Sobre la cuestión de la eutanasia.Una exposición desde el Materialismo Filosófico. Video de Gustavo Bueno

Un análisis del concepto de eutanasia, desde el Materialismo Filosófico.

Categorías de las Ciencias Políticas, desde el Materialismo Filosófico. Sobre la capa cortical del cuerpo político.

Gustavo Bueno desarrolla una propuesta innovadora, materialista, acerca de lo que se conoce como Ciencias Políticas y sobre la llamada Filosofía Política.

Superando la clásica teoría de los tres poderes y su división o “supuesta independencia”, derivada de John Locke, y su modelo de democracia parlamentaria, y luego de las repúblicas liberales al estilo de la que dio lugar a los actuales Estados Unidos de Norteamérica. Gustavo Bueno plantea una serie de conceptos e ideas que expuso , en una primera obra ( Primer Ensayo sobre las categorías de las Ciencias Políticas ) y en posteriores libros y artículos, además de en varios videos, las táselas, o filmados a partir de conferencias, cursos en la Escuela de Filosofía de Oviedo o Universidad de La Rioja , etc.

Es muy importante tener en cuenta que las tres capas del cuerpo de las sociedades políticas, o Estados, forman parte de una estructura esencial que envuelve al núcleo mismo del cuerpo político: dado éste en el eje circular del Espacio Antropológico. CITA del libro de G Bueno mencionado:

” La capa basal, que en sí es económica, se hace política (económico- política) cuando se representa como objetivo de los planes y pro- gramas de la sociedad política; y no hay sociedad política, por liberal que ella sea, que pueda dejar de incluir una capa basal “

Consulta fundamental para el análisis y la crítica del concepto de CAPA CORTICAL, desde las tesis del Materialismo Filosófico acerca de las categorías de las Ciencias Políticas: Una exposición muy útil la encontramos en el Diccionario Filosófico, de Pelayo García en esta entrada http://www.filosofia.org/filomat/df597.htm RAMAS Y CAPAS DEL PODER POLITICO . MODELO CANÓNICO GENÉRICO DE LA SOCIEDAD POLITICA

España, como problema, analizando opciones para elegir a qué partidos u opciones políticas votar en abril de 2019 en España.Gustavo Bueno invita a la vuelta a la caverna, para salir de la oscuridad de la opinión que encadena con la ignorancia y la pereza para pensar con criterios de logos dialéctico

“España es muy anterior a Cádiz” – Gustavo Bueno

Bueno: «España es muy anterior a Cádiz» 

El filósofo juzga «pura palabrería» el abandono del Antiguo Régimen de las Cortes gaditanas en un debate sobre el modelo de nación con UPyD y PP
Prendes: «Hace falta pactar el modelo territorial» l Fernández-Ahuja: «La Constitución nos ha permitido vivir en pacífica convivencia»

23.01.2013 | 01:00 FUENTE https://www.lne.es/oviedo/2013/01/23/bueno-espana-anterior-cadiz/1357734.html

Bueno: «España es muy anterior a Cádiz»

Bueno: «España es muy anterior a Cádiz» 

Chus NEIRA


La cuestión era España, la nación española, convertida en asunto de debate en el Club Prensa Asturiana de LA NUEVA ESPAÑA por la fundación Denaes (Defensa de la Nación Española). Y los participantes eran el diputado regional de UPyD, Ignacio Prendes, la diputada nacional del PP Ángeles Fernández-Ahuja, y el filósofo Gustavo Bueno. El pensador, como era de esperar y ya había pronosticado Prendes, fue quien acaparó, de alguna forma, más atención, y centró la cuestión al margen del enfrentamiento partidista que los políticos escenificaron. Su conclusión fue una refutación de la creencia de que la nación española nace en las Cortes de Cádiz. «La nación española», afirmó Bueno, «es muy anterior a la Constitución de Cádiz, por eso cuando los constituyentes de 1978 dicen nación son expresión de otras realidades que ellos no controlan».


Bueno daría alguna pista de este rastro de nación, por ejemplo, en pasajes del «Quijote», pero también arrancaría su exposición rechazando de partida la división de la mesa entre «políticos-juristas» y «filósofos». «Filósofos somos todos, la filosofía no dice nada, porque hay muchas, no es como la termodinámica». De los «políticos-juristas» acabaría diciendo que son víctimas de determinado «gramaticalismo».


Antes de toda su exposición y de la de los representantes del PP y UPyD, en los prolegómenos del debate, Covadonga Coya, delegada de la Fundación Denaes en Asturias, explicó que al encuentro celebrado ayer en el Club Prensa Asturiana de LA NUEVA ESPAÑA habían sido invitados también el PSOE e IU, pero que finalmente no habían asistido. Del PSOE se acudió a Fernando Lastra, que declinó por motivos de agenda, y en la FSA comunicaron, finalmente, que «aunque no había ningún motivo especial, no les venía bien», citó Coya. De IU explicó que en los primeros contactos telefónicos le dijeron que el nombre de la Fundación «recordaba al yugo y las flechas» y que, finalmente, tras otras gestiones, habían manifestado «que no les venía bien».


Así las cosas, sólo Ignacio Prendes y Ángeles Fernández-Ahuja acudieron a hablar sobre España al lado de Bueno. En sus primeras intervenciones la diputada del PP aseguró que su partido defiende que «España es una realidad», y repasó los artículos más importantes de la Constitución española (España como «nación», patria común e indivisible, autonomía de las nacionalidades, principio de solidaridad) y el desarrollo posterior autonómico, para concluir que en España hay «un modelo intermedio entre el federal y el central con el que el PP está conforme». Aprovechó para atacar al PSOE y afear las palabras de Javier Fernández -«no se puede hablar de modelo de Estado ni cómodo ni confortable»- y de Rubalcaba -«la Constitución no necesita un “lifting”»-. Y finalizó pidiendo que se reforme no el modelo de Estado, sino su gestión.


Prendes, que se presentó como «un simple aficionado a la política», aseguró que el gran problema es que «no está definido el modelo territorial». Por eso luego, en las conclusiones, reclamó un gran pacto político que lo defina, ante el importante «momento fundacional» que se vive en este momento ante los peligros, dijo, del secesionismo. Eso ya fue al final, y a preguntas de Bueno, que le inquiría si estaba pidiendo una nueva Constitución, Prendes respondía que sí. Fernández-Ahuja, por su parte, en esta segunda vuelta, ya metidos en harina y en diálogo con el filósofo, defendió la Constitución española como la norma que ha garantizado «el Estado de derecho» y «ha permitido por primera vez una convivencia pacífica». Bueno oponía, en este caso, entre risas, los asesinatos de ETA para rechazar el argumento de la diputada.


También hubo algo de tensión política, pues Prendes se empeñó en exigir que se eliminen los privilegios fiscales forales previstos en la Constitución y afeó al PP su «juego» con los nacionalismos. Llegó a lamentar «que no existan partidos nacionales en España», y pidió una reforma urgente del Senado. «Si no, podéis cerrarlo». Su comentario irritó al senador Isidro Fernández Rozada, presente entre el público, que reclamó a Prendes «un poco de prudencia» y le reprochó que mantuviera «unos análisis faltos de rigor que por el puesto que tienes no debes mantener».


Lo de Gustavo Bueno discurrió, como no podía ser de otra forma, por otros derroteros. En primer lugar, analizó qué había detrás de la inclusión de las nacionalidades en el artículo segundo. Según Bueno, se debe a la defensa de una idea de Estado federal por parte del PSOE y de la democracia cristiana, que venía de la «intervención muy activa de Estados Unidos» y ante la que no opuso resistencia Adolfo Suárez, «de formación muy escasa, como se sabe».


También matizó el concepto de «solidaridad», procedente de la Revolución Francesa, cuando sustituye a fraternidad, «una metáfora mecánica, relacionada con la soldadura, que se sacó del derecho romano y que contiene ese componente, el de la solidaridad frente a terceros, como la solidaridad de los cuarenta ladrones». La solidaridad es, pues, para Bueno, «un cuento», salvo la de «la lucha de todos contra todos» en el contexto de los nacionalismos en España.


También cargó contra algunos conceptos de la Constitución, «nación de naciones», «patriotismo constitucional» o «sujeto de soberanía», cuestiones todas para Bueno «burocráticas, fórmulas gramaticales vacías de gente que no sabían, y que cuando los llaman ahora padres de la patria me entra la risa». 


Y ahí fue cuando negó que la idea de nación nazca en las Cortes de Cádiz por la diferencia entre «nación» y «pueblo». «El pueblo es una cosa intuitiva, lo que rodea a un individuo, y cuando un individuo se ve rodeado se cree el pueblo, por eso lo de pueblo es puro espejismo, es una bazofia». Lo de pasar «de súbditos a ciudadanos, el paso del Antiguo Régimen de las Cortes de Cádiz» también es «pura palabrería». La nación española, concluyó, es un «concepto vivo», que ya aparecía en el «Quijote». Por eso, aclaró «coincido con Jovellanos y Argüelles, España no necesitaba Constitución, porque ya la tenía a través de toda su legislación, desde el Fuero Juzgo».

El Liber Iudiciorum es traducido al romance (s. XIII) como Fuero Juzgo

Análisis sobre los problemas de una posible plataforma económica y política Hispanoamericana, desde las tesis del Materialismo Filosófico.

En esta conferencia es exponen una serie de tesis, y también algunos de los problemas concretos, materialmente dados , desde el presente de Hispanoamérica, problemas tales que impedirían o dificultarían de modo importante, los planes y proyectos para generar una plataforma política, económica , desde la cual tanto España, como los diversos Estados que conforman Hispanoamérica, dicha plataforma se constituyera como un instrumento para confrontar, enfrentar o defenderse, de las estrategias tanto de los Estados Unidos de Norteamérica, como la Unión Europea, entendida ésta como una plataforma económica de alcance supra estatal, dominada por Alemania y sus más cercanos países de la llamada área anglosajona del mundo. Reino Unido jugando un papel al parecer bastante claro , de aliado incondicional de los EEUU.

Se analiza esta problemática, tanto por el ponente, como por algunos participantes del público

Consideramos , desde introfilosofia, que resulta de mucho interés este video, porque en él se presentan tanto opciones, más o menos viables, y los posibles o actuales obstáculos. Quedan abiertas diversas temáticas que merecería la pena analizar, criticarlas, para avanzar en dichos proyectos , buscando vías de acción social, política, económica.

Sugerimos, además de los textos citados en el video, este artículo de Gustavo Bueno :

Gustavo Bueno
España y América
Catauro, (La Habana), 2001

http://www.filosofia.org/aut/gbm/2001eya.htm


También nos parece de interés un artículo del profesor mexicano Axel Juárez en torno a las tesis y problemas planteadas en el video http://www.posmodernia.com/globalizacion-y-continentes-segunda-parte/


España e Hispanoamérica en el S. XXI. Dialéctica de Estados y dialéctica de Imperios

Las izquierdas en México. Un análisis desde el Materialismo Filosófico. Exposición por Axel Juárez, y debate posterior.

Clase en la Escuela de Oviedo. Sede de la Fundación Gustavo Bueno. 8 de abril de 2019

Axel Juárez Rivero

Las izquierdas en México. Del Grito de Independencia a López Obrador

8 abril 2019


cartel para este acto de la Escuela de Filosofía de Oviedo

La fuente principal de las grandes problemáticas que surgen al intentar caracterizar y separar los términos de izquierda y derecha –tan ampliamente presentes en los medios de comunicación, en discursos y análisis políticos o trabajos denominados académicos– consiste, esencialmente, en el tipo mismo de definición del que se parta (consciente o sin advertirlo). La mayoría de los esfuerzos de conceptualización siguen un formato basado en la asignación de características y atributos específicos de pretensión permanente, a efectos de que tal concepto pueda asimilar las distintas corrientes y desarrollos históricos. Así, se afirma: la izquierda propugna “la igualdad, la justicia, la libertad, los derechos humanos, la democracia”, etc., de tomar tal formato se concluiría que la Unión Soviética fue la antítesis de la izquierda. Es decir, semejantes parámetros son inestables y cambiantes, no refieren a un criterio frente al cuál se articule una definición y, más aún, habrá factores que una determinada clase de derechas asuma en sus proyectos. De esta forma el concepto se disuelve.

Por el contrario, es necesario seguir un tipo de definición que posibilite asimilar los orígenes y transformaciones temporales de las corrientes políticas, no se disgregue en atributos eclécticos, entendiendo a su evolución histórica. El trasfondo fundamental es que existe no una izquierda, única y fija, sino varias izquierdas a lo largo de la historia; implicando, por tanto, que las características específicas y proyectos difieren significativamente unas de otras. No es posible caracterizar como una unidad, en este caso, lo que resulta múltiple. Desprendiéndose, entonces, que sean identificados diferentes géneros de izquierda: la jacobina (de donde brota el resto), la liberal, la anarquista, la socialdemócrata, la comunista (marxista-leninista) y la asiática (en un primer momento referido al maoísmo).

Los aspectos precedentes son, justamente, los que subyacen a la teoría materialista de la izquierda de Gustavo Bueno. Son a partir de estas coordenadas que se efectuará un análisis aplicado al contexto mexicano. La identificación de los seis géneros, las diferentes izquierdas, a lo largo de la evolución histórica de México. En otras palabras, la investigación –siguiendo la teoría política del materialismo filosófico– de las corrientes políticas de izquierda constituidas, desarrolladas y, en su caso, disueltas en la historia mexicana.

Tomando como punto de partida los distintos proyectos que tuvieron como objetivo la separación del Imperio Español, de donde finalmente surgiría el Estado mexicano; continuando con los años posteriores a la independencia durante el siglo XIX, pasando por la época de Benito Juárez, la Revolución Mexicana en la vigésima centuria, la consideración sobre el papel del Partido Revolucionario Institucional (PRI), que gobernase cerca de setenta años, hasta a nuestros días con el arribo de Andrés Manuel López Obrador a la Jefatura del Estado. Será en buena medida, también, una breve exposición sobre la historia política de México.

Finalizando con el diagnóstico de “movimientos” propios de corrientes indefinidas (v. g. el llamado EZLN). Decimos indefinidas porque, debe agregarse, desde la teoría política materialista identificamos dos grandes clases de izquierda: las definidas y las indefinidas, bajo el supuesto de que las seis generaciones izquierdas se definen respecto al Estado (la anarquista misma, al pedir su disolución), pero existen otras cuyas referencias remiten a factores fuera del Estado (el ecologismo, los derechos humanos, el feminismo, el indigenismo, el aborto, defensa de la adopción homoparental, &c.) siendo además los contenidos y criterios considerados como necesariamente típicos de la izquierda por antonomasia. Son estas las izquierdas indefinidas, tan presentes en la actualidad. Si las izquierdas no se definen a través del Estado, con proyectos que refieran al Estado, son sencillamente izquierdas indefinidas. También tales corrientes se identificarán en el panorama mexicano.

En suma, se realizará un tratamiento más detenido de cada corriente y del contexto particular en que se desenvolvieron. Caracterizando a Hidalgo y a Morelos, a los liberales decimonónicos, a Zapata y Villa (figuras conocidas incluso en el exterior), a Lázaro Cárdenas y la incidencia de los comunistas. Subrayando un tipo de izquierda muy significativo que se configuró tras la Revolución Mexicana de 1910 y que guarda paralelismos con otras fuerzas políticas en Hispanoamérica como las encabezadas por Perón en Argentina, Paz Estenssoro en Bolivia, Getulio Vargas en Brasil o Jacobo Árbenz en Guatemala.

Temas que permitirán glosar la historia de nuestras naciones, despertar interés por su estudio destinado a estrechar los lazos entre España y México, junto con toda Hispanoamérica.

→ «Juárez: “López Obrador es más cercano a Vox que a Podemos por su proyecto”. El filósofo considera que la exigencia de perdón del presidente mexicano a España “es extravagante”» (Elena Vélez, La Nueva España, martes 9 abril 2019, página .)

FUENTE DE ESTE TEXTO http://fgbueno.es/act/efo190.htm

AGREGAMOS ( DESDE INTROFILOSOFIA) OTRO TEXTO, PERTENECIENTE A UNA CONFERENCIA PREVIA DE AXEL JUAREZ, QUE SE PRESENTA COMO ENTREVISTA DEL DIARIO LA NUEVA ESPAÑA, DE OVIDEO:

Texto previo (Año 2016) a la clase incluida en el video que agregamos antes del vídeo:

El estudiante y profesor de filosofía e historia Axel Juárez (México D. F, 1996) se encontró con el materialismo filosófico de Gustavo Bueno a través de la red, algo muy normal como hijo de su generación. Y, desde aquel día, no se ha podido desenganchar de los libros, las ponencias y las investigaciones del filósofo asturiano. “Gustavo Bueno es el último dique, la última barrera, en este momento de delirio generalizado”, afirma. Está tan impresionado con el materialismo filosófico que se animó a venir a Oviedo para conocer en persona a Gustavo Bueno y participar en los Encuentros de Filosofía de la Fundación, que se celebraron en el mes de marzo. Pero además, tomó la decisión de quedarse más tiempo y poder realizar una conferencia más amplia en la Escuela de Filosofía de Oviedo, y ayer fue su gran día.

Bajo el título “La teoría política materialista y el Estado mexicano en el siglo XX”, el joven realizó un recorrido por la historia política de su país, tomando como punto de referencia la revolución mexicana de 1910 y terminando en el gobierno actual, a partir del materialismo filosófico de Bueno. “En México hubo una especie de transición democrática después de ese hecho, de esa revolución, y se creó un mito condicionado por los prejuicios hacia otras etapas políticas”. Juárez se remontó al momento de la declaración de independencia de México, en 1821, para explicar la división entre conservadores y liberales que siempre imperó en el país, pero que con la muerte de Benito Juárez, líder de la corriente liberal, vieron como sus líneas se desdibujaban. “Porfirio Díaz, al que se le llamó dictador, venía del bando liberal, y fue con él en el gobierno cuando estalló la revolución”.

El profesor mexicano repasó la historia de Villa, Zapata y Carranza, líderes de las luchas campesinas y sociales, y sacó a la luz sus crisis internas y sus escisiones. “Sus teorías también tenían fisuras e incongruencias. Pedían la vuelta de sistemas procedentes del Antiguo Régimen que tanto habían criticado”. Y como con ellos, fue destapando las incoherencias de los diferentes gobernantes y de los líderes del Partido Nacional Revolucionario, protagonista de casi 50 años de hegemonía política en México y que acabó transformándose en el Partido Revolucionario Institucional (PRI) que hoy sigue al frente del país. “Lo que pasa es que a finales de los 80 el PRI se convirtió en un partido liberal al que le molesta el pasado social, su historia y sus declaraciones”, afirmó. “Inició una transformación interna y pasó de ser un partido nacionalista de tendencia hacia la izquierda a ser un partido que adopta políticas liberales”, añadió. Uno de esos ejemplos es la no intervención del Estado en la economía. “En Europa central, donde la mayoría de países han alcanzado el estado del bienestar, esto puede sonar a locura. Pero en México, un país con una desigualdad tremenda y un 50% de la población viviendo en la pobreza, esto parecía imposible”. Mantiene que México es un estado débil frente al sector empresarial por ese “gobierno de tintes democráticos pero con características de autoritario”. FUENTE: Diario La Nueva España, Oviedo. España

FILOSOFÍA Y DERECHO EN LAS DEMOCRACIAS “CONSTITUCIONALES”, DENTRO DEL SISTEMA POLÍTICO ECONÓMICO DE LA GLOBALIZACION. TEXTOS DEL TEORICO DEL DERECHO LUIGI FERRAJOLI

LUIGI FERRAJOLI FILOSOFÍA DEL DERECHO Y DEMOCRACIA CONSTITUCIONAL

http://www.cervantesvirtual.com/obras/autor/ferrajoli-luigi-1940-8430/1

Ideología y Filosofía de la Democracia, tesis de Gustavo Bueno.

Algunas de las víctimas “colaterales” del mundo orquestado, gestionado y manipulado por los generadores y controladores del ultra Neo liberalismo en tiempos del cólera de la Globalización en curso