general von Fritsch ordenó la realización de un
estudio sobre las necesidades financieras, de fuerza de trabajo y en particular de recursos
naturales. En un apéndice del estudio se mostró que el factor más delicado y vulnerable
era la falta de petróleo y la infraestructura para almacenar al menos un millón de
toneladas. Según la tasa de consumo en un escenario de guerra, aún tomando en cuenta la
producción de petróleo sintético, Alemania sólo podría pelear por siete meses. Además su
dependencia estratégica no se restringió al petróleo: importaba el 90% del estaño, 70% de
su cobre, 80% del hule y 99% de la bauxita. El estudio, con la apropiación violenta de los
recursos en mente, articulada bajo los parámetros de la “dependencia estratégica”,
advierte que “sólo los recursos de la Unión Soviética le permitirían a la máquina bélica
alemana continuar la guerra”. xx
8
La competencia franco alemana por Alsacia-Lorena fue motivada esencialmente por
los depósitos de hierro más grandes de Europa. De igual manera, la controversia entre
Polonia y Alemania por la Alta Silesia difícilmente podría explicarse en forma cabal como
manifestación de puro sentimiento nacionalista o de un ente denominado “imperativo
territorial”, misteriosamente engranado en el aparato genético de los pueblos, porque
ciertamente comportó el control no sólo sobre el mayor yacimiento europeo de carbón
sino también de vastos depósitos de plomo y de zinc, todos ellos vitales para la expansión
industrial durante las primeras décadas del siglo XX.
3. La Centralidad bélico-industrial de la dependencia estratégica
La movilización bélico-industrial, que exige el acceso a una amplia gama de materias
primas, junto con el crecimiento del mercado mundial desde las primeras décadas del siglo
XX, impulsó un alto grado de interdependencia entre los estados nacionales europeos.
Pero la interdependencia también significaba tanto en el contexto europeo como mundial,
que algunos estados industrializados eran más dependientes y vulnerables que otros,
debido, entre otras razones, a que la distribución de depósitos minerales y de
combustible corresponde a ordenamientos geológicos que nada tienen que ver son las
divisiones territoriales existentes. No extraña entonces que entre los estados capitalistas,
los más dependientes de materias primas estratégicas y de mercados externos, como
Alemania, Japón e Italia, resultaron los más beligerantes, internacionalmente agresivos y
expansionistas. Inglaterra y EUA ya por entonces contaban con accesos asegurados por
medio de esquemas político-económicos y militares de corte imperialista, a los recursos en
ultramar: el “Imperio” en el primer caso, y la expansión del “espacio vital” estadounidense
sobre América Latina bajo los auspicios del monroísmo de la “presidencia imperial”.
La ausencia de una base interna diversificada de materia prima adquirió mayor peso en
el sistema de conflicto de la Europa continental después de la Primera Guerra Mundial,
paralelamente con los desarrollos sociales y económicos propios del proceso de
industrialización. Las relaciones entre las deficiencias minerales y de combustible y los
procesos que culminaron con la Segunda Guerra Mundial son complejas, ya que
comprenden tanto los conflictos sociales internos y las tendencias de la economía hacia
“soluciones” bélicas de la crisis, como los elementos ideológicos, entre los que destacaba
el fanatismo nazi-fascista. Pero la “dependencia estratégica” desempeñó un papel
imposible de soslayar. “En cuatro años”, escribía Adolfo Hitler en un memorándum de
1936 en el que discutía la dependencia estratégica teutona,
9
…Alemania debe ser completamente independiente de otros países en lo
que respecta a aquella materia prima que nosotros mismos podremos
producir con la habilidad alemana, utilizando nuestra industria química y
mecánica y por medio de nuestra industria minera.xxi
Simultáneamente con un dinámico proceso de rearme, el reconocimiento de la
“dependencia estratégica” llevó a Hitler y su gabinete a elaborar todo un programa
ideológico centrado en dos objetivos principales que, en el terreno de la guerra y del
expansionismo aglutinaron, a decir de Eischoltz, “… a la camarilla de Hitler y a todos los
monopolios y grupos monopolistas importantes: a) el desmantelamiento de Versalles y b)
la incautación de un nuevo espacio vital”.xxii
Como paso inmediato para enfrentar su “dependencia estratégica” planearon un vasto
programa de invasiones y ocupación territorial contra Austria, Polonia y la URSS para
apropiarse de su fuerza de trabajo, infraestructura industrial e inconmensurables riquezas
naturales y erigir una Grossraumwirtschaftxxiii (economía de grandes áreas), europea y de
ser posible un gran imperio colonial africano.xxiv
El programa incluye una germanización de la Doctrina Monroe aplicada por EUA en
América Latinaxxv. Inspirados en la doctrina y en la práctica del monroísmo
estadounidense, los ideólogos del nacional socialismo procedieron a una elaboración
doctrinaria que justificara la aplicación de una agresiva e intervencionista política
internacional centrada casi exclusivamente en el impulso e interés de los grupos
dominantes del capital monopolista. Carl Schmitt, como bien apunta Neumann, surgió
como la voz cantante del grupo revisionista del nacional socialismo y encabezó la tarea de
reformular y adaptar la Doctrina Monroe a las necesidades del capital monopólico alemán
porque la consideraba como “el ejemplo más afortunado de un principio en gran escala de
derecho internacional”.xxvi No extraña que estas nociones hayan resultado atractivas entre
los altos círculos empresariales y de seguridad nacional de EUA, entre otras razones por la
hermandad entre las doctrinas de las grandes áreas económicas y la doctrina Monroe, cuya
primera gran experiencia, a nivel continental y territorial fue precisamente a costa de
vastos territorios mexicanos: una magna operación articulada, como lo ilustra Arthur
Schlesinger, bajo la presidencia imperial de James Polk.
El programa nacionalsocialista se orientó a transformar a Europa en su “reserva
estratégica” de fuerza de trabajo y recursos naturales, como Washington lo hacía con
Latinoamérica y el Caribe, ello como parte de un esquema económico-industrial que, lejos
de apoyar una difícil autosuficiencia, se encaminó al almacenaje de la materia prima
10
adquirida del exterior para mejorar las capacidades bélicas, necesarias precisamente para
la ampliación del “espacio vital” (Lebensraum) de la base de recursos naturales. Para
Hitler et al, la “solución definitiva” a la dependencia estratégica consistió en “…una
extensión de nuestro espacio vital, es decir, una ampliación de la base de materia prima y
de alimentos de nuestra nación”.xxvii
Haciendo referencia al papel crucial en la dinámica histórica de los recursos naturales
en general, y de la energía en particular, William L. Shirer ha mostrado abundantemente el
papel de la dependencia estratégica en la conducción de los programa bélicos del régimen
nazi, mostrando que su éxito se basó no tanto de sus divisiones de infantería, sino de sus
tanques y de su fuerza aérea, que, a su vez, dependían del petróleo:
…bajo el mando de Hitler el toque consistió en desarrollar la
autosuficiencia alemana en dos materiales sin los que la guerra moderna no
podía pelearse: la gasolina y el hule, los cuales habían tenido que
importarse. El problema de elaborar gasolina sintética del carbón ya se
había solucionado (por los científicos de la compañía Farben) a mediados
de los 20. Después de 1933 el gobierno nazi le dio la luz verde a Farben
para la elaboración de petróleo sintético, y giró instrucciones para elevar la
producción a 300 mil toneladas para 1937.xxviii
Con el inicio de las operaciones bélicas, la situación relativa a los recursos naturales se
tornó crucial. Albert Speer, el ministro de armamentos de Hitler, dejó un relato bien
documentado sobre el impacto de la dependencia alemana de minerales en la elaboración
de los planes de “diplomacia coercitiva” (guerra sicológica y política) y de guerra, así
como su impacto en los criterios y razonamientos del primer círculo del dictador. Los
requerimientos de la industria bélica en torno a minerales como el manganeso, el níquel, el
molibdeno, el silicón y el cromo, entre otros, fueron centrales en los planteamientos de
Speer. En un memorándum del 11 de noviembre de 1934, dirigido a Hitler, intitulado
“Aleaciones en la producción de armamentos y la importancia de las importaciones de
cromo de los Balcanes y de Turquía”, Speer muestra la naturaleza de un predicamento
para el cual no había “solución” como la que ofrecía, aunque fuera sólo parcialmente, el
petróleo sintético:
…consecuentemente, el mineral más escaso es el cromo. Esto es
especialmente grave ya que el cromo es indispensable a una industria
armamentista altamente desarrollada. Si perdiéramos los suministros de
Turquía, las reservas de cromo sólo serían suficientes por 5.6 meses. La
11
manufactura de aviones, tanques vehículos motorizados, proyectiles,
armazones de tanques, submarinos y casi la gama entera de artículos de
artillería cesarían su producción entre uno y tres meses después de este
límite, ya que para entonces las reservas en los canales de distribución
quedarían exhaustas.xxix
Para fines del primer semestre de 1945 la interrupción del suministro de cromo turco
asestó un golpe fatal a toda la industria armamentista, tal y como lo había previsto Speer.
“Suponiendo que continuáramos la producción de armamentos” –escribe Speer-,
…la última distribución de cromo a la industria sería hecha el 1 de junio de 1945.
Considerando el tiempo requerido por las industrias procesadoras, la producción
dependiente del cromo, que significa la producción entera de armamentos, cesará el 1 de
enero de 1946.xxx
La caída de Alemania se aceleró por dos acciones de guerra ejecutadas por la URSS y
EUA y dirigidas precisamente a paralizar la maquinaria de guerra alemana negándole
tanto el combustible sintético como el acceso a los campos petroleros de Ploesti, fuente de
más del 50% del petróleo natural consumido por Alemania. En relación con el primer
operativo, Speer expresó:
Jamás podré olvidar la fecha 12 de mayo de 1944. Ese día se decidió la
guerra tecnológica. Hasta entonces nos la habíamos arreglado para producir
aproximadamente tantas armas como las requeridas por las fuerzas
armadas, a pesar de sus considerables pérdidas. Pero con el ataque de 935
bombarderos de la Octava fuerza aérea norteamericana sobre varias plantas
de combustible en la Alemania central y del este comenzó una nueva era en
la guerra aérea. Significó el fin de la producción armamentista alemana. Al
día siguiente, junto con los técnicos de la planta de Leuna bombardeada
(una planta de carbón hidrogenado), difícilmente nos abrimos camino entre
las ruinas y los escombros de sistemas de conducción y tubos. Las plantas
químicas eran extremadamente sensibles al bombardeo.xxxi
El arquitecto y ministro de armamentos de Hitler se refería al hecho de que aun las
prospectivas más optimistas eran incapaces de concebir que la producción pudiera
resumirse sino hasta muchas semanas después.
El segundo incidente fue protagonizado por el ejército de la URSS que, luego de haber
encerrado a cincuenta divisiones alemanas en la región báltica, penetró hasta Vyborg en
Finlandia, destruyó al grupo central del ejército alemán, avanzó unos 650 kilómetros en
12
seis semanas hasta el Vístula, frente a Varsovia, mientras que en el flanco sur inició un
ataque el 20 de agosto del mismo año que “resultó en la conquista de Rumania a finales de
mes, y con ella de los campos petroleros de Ploesti, la única fuente de petróleo natural de
las fuerzas armadas alemanas”.xxxii
Bajo la desesperación e impacto de la dependencia estratégica, Hitler lanzó un fallido
intento para tomar Antwerp en Bélgica, no sólo para dividir las fuerzas de los aliados, sino
especialmente para tomar los depósitos de combustible y nutrir a los tanques y a la fuerza
aérea alemana. Con el flujo petrolero interrumpido y con las plantas de producción
sintética destruidas, la maquinaria de guerra alemana paralizada se transformó en un vasto
conjunto de ruinas inservibles, confirmando la advertencia hecha por Hitler a su estado
mayor en enero de 1941 en el sentido de que,“…Rusia puede transformar los campos
petroleros rumanos en basura humeante…y la vida misma del Eje depende de esos campos
petroleros”.xxxiii
4. Dependencia estratégica: Alemania, Estados Unidos.
Tanto el sistema industrial-militar alemán, la primera “economía de guerra” cabalmente
desarrollada en el siglo XX como su proyecto histórico expresado en un Destino
Manifiesto (Lebensraum), resultaron demasiado grandiosos para las capacidades
geográficas y demográficas del estado alemán. El desarrollo de una política internacional
coercitiva e intervencionista resultó directamente proporcional tanto a la ambición de la
clase dominante alemana, como a su agudo estado de “dependencia estratégica”, es decir,
de limitaciones materiales. Por esta razón la finalidad dominante de la política exterior
alemana fue la de superar las carencias internas (en materia prima estratégica, en
población, en territorio) utilizando instrumentos económicos, políticos, psicológicos,
sociológicos y finalmente militares. El uso de medios no militares de intervención fue
amplio: haciendo recurso a la penetración o la infiltración, la desintegración forzada o la
atomización (Zerzetsung), la subversión y la defección, el aparato diplomático-militar
alemán logró tomar varios estados de la Europa central que eran de su interés por su fuerza
laboral, su infraestructura industrial y sus recursos naturales. En el curso de la experiencia
diplomática alemana se desarrollaron brutales técnicas intervencionistas que
posteriormente EUA habría de ampliar y financiar extensamente dentro y fuera de
América Latina y el Caribe, considerada en su planeación militar y económicaxxxiv como
“reserva estratégica”, es decir, fuente además de fuerza de trabajo barata de un amplio
espectro de minerales, agua, biodiversidad y de energéticos -gas, petróleo- un asunto nodal
13
por el agotamiento de la reserva petrolera de EUA, que se acelera desde que se detectó a
principios de la década de 1970 como lo había previsto, utilizando una innovadora técnica
estadística, el geólogo estadounidense M. King Hubbert.xxxv Como técnica de guerra
política, la infiltración consistió en una penetración deliberada o planificada de ciertos
grupos políticos, militares y sociales de un estado dado por parte de agentes y agencias del
poder interventor (bajo los efectos de la codicia y la “dependencia estratégica”) con fines
de manipulación, es decir, para ampliar su influencia y control en la dinámica política
interna del estado a ser intervenido, en asuntos vinculados con concesiones petroleras,
gaseras, mineras, acuíferas y forestales. En tanto que tal tipo de penetración es un acto
deliberado de “manejo”, usualmente se la encubre bajo el manto del “secreto de seguridad
nacional”, mientras que, simultáneamente, se desarrollan capacidades para “negar
plausiblemente” su ocurrencia en caso de que la operación fuera descubierta
prematuramente. La política exterior nazi hacia Checoslovaquia es un ejemplo claro de
esta técnica de “política exterior”, especialmente por su exitosa explotación de
vulnerabilidades por las tensiones raciales y étnicas.xxxviLa utilización de los conflictos
entre checos y los eslovacos para dividir el país y facilitar así la intervención y el control
sobre las decisiones políticas y económicas de interés a las empresas alemanas fue intensa
y extensa, mientras el uso del antisemitismo como fuerza social y política para dividir a la
población fue sumamente efectiva, logrando no sólo la polarización interna, sino también
la desmoralización, el resentimiento y la amargura.
Después de la guerra fría y del uso del anticomunismo como táctica para proyectar
poder policial-militar y económico, Washington utiliza una vasta campaña “anti-crimen” y
“anti-narcóticos”, con fines semejantes, un programa de especial intensidad en el México
y la Colombia de principios del siglo XXI.
La correspondencia entre la política exterior nazi en Europa central y en la Unión
Soviética, y la estadounidense en América Latina, el Caribe en el Oriente Medio y
crecientemente en África, se percibe si se tiene en cuenta los rasgos que han caracterizado
esas diplomacias, así como el papel preponderante que desempeña la “dependencia
estratégica” en ambos casos. Es claro, como se plantea a lo largo de este trabajo, que
esta correspondencia no puede ser aprehendida si no es por medio de la
generalización y abstracción logradas a partir de acontecimientos concretos. En este
plano, en los dos casos, la penetración, la desintegración forzada y la subversión de los
estados victimados desembocó usualmente en periodos de control encubierto de las
acciones políticas internas o externas de importancia para el poder interventor. Tales
14
acciones incluyen aquellas que afectan los “intereses vitales” del estado interventor (por
ejemplo las políticas sobre el manejo del petróleo desde PEMEX); las que impactan la
posición de poder relativo del estado victimizado en relación con el agresor y las acciones
que inciden en el poder relativo, dentro del estado agredido, de los círculos militares,
empresariales, partidos políticos o facciones por medio de las que el estado interventor
extiende su influencia y control.
Las operaciones clandestinas de la diplomacia nacionalsocialista alemana y
estadounidense pueden verse aisladamente y también se pueden percibir los
resultados aislados; pero su naturaleza sólo se aclara cuando esas operaciones se
conceptualizan en el contexto de la dinámica del sistema social y en relación con
rubros centrales como el relacionado con las políticas que favorecen los intereses
empresariales, bancarios, mineros, petroleros, etc., es decir con factores definitorios
como el de la “dependencia estratégica”. Por ejemplo, ya desde 1948 quienes decidían
en EUA habían dictaminado, por conveniencias y circunstancias cuyo análisis y
explicación rebasan la intención de este trabajoxxxvii, por una parte que el comunismo
soviético representaba la más seria amenaza a la seguridad nacional y a la prosperidad
estadounidense, mientras que la amenaza externa coincidía plenamente con el desarrollo
de mecanismos de intervención militar y no-militar por parte de los EUA para garantizar
el acceso de sus empresas a los mercados y, fundamentalmente, a la materia prima del
Tercer Mundo.xxxviii Al respecto cabe recordar que después de la Segunda Guerra Mundial
se observó un notable incremento en los precios de la materia prima industrial: no sólo el
petróleo sino también cobre, plomo y estaño. Durante los primeros nueve meses de 1947
EUA ya importaban el 31% del manganeso, el 47% de la cromita y el 57% del
platino.xxxixA principios del siglo XXI los niveles de dependencia estratégica, en la
mayoría de los minerales esenciales superan el 85% y en casos cruciales, como se verá
adelante, es del 100%. En la década de los setenta, para su funcionamiento anual EUA
importaba cuatro mil millones de toneladas métricas de minerales. Esa cifra, que no
incluye las importaciones petroleras, se acrecentó de manera incesante.xl
De acuerdo con Alan Bateman, los últimos años del decenio de 1940 fueron “un punto
crucial en la posición a largo plazo de la materia prima para EUA. Es inevitable –
recalcaba en 1948-, que EUA tendrá que depender de fuentes extranjeras de minerales”.xli
La utilización de la “guerra política” para lograr acceso seguro a materia prima esencial,
como el petróleo en el caso venezolano y mexicano, o el cobre en el de Chile o el estaño,
en el de Boliva, etc ad nauseam, fue inaugurada y recibió su más amplia ejemplificación
15
con la serie de acontecimientos auspiciados por EUA a fin de modificar los “obstáculos
políticos” que impedían su acceso y su control de los vastos depósitos petroleros de Irán.
El derrocamiento de Mohammed Mossadegh, de reconocida posición nacionalista y la
restauración de Reza Shah Pahlevi en 1953 se cuenta entre los operativos de
desestabilización más “exitosos” de la diplomacia encubierta de EUA por medio de la
recién establecida (1947) Agencia Central de inteligencia (CIA).
Los favorecidos por estas operaciones clandestinas, que de paso violan los principios
más elementales del derecho internacional, constitucional, mercantil y penal, han sido,
indefectiblemente, los grandes intereses monopólicos petroleros, del gas natural,
automotrices y bélico-industriales de EUA. Por ejemplo, la operación en Irán tuvo como
fin modificar su política nacionalista en relación con el petróleo. Como lo reseña Richard
Falk, los beneficiarios inmediatos del derrocamiento de Mossadegh,
…fueron los poderes corporativos multinacionales europeoestadounidenses.
La motivación no aceptada (es inaceptable), pero
ampliamente documentada ahora es el grado tan intenso en que la política
exterior estadounidense en el Golfo Pérsico reflejó los intereses
corporativos. Existía una relación simbiótica entre las corporaciones y el
gobierno estadounidense en el Cercano Oriente, en la cual cada una servía
de guardián de los intereses del otro.xlii
Hans Tofte, jefe de todas las operaciones clandestinas de la CIA en aquel entonces
corrobora el aserto de Falk cuando se ufanó de la operación, mencionando precisamente la
“dependencia estratégica” como motivo de fondo. Después de afirmar que Mossadegh era
una “marioneta soviética” que había derrocado al Sha “para abrir la puerta a una toma
soviética del Irán y su petróleo”, remató la idea diciendo que es
…un petróleo que ahora mantiene a las industrias europeas en
funcionamiento y que, incidentalmente, también mantiene un vasto número
de automóviles estadounidenses recorriendo nuestras carreteras de costa a
costa”.xliii
El programa de asistencia militar de EUA en América Latina, aplicado desde el
Comando Sur desde donde también opera a partir de 2008 la Cuarta Flota, -reactivada en
2008 después de 60 años- así como el programa de seguridad pública, el Plan Colombia, la
Iniciativa Mérida y la “integración” de México al Comando Norte que opera de Alaska al
Suchiate, el Golfo de México y una amplia franja del Océano Pacífico, tiene como fin, –
junto a un amplio despliegue de bases militares, la creación de capacidades para la
16
intervención y ocupación de las áreas donde se localizan los recursos naturales del mayor
valor estratégico-comercial.
Por medio de la campaña anti-crimen y anti-narcóticos desplegada desde el
Departamento de Defensa, la CIA, la Drug Enforcement Administration y la Nacional
Security Agency, antes y después de la guerra fría, Washington desarrolló un esquema de
guerra política semejante al esquema de Zersetzung o desintegración forzada del
nacionalsocialismo. El vínculo entre Zersetzung y dependencia estratégica es crucial ya
que consiste en
…el desgarre de la estructura política y social de un estado victimizado
hasta que la estructura de la moral nacional se desintegra y el estado es
incapaz de resistir una intervención más intensa…La idea de explotar las
vulnerabilidades políticas, psicológicas y sociológicas no es nueva, pero no
es sino desde la era nazi que esta idea ha logrado aclararse como parte
integral de la planificación política y militar; es decir, como parte de los
planes de guerra. Ciertamente, el término Zersetzung fue utilizado primero
por los nazis para describir sus operaciones-altamente exitosas- de
desmoralización en el extranjero, combinadas con otras técnicas de guerra
política, incluyendo todo tipo de persuasión, desde la propaganda hasta la
violencia más brutal”.xliv
En países latinoamericanos como el Chile de Allende, México y Colombia, las
operaciones de guerra política y urbana son utilizadas como técnicas de
“desestabilización” y se realizan con la acción combinada de las corporaciones privadas
transnacionales de EUA coordinadas por medio de las cámaras de comercio
estadounidenses, las burocracias de seguridad nacional con sede en Washington que
operan desde las respectivas embajadas y los instrumentos policial-militares desarrollados
por medio de los programa respectivos, en nuestros días incluyendo dotaciones especiales
para el Plan Colombia y la Iniciativa Mérida en México dedicadas a la adquisición de
equipo y adiestramiento militar-policial estadounidense.
Desde el gobierno de James Carter, cuando EUA sufrió un fuerte impacto
geoestratégico por haberse comprobado el inicio del agotamiento de su reserva de petróleo
convencional y el simultáneo embargo decretado por la Organización de Países
Exportadores de Petróleo (OPEP) a raíz de la Guerra del Yom Kippur en 1973, la Casa
Blanca ordenó una intensificación del Zersetzung y otras operaciones de espionaje con la
finalidad de consolidar el control abierto y/o encubierto sobre el proceso de decisiones
17
local en asuntos vitales relacionados con la política petrolera. En estas tareas los
programas tanto del Banco Mundial como del Banco Interamericano de Desarrollo se
articulan con las del aparato de seguridad nacional.xlv Las dimensiones de la actividad
estadounidense de corte diplomilitar, de espionaje y el impulso a esquemas de integración
comercial y en materia de seguridad en México, aumentó en proporción al incremento en
las estimaciones hechas tanto sobre la reserva petrolera mexicana y el agotamiento de la
estadounidense como de otros recursos naturales incluyendo los minerales, el agua y la
biodiversidad.
5. México: punta de lanza hacia América Latina.
Aunque se remarca poco en las discusiones suscitadas por la repentina, prematura y
riesgosa decisión del gobierno mexicano, bajo Salinas de Gortari, de apresurar la firma de
un tratado de libre comercio con EUA, el factor geoestratégico y de seguridad aglutinados
en el concepto de “dependencia estratégica” juega un papel imposible de soslayar. La
interrelación de los procesos de “integración profunda” con EUA y Canadá, auspiciados
desde el Council on Foreign Relationsxlvi, la adopción de una política económica dirigida
hacia afuera, y los aspectos militares y de seguridad impulsan sinergias que afectan la
viabilidad del Estado nacional mexicano, situación que adquiere un carácter más complejo
y delicado si la atención se enfoca a la región norte de México. Un estudio sobre la
dialéctica entre microrregionalización y macroregionalización realizado por el autor con
base en análisis ofrecidos por Pablo González Casanova y Robert Cox sobre el contexto
(la “globalización neoliberal” experimentada después del fin de la guerra fría) en que
ocurren esos procesos, advierte que el juego de fuerzas desatadas por la incautación
neoliberal de bienes, empresas e infraestructuras nacionales puede inducir una
fragmentación de la “jurisdicción territorial” de la Federación Mexicana.xlvii
La vinculación que históricamente ha existido entre los programas militares, de
seguridad y las inversiones de los grandes monopolios de EUA en América Latinaxlviii
adquiere mayor peso en momentos en que la potencia norteña enfrenta su “peak oil” y el
agravamiento de una crisis de acumulación sin precedentes. De aquí que la proyección de
poder militar de EUA hacia áreas donde están localizados los recursos vitales, Oriente
Medio, África y América Latina y el Caribe, se ha intensificadoxlix. Su propensión a
utilizar a América Latina como plataforma de re-lanzamiento, después de su fracaso
militar en Irak, no puede desestimarse. Si en el caso alemán la naturaleza parasítica del
capitalismo alemán fue intensa, la inclinación fagocítica del actual capitalismo
18
estadounidense en crisis quizá sea mayor. La cada vez más visible disolución del orden de
posguerra (Bretton Woods, OTAN, etc con Washington a la cabeza) en varias subunidades
con intereses encontrados en aumento, ocurre paralelamente a la creciente incapacidad de
la economía estadounidense o cualquier otra, de coordinar el sistema capitalista como un
todo y con un perceptible “repliegue” de EUA hacia el hemisferio occidental después de la
catástrofe estratégica en Irak, algo semejante a lo ocurrido en los años setenta del siglo
pasado después del desplome militar sufrido en Vietnam. Pero en el país sudasiático el
revés, que costó millones de vidas, fue táctico. En Irak y Oriente Medio es un descalabro
estratégico.
El entusiasmo de republicanos y demócratas de establecer “fortalezas regionales” en
América Latina coincide con intentos prácticos y retóricos por socavar a regímenes
nacionalistas, en Cuba, Venezuela, Bolivia, Ecuador y en cierta medida en Brasil,
Argentina y Paraguay, que han distanciado su diplomacia y política económica de los
lineamientos estadounidenses encaminados a promover sus intereses privados nacionales y
a resolver o al menos mitigar su dependencia estratégica. En esencia la postura de EUA
fue sintetizada por Alan Stoga de la firma consultora Kissinger Associates, representante
de intereses empresariales, bancarios y de seguridad nacional así:
Por razones estratégicas y comerciales, el futuro de América Latina está en
EUA y viceversa…Es necesario empezar a explorar lo que significaría un
acuerdo de libre comercio hemisférico…el eje clave es México, Estados
Unidos y Canadá. Si este acuerdo trilateral de libre comercio se
desarrolla…se empezaría a alentar el desarrollo de relaciones comerciales
que a la larga conduciría a una zona comercial hemisférica.l
Frente a esta versión estadounidense de una Grossraumwirtschaft hemisférica la
soberanía territorial es un aspecto crucial para las naciones latinoamericanas: se trata de la
preservación en manos nacionales de los recursos naturales localizados los espacios bajo
esas jurisdicciones. La codicia empresarial y la “dependencia estratégica” serían dos
pilares centrales en el intento estadounidense por desplegar en América Latina, sea a
través de la “guerra anti-terrorista” o anti-narcóticos, las nociones centrales derivadas de la
Doctrina Carter y de Doctrina de Seguridad presentada por Bush en Septiembre de 2002
bajo la rúbrica de la Guerra de Auto-defensa Anticipatoria”. La petroguerra contra Irak,
una mezcla palpable de codicia y “dependencia estratégica”, se realizó bajo las premisas
anidadas en la Doctrina Carter cuando éste, con los vastos recursos petroleros del Golfo
Pérsico en la mira, proclamó en enero 23 de 1980 ante el Congreso –y el mundo- que,
19
Todo intento de una fuerza exterior de controlar el Golfo Pérsico será
percibido como un ataque a Estados Unidos. Se utilizarán los medios
adecuados, incluyendo el uso de la fuerza, para rechazar este ataque.li
Además, según Carter, la presencia del ejército de la URSS en Afganistán “constituía
una amenaza” en una región que posee “dos terceras partes de los recursos petroleros
exportables del mundo”, localizada “a trescientas millas del océano Índico y el estrecho de
Ormuz, una vía marítima por la cual debe transitar una parte esencial de los recursos
petroleros del mundo”.lii
Ese mismo año y bajo el impacto triple, de la “dependencia estratégica” de EUA en el
petróleo del Oriente Medio, el embargo petrolero decretado contra EUA por la OPEP en
1973 –con apoyo del Rey Faisal de Arabia Saudita, quien pronto sería asesinado- y el
arribo de la reserva petrolera, de EUA desde los inicios de esa década al “techo” de
producción, Carter creó en 1980 el núcleo del Comando Central, cuya “responsabilidad es
proteger el flujo petrolero” en esa región.liii Para tal efecto se destinaron fondos para la
creación de un Destacamento Conjunto de Despliegue Rápido en la base aérea de MacDill,
“asignándole la responsabilidad de las operaciones de combate en el Golfo”. Tres años
después, Ronald Reagan transformó ese Destacamento en el Comando Central.liv
Así, desde la “doctrina” y la “práctica” Carter enteró al mundo y a sus sucesores, que
su país tenía “derecho” al uso de toda medida, incluida la fuerza, para garantizar, sus
“intereses vitales”. Y el acceso y “protección” del petróleo del Oriente Medio encabeza la
lista de esos “intereses”. Como lo supo Zbigniew Brzezinski, el entonces asesor de
seguridad nacional de Carter, aquello fue una réplica de los argumentos y de la práctica de
las fuerzas de despliegue rápido (blitzkrieg) nazi para apoderarse de los recursos naturales
y humanos que codiciaban los monopolios alemanes en Europa y Rusia.
Con Bush –hijo- la receta para Latinoamérica sería un corolario de la Doctrina Carter
conocida como “doctrina de las fronteras flexibles”, que Washington trató de aplicar en
marzo de 2008 por medio de un ataque a la soberanía territorial ecuatoriana realizado
desde Colombia, pocos días antes de la sesión inaugural, en Brasilia, de la Unión de
Naciones Sudamericanas (UNASUR), cuyo fundamento es, precisamente, la defensa
común de la soberanía territorial de los países firmantes. Sin duda, como lo percibe Carlos
Gabetta, la agresión colombiana,
…es una prolongación lógica, un paso más de la estrategia estadounidense
para la región a través del Plan Colombia. La pretensión de imponer la
doctrina de que cualquier país puede incursionar militarmente en otro con
20
la excusa de perseguir insurgentes, supone arrogarse la decisión de cometer
cualquier ilegalidad. Pero como aun así Estados Unidos no podría justificar
su participación en América Latina, es necesario que además los
insurgentes resulten narcotraficantes.lv
La “doctrina” derivada de la operación contra Ecuador es clara: en la guerra contra el
terrorismo o el narcotráfico la “interdependencia en materia de seguridad” estaría por
encima de la soberanía territorial. El planteamiento no es nuevo. Henry Hatch, miembro
del Estado Mayor del Departamento de Defensa en declaraciones hechas durante su visita
a México con motivo de la lectura del Tercer Informe de Gobierno de Salinas de Gortari
expresó que,
…la interdependencia en la seguridad, la economía y el medio ambiente
han cambiado la noción de soberanía nacional, dictando una nueva era de
administración común de los problemas comunes, tanto a México como a
Estados Unidos.lvi
El rechazo de las naciones sudamericanas a lo ocurrido el 1 de marzo no se hizo
esperar: desde la OEA y luego el Grupo de Río se rechazó la agresión “colombiana” al
tiempo que se reafirmó, por medio de UNASUR, la intención de presentar un frente
común ante cualquier amenaza a la integridad territorial y el manejo soberano de los
recursos naturales localizados en las jurisdicciones nacionales sudamericanas. Esta postura
cuestiona, en su raíz, la tendencia histórica de la clase gobernante de EUA de concebir y
usar a América Latina y el Caribe como su reserva estratégica. La “narcotización” de las
operaciones diplomilitares de EUA por medio de la Iniciativa Mérida en México y el Plan
Colombia tiene como objetivo propiciar la ocupación militar en la porción norte y sur de
América Latina. En el sur queda claro que por medio del Plan Colombia, EUA se instala
política y militarmente “en el corazón de lo que los geólogos van detectando como la más
importante cuenca petrolera del mundo, que incluye la enorme reserva venezolana, “con
balcón sobre la Amazonia, la mayor reserva vegetal y acuífera del mundo”.lvii
Además de las cañoneras, (Cuarta Flota, Comando Sur y Comando Norte) el recetario
oligárquico-imperial incluye “libre” comercio y desregulación financiera y de la inversión
extranjera.
Con la excepción de Cuba, desde 1982 se restauran en México y América Latina,
desregulación y librecambismo a ultranza, en medio de creciente corrupción, entreguismo
y más autoritarismo policial y militar. Con el TLCAN se renuncia al desarrollo
retrocediéndose en los frágiles, pero significativos, logros del desarrollo estabilizador. La
21
“compra-venta de México” se realizó en medio de la capitulación por Salinas y Zedillo de
la política exterior y de seguridad. Con Fox y Calderón se combina lo económicoempresarial
con lo policial-militar, según dos diseños de la Casa Blanca: la Alianza para la
Seguridad y la Prosperidad de la América del Norte (ASPAN) y la mencionada Iniciativa
Mérida. La ASPAN comporta una integración profunda (saqueo) de recursos naturales, un
apartheid laboral y la tajante exclusión de población y legislaturas de la “agenda
trinacional”.
Ante el rechazo sudamericano del esquema de integración “hemisférica” auspiciado
por EUA, con México y Colombia como principales “socios” comerciales y militares, el
aparato empresarial y de seguridad de EUA insiste y trata de revivir el Acuerdo de Libre
Comercio de las Américas (ALCA). En el tramo final de su mandato Bush, con apoyo del
Banco Mundial y el BID, intentó ampliar y “legar” pactos y transas empresariales y
policial-militares de ASPAN a América Latina por medio de un engendro dado a conocer
el 24 de Septiembre de 2008 como “Caminos hacia la Prosperidad de las Américas”, que
la Red Mexicana de Acción frente al Libre Comercio (RMALC) califica como el “Plan B
del ALCA”, es decir, un “refrito” del proyecto imperial enterrado por las naciones
latinoamericanas en Mar del Plata en 2005 y apoyado por Vicente Fox, el exgerente de
Coca Cola que ocupó la presidencia mexicana (2000-2006). Siguiendo los lineamientos
sintetizados por Stoga, como el TLCAN y ASPAN, el Plan B contiene: a) “una agenda y
acuerdos económico-mercantiles y financieros cubiertos bajo los nombres de
competitividad y prosperidad”, y b) “una agenda complementaria de carácter militar y
policial de lucha contra el terrorismo, el narcotráfico, la migración ilegal, etc., usando el
placebo de la seguridad”.lviii
Bush lanzó la propuesta desde el Consejo de las Américas/Sociedad Americana, con
endosos de presidentes y funcionarios de Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, República
Dominicana, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Panamá y Perú. Desesperados y
decididos a frenar y desactivar coaliciones regionales y de construcción social alternativa
como UNASUR, EUA y sus aliados (auténticos unos y bajo coacción o soborno otros)
promueven el Plan B, el despliegue de la Cuarta Flota, los Comandos Norte y Sur del
Pentágono, con un rosario de bases militares y los dos programas de ocupación territorial
en México y Colombia, sustentados en terrorismo de Estado y ejércitos mercenarios
(outsourcing militar).
Existe concordancia entre la perspectiva empresarial y militar estadounidense en el
sentido de que el acceso y control de los recursos naturales del “hemisferio” resulta asunto
22
crucial, en particular después del desgaste estratégico sufrido en Irak. La “dependencia
estratégica” de EUA encabeza su agenda militar hemisférica tanto por lo que se refiere a
los abastecimientos de petróleo y gas como de los metales y el resto de los minerales, de la
A de aluminio a la Z de zinc.
En un contexto de creciente competencia con otros polos industrializados por esos
recursos naturales Washington recurre a un inusitado fortalecimiento de su marina a nivel
global, dirigido a intensificar su ya de por sí amplia presencia en los puntos clave de las
líneas de comunicación marítimas (LCM) en general, y de las que son fundamentales en
relación al hemisferio occidental como un todo, incluyendo las de América Latina. Una
presencia naval sobre la región como la que ya se experimentó durante el gobierno de
Roosevelt durante la Segunda Guerra Mundial: después de todo, exceptuando el arrastre
terrestre y los oleoductos entre EUA y sus dos vecinos, las crecientes importaciones
petroleras y mineraleslix, tanto de México y Canadá como del resto del mundo que
requiere el funcionamiento del aparato industrial estadounidense se realizan por la vía
marítima. De ahí el ascenso del almirantazgo en el escalafón del Pentágonolx: un indicio
del reforzamiento de su marina, que posee nueve portaaviones nucleares y tres
convencionales, que transportan hasta ochenta aviones o helicópteros y grandes
contingentes de soldados, marinos y pilotos:
Alrededor de estos gigantescos buques gravitan cruceros, destructores,
submarinos a menudo autodirigidos y equipados con misiles. La marina
estadounidense vigila en bases diseminadas en la superficie del globo y
patrulla las principales rutas marítimas. Es la espina dorsal, el torrente
sanguíneo de una nueva clase de imperio. Los barcos transportan a los
aviones, que son los principales proveedores de soldados, material y
provisiones. Tanto en Washington como en el Pentágono, la navy adquirió
recientemente mayor importancia que los ejércitos de tierra y aire.lxi
Leonard G. Gastonlxii indica que desde 1980 el General Alton D. Slay, entonces a
cargo del Comando del Sistemas de la Fuerza Aérea, advirtió al Congreso que no sólo se
presentaban “serios problemas” con la “dependencia de las importaciones petroleras” por
parte de EUA sino con la carencia de al menos cuarenta minerales, “esenciales para una
defensa adecuada y una economía fuerte”. En ese entonces, recordó Alton, EUA
importaba más de la mitad de al menos veinte minerales “esenciales”.lxiii Los estudios del
Naval War College apuntan desde hace tiempo que no sólo en tiempos de guerra o de
crisis y “emergencia nacional” le será necesario a EUA “minimizar” su dependencia de
23
suministros petroleros y minerales localizados “fuera” del hemisferio occidental, sino
también en “tiempos de paz”. Las propuestas planteadas en investigaciones sobre la
“dependencia y vulnerabilidad” que acarrea la importación de materia prima adquirida de
fuentes “fuera del continente americano” y definida como “estratégica y esencial”,
plantean la conveniencia de que las vetas de estos minerales “puedan ser substituidas por
fuentes latinoamericanas, incluyendo el Caribe, América Central y Sur América”lxiv.
Estudios más recientes del Mineral Information Institute ofrecen listados sobre la creciente
falta de autosuficiencia de EUA en materiales prioritarios que debe importar al 100 %,
entre ellos arsénico, columbo, grafito (estratégico), manganeso, mica, estroncio, talantium,
ytrium. EUA también es deficitario al 99% de la bauxita y alúmina; 98% de piedras
preciosas; 95% de diamantes industriales y asbestos; 94% del tungsteno; 91% del grupo de
metales del platino; 84% del estaño; 79% del cobalto; 75% del cromo; 66% del níquel,
etc.lxv A este predicamento de aguda “dependencia estratégica” mineral se agrega, como
ya se indicó, la más crucial de todas: el déficit petrolero y de gas natural.
“De acuerdo con el Departamento de Energía”, dice la versión no-clasificada del
documento United States Command Strategy 2016 presentado por el Comando Sur del
Pentágono,
…tres naciones, Canadá, México y Venezuela, forman parte del grupo de
los cuatro principales suministradores de energía a EUA, los tres
localizados dentro del hemisferio occidental. De acuerdo con la Coalition
for Affordable and Reliable Energy, en las próximas dos décadas EUA
requerirá 31% más producción de petróleo y 62% más de gas natural, y
América Latina se está transformando en un líder mundial energético con
sus vastas reservas petroleras y de producción de gas y petróleo.lxvi
Ciudad Universitaria, México D.F. Enero de 2009.
i La presente es una actualización y ampliación de una reflexión histórico-conceptual preliminar de la
“dependencia estratégica”, en Saxe-Fernández, John, Petróleo y Estrategia, México, Siglo XXI, 1980.
ii Entre sus libros recientes: La Compra-Venta de México, México, Plaza & Janés, 2002; Terror e
Imperio, México, Random House 2006; México. Energía: Situación y Alternativa, México, UNAMCeiich,
en prensa. Es docente en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales y coordina con Víctor Flores
Olea el Programa de Investigación el Mundo en el Siglo XXI del Centro de Investigaciones
Interdisciplinarias en Ciencias y Humanidades, UNAM.
iii Una discusión amplia sobre las modificaciones experimentadas en el medio ambiente político
(absolutismo) y la realidad económica en ese periodo es ofrecida por Moore, Barrington, Los Orígenes
sociales de la dictadura y la democracia, Barcelona, Edicions 62, 1973). La economía política clásica
presenta una “síntesis” de una estructura económica, tecnológica y social hecha realidad en la Inglaterra de
la industrialización, cuando ya, por doscientos años se fue disolviendo el orden feudal y cuando, como bien
24
lo plantea Moore, la vida económica, rural y urbana, de los siglos XVI y XVII ocurrió en contrapunto con la
institucionalidad absolutista.
ivLa génesis de la revolución industrial es de una vasta complejidad histórica y geográfica imposible de
abordar en este trabajo. La interrelación de los procesos de urbanización, burocratización e industrialización
son objeto de la vasta bibliografía desarrollada por la ciencia social en los últimos doscientos años. Sólo se
quiere enfatizar que el carbón se utilizó para calentar hogares y espacios de trabajo y para la
transformación química del mineral de hierro en hierro y acero, los fundamentos de la industria.
Deffeyes Kenneth S. Beyond Oil, New York, Hill & Wang, 2005; Bairoch, P., “International
Industrialization Levels from 1750 to 1980”, Journal of European Economic History, 11, 1982.
v Kennedy, Paul, Rise and Fall of Great Power, New York, Random House 1987, p 199 y ss
vi Tampoco se tienen presentes las “externalidades” implicitas a esas modalidades de generación de energía.
Al respecto consultar Saxe-Fernández, John, y Delgado, Gian Carlo, “Engaños contables de los monopolios
de la energía”,
vii Giovanni Arrigí y Beverly J. Silver, Caos y Orden en el Sistema-Mundo Moderno, Madrid, Akal, 2001.
viii Schlesinger, Arthur, Imperial Presidency, New York, Houghton Miffin, 1973; LaFeber, Walter, The
American Search for Opportunity, 1865-1913, New York, Cambridge University Press, 1995; Saxe-
Fernández, John, “México und die imperiale Präsidentschaft der USA” Das Argument, 260,2 (June),
Berlin, pp 169-177
ix Saxe-Fernández, John, Petróleo y Estrategia, México, Siglo XXI, 1980, p 102 y ss
x La literatura sobre esta cuestión es extensa. Desde la perspectiva política, uno de los más adecuados
análisis de la experiencia histórica lo ofrece Neumann, Franz en Behemoth, FCE, 1942; también Gunder
Frank, André World Accumulation 1492-1789, Londres,s McMillan Press, 1978; del mismo autor,
Dependent Accumulation and Underdevelopment, Nueva York, Monthly Review Press, 1978; Magdoff,
Harry The Age of Imperialism, Nueva York, Monthly Review Press, 1969; Dobb, Maurice Estudios sobre
el Desarrollo del Capitallismo, México, Siglo XXI, 1979; Los trabajos de Hobson, Rosa Luxemburgo y
Lenin, entre otros son adecuadamente discutidos por O´Connor, James en “ The Meaning of Economic
Imperialism”, en Rhodes, Robert I (comp) Imperialism and underdevelopment, Nueva York, <Monthly
Review Press, 1970, pp 101-150.
xi Falk, Richard, “How a Nuclear War can Stara in the Middle East”, Bulletin of Concernid American
Scientists, Boston-Washington, Union of Concernid Scientists, April, 1979, citado en Saxe-Fernández John,
“Globalization and Security: The US Imperial Presidency. Global Impacts in Iraq and Mexico”, en Brauch,
H, Oswald U, Mesjasz C, Grin John et al, Globalización and Environmental Challenges, Heildelberg-
Berlin, Springer, 2008, p 378.
xii En esta esfera la dimension de incertidumbre es crucial. Consultar Saxe-Fernández, John, “Incertidumbre
Estratégica”, La Jornada, Febrero 15, 2007. Disponible en http://www.jsaxef.blogspot.com.
xiii Barnet, Richard, The Lean Years, New York, Simon & Schuster, 1980 p 19. Para un excelente estudio
sobre la relación entre guerra y recursos naturales consultar: Klare, Michael T, Resource Wars, New York,
Harcourt College Publishers, 2002. Un desarrollo de esta temática es ofrecida por Saxe-Fernández, John, en
Petróleo y Estrategia, México, Siglo XXI, 1980 y en Saxe-Fernández, John “ Globalization and Security: the
US Imperial Presidency: Global Impacts in Iraq and México”, en Brauch, Hans Günther, Oswald Spring,
Úrsula, Czeslaw Mesjasz, John Grin, et al, Globalization and Environmental Challenges:
reconceptualizing security in the 21st Century, Berlin, Heildelberg, New York, 2008, pp363-378
xiv Klare, Michael T. Rising Powers, Shrinking Planet, New York, Metropolitan 2008.
xv Para una puntual elaboración revisar los análisis de Rapoport, Anatol sobre, On War de Clawsevitz, en
“Editor´s Preface” a Clawsevitz, On War, London, Penguin, 1968.
xvi Fisher, Fritz, Germany´s aims in the First World War, New York, Norton, 1967, p 538.
xvii Consltar, Millward, Alan, La Segunda Guerra Mundial, 1939-1945, Barcelona, Crítica, 1986; Brebler,
Leo y Winklres, Wilhelm The cost of the World war to Germany and to Austria-Hungary, Yale
Univerwity Press, 1940, pp 12-13
xviii Deighton, Len, Blitzkrieg, London, Pimlico, 2007.
xix Ibid, p 26. las cursivas son mías.
xx Deighton, op cit p 69.
xxi Hitler, citado en Weinberg, Gerhard L., The Foreign Policy of Hitler´s Germany: diplomatic
revolution in Europe, 1933-1936, Chicago, University of Chicago Press, 1970 pp 353-354
xxii Eischltz, D. Geschichte der deutschen Kriegswirtschaft, 1939-1945, Vol I, Berlín, 1969, obra citada
por Milward, Allan S, La Segunda Guerra Mundial, Barcelona, Editorial Crítica, 1986, pp 22-23
xxiii Me he referido a los paralelismos entre la diplomacia de “areas económicas amplias” de la Alemania nazi
y la “Grand Area” desplegada por EUA sobre México y Canadá en el Tratado de Libre Comercio de la
América del Norte, en Saxe-Fernández, John, “La Doctrina de las Áreas Económicas Amplias: su relevancia
25
para México”, en, Delgado, Javier y Villarreal, Diana R, Cambios Territoriales en México: Exploraciones
Recientes, México, UAM-Xochimilco 1991, pp 23-41
xxiv Milward, op cit p 29 y ss
xxv Para una discussion sobre la germanización de la Doctrina Monroe consultar, Neumann, Franz,
Behemoth: Pensamiento y Acción en el Nacional Socialismo,, México, Fondo de Cultura Económica,
1943; Saxe-Fernández, John, “Dependencia Estratégica e Intervencionismo: Lebensraum Hemisférico”, en
Petróleo y Estrategia, op cit pp 148-159..
xxvi Neuman, op cit p 187.
xxvii Citado en Carrol, Berenice, Design for total war: armas and economics in the Third Reich, The
Hague, Mouton, 1968, p 103.
xxviii Shirer, William L. The Rise and Fall of the Third Reich, Londres, Pan Books, 1972, p. 349.
xxix Speer, Albert, Inside the Third Reich, London Sphere Books, 1971, p 432.
xxx Speer, op cit p 544
xxxi Ibid, p 468
xxxii Shirer, op cit, p 1289
xxxiii Citado en RIch, Norman, Hitler´s war aims, Norton, 1974, pp 206-207.
xxxiv Este trabajo se centrará en los instrumentos políticos y militares de cara a la dependencia estratégica.
Pero aquellos de corte económico, manejados por instituciones como el Banco Mundial, el Fondo Monetario
Internacional y el Banco Interamericano de Desarrollo son de gran peso: una dimensión que el autor ha
abordado extensamente en Saxe-Fernández, John, La Compra-Venta de México, op cit; Saxe-Fernández,
John y Delgado Ramos, Gian Carlo, Imperialismo y Banco Mundial en América Latina, La Habana,
Marinello, 2004; Saxe-Fernández, John y Delgado Ramos Gian Carlo, El Imperialismo en México: las
operaciones del Banco Mundial en nuestro país, México, Random House, 2005
xxxv Entre otros, consultar Deffeyes, Kenneth, Hubbert¨s Peak, Princeton, Princeton University Press,
2003; Deffeyes, Kenneth, Beyond Oil: the view from Hubbert´s Peak, New York, Hill & Wang, 2005;
Saxe-Fernández, John, “El Terror: Bush, Petróleo y Criminalidad de Estado”, en Saxe-Fernández, John,
Terror e Imperio, México, Random House, 2006, pp297-236.
xxxvi Consultar Blackstock, Paul, The Strategy of Subversion, Chicago, Quadrangle Books, 1964
xxxvii Al respecto consultar el imprescindible estudio de, Kolko, Joyce y Gabriel, The Limits of Power: The
World and United States Foreign Policy, 1945-1954, New York, Harper & Row, 1972
xxxviii Para un estudio extenso de la relación entre la intervención bajo auspicios del anticomunismo y el
control empresarial estadounidense sobre vastos yacimientos de recursos en la periferia capitalista, consultar
Barnet, Richard, Intervention and Revolution: America´s confrontation with insurgent movements
around the World, New York, Simon & Schuster,a 1968.
xxxix Detalles en Foreign relations of the United D¿Status, Documentos oficiales del Senado, “memorando
Kennan”.
xl Además del Bureau of Mines del Departamento del Interior , Washington D.C., consultar revistas
especialisadas como Mining Engineering
xli Bateman, Alan M. “America´s stake in World mineral resources”, Mining Engineering, Julio de 1959, p.
25.
xlii Falk op ci.
xliii Citado por Falk, Richard, “Iran and American geopolitics in the gulf”, Race & Class, Vol XXI, N. 2,
verano de 1979, pp 41 y ss. Las cursivas son mías. Consúltese también, Selser, Gregorio, “De cómo la CIA
derrocó a Mossadegh y devolvió el trono al Sha Reza Pahlevi I”, El Día, 9 de diciembre de 1979, p 11; “De
cómo la CIA derrocó a Mossadegh y devolvió el trono al sha Reza Pahlevi.II”, El Día, 16 de diciembre de
1979, p8.
xliv Blackstock, op cit, pp 50-51. Consúltese también Saxe-Fernández, John “La Contra-Reforma
hemisférica”, Trimestre Político, año 1, N. 3 Enero-Marzo de 1976, pp 48-64 y del mismo autor, De la
Seguridad Nacional, México, Grijalbo, 1976.
xlv Como se ejemplifica en Saxe-Fernández, John, La Compra-Venta de México, México, Plaza & Janés,
2002; y en Saxe-Fernández, John y Delgado Ramos, Giancarlo, El Imperialismo en México, México,
Random House, 2005
xlvi Para una análisis del CFR consultar Saxe-Fernández, John, Terror e Imperio, op cit, nota 11, p.277
xlvii Ver Saxe-Fernández J. “Mexamérica: la dialéctica entre la macro y microrregionalización”, en Saxe-
Fernández, John y Petras, James, compiladores, Globalización, Imperialismo y Clase Social, Buenos
Aires-México, Lúmen, 2001, pp 305-331; González Casanova, Pablo, Globalidad, neoliberalismo y
democracia”, México, Ceiich/UNAM 1995; Cox. Robert, “Global Perestroika”, en Milliband R y Panith L.
compiladores, New World Order? Socialist Register 1992, London, Merlin Press, 1992 pp 26-43.
26
xlviii Consúltese Saxe-Fernández, John, Proyecciones Hemisféricas de la Pax Americana, Buenos Aires,
Amorrortu Editores, 1975
xlix Klare, Michael, Blood and Oil: The Dangers and Consequences of America´s Growing Dependence
on Imported Petroleum, New York, Metropolitan, 2004; un primer borrador de trabajo bien documentado
lo ofrece Cordesman,Anthony H. US and Global Dependence on Middle Eastern Energy Exports: 2004-
2030. Washington, Center for Strategic and Internacional Studies, November 23, 2004.
l Stoga, Alan, citado en Saxe-Fernández, John, “Aspectos Estratégico-Militares inmersos en el Proyecto de
Integración de América del Norte”, en Ortiz Wadgymar, Arturo, compilador, La Integración Comercial de
México a Estados Unidos y Canadá, México, Siglo XXI, 1990 p 84.
li Carter, James, State of the Union Address, January 23, 1980, disponible en http://www.jimmycarterlibraqry.org
Al respecto consultar, Klare, Michael T., Rising Powers, Shrinking Planet, New York, Metropolitan, 2008
lii Carter, Jimmy, ibidem.
liii Klare, Rising Powers… op cit p 149.
liv Klare, Michael, Sangre y Petróleo: peligros y consecuencias de la dependencia del petróleo;
Barcelona, Urano 2006 p 23.
lv Gabetta, Carlos “Plan Colombia e Integración Regional”, Le Monde Diplomatique, Abril, 2008 p 3.
lvi Hatch, Henry, citado en Saxe-Fernández, John, “La Doctrina de las Áreas Económicas Amplias…”, op cit
p 31
lvii Gabetta, ibidem
lviii Documentos y detalles en rmalc@prodigy.net.mx.
lix En 1981 ya el orden de magnitud de la dependencia y vulnerabilidad de EUA de las importaciones
minerals era grande como se indica en, A Congressional Handbook on US Minerals
Dependency/Vulnerability, a Report to the Subcomité on Economic Stabilization of the House
Committee on Bankin, Finance, and Urban Affairs, Congressional Research Service, Library of
Congreso, Washington D.C., US Government Printing Office, 1981, citado por Leonard Gastón-ver
siguiente nota.
lx Como informa Arno J. Mayer, (ver siguiente nota), el almirante Mike Mullen es el jefe del Estado Mayor
Conjunto de las Fuerzas Armadas; el almirante Eric Y Olson dirige el Comando de Operaciones Espaciales,
que planifica y coordina las operaciones secretas antiterroristas en el mundo; el almirante William J. Falton
dirige el Comando Central, que protege los intereses estadounidenses en una zona que abarca más de treinta
países, desde el Cabo de Hornos hasta Asia meridional, desde el Golfo y la Península Arábiga, hasta Asia
central- A este listado debe agregarse que tanto el Comando Sur como el Comando Norte están al mando de
almirantes.
lxi Mayer, Arno J. “Permanencia del Imperio Americano”, Le Monde Diplomatique, Septiembre 2004, p.12
lxii Gaston, Leonard G. “Mineral Import Dependency: Does it Matter?”, Air University Review, November-
December 1983. http://www.airepower.maxwell.af.mil/airchroniclesaureview1983/Nov-Dec/gaston.html
lxiii Algunos detalles y tablas oficiales de esa dependencia de minerales en la década de los 70 del siglo
pasado es ofrecida por Saxe-Fernández, John, De la Seguridad Nacional, México, Grijalbo, 1977
lxiv Naval War Collage, New Port, Center for Naval Warfare: US Strategic and Critical Materials
Imports: Dependency and Vulnerability. The Latin American Alternative, Report Date: 31 May, 1989.
lxv Además depende de importaciones del 88% de flúor; 86% de tántalo; 82% de barita; 79% de barita: 74%
de potasio; 65% de piedra dimensionada; 62% de antimonio; 58% de iodina; 50% de cadmio, todos
“esenciales y estratégicos”. Fuente: Minerals Imported by the United Status, Mineral Information
Institute, Denver, Colorado, 1996.
lxvi Department of Defense. United States Souther Command, Command Strategy 2016, unclassified.sd,
Washington DC, March 2007. http://www.us southcom command strategy 2016. Las negritas son mías.

2013, desarrollo de pseudo democracias en la Unión Europea, el caso de España

Proyecto de Ley de Seguridad en España atenta contra todos los derechos sociales y políticos , esto da una prueba de cómo se vive bajo regímenes pseudo democráticos, los cuales son más bien oligarquías servilmente sostenidas por una casta partitocrática y sindical altamente corruptas
La noticia en video la aporta una televisión de América Latina, Telesur, lo que muestra . una vez más , la pseudo democracia española y europea,pues en España y la Unión Europea, se silencia, se manipula, se engaña mediante un sistema de fabricación de opinión de corte , digámoslo claramente, ce estilo nazi
VER EL VIDEO DE TELESUR EN QUE SE ANALIZA EL CASO DE ESTA NUEVA LEY EN MARCHA EN LA PSEUDO DEMOCRÁTICA ESPAÑA