Película mexicana: De todos modos Juan te llamas.Trata del movimiento y la guerra llamada de Los Cristeros

Fuente de esta breve introducción a la película https://www.filmoteca.unam.mx/cine-en-linea/ DE TODOS MODOS JUAN TE LLAMAS Dir. Marcela Fernández Violante / México / 1974 / 110min. Dirigida por Marcela Fernández Violante y protagonizada por Jorge Russek, Juan Ferrara y Rocío Brambila, la película es una visión analítica de uno de los conflictos menos tratados por la cinematografía nacional: el movimiento cristero. Visita Cine en línea de la Filmoteca de la UNAM: https://www.filmoteca.unam.mx/cine-en-linea/

La sublime leyenda y el intocable mito de Simón Bolívar. “Libertador de las Américas hispanas”, si bien hay un componente que los historiadores que alimentan el mito y la leyenda , dejan de lado: el papel del Imperio Inglés, y en parte de Francia con pretensiones de Imperio y de Holanda ,luego sería EEUU, en el verdadero sometimiento de toda la América Hispánica.Y Brasileña después.

NOTA DE INTROFILOSOFIA: Sugerimos la lectura de este texto, publicado on Line con el apoyo de la Biblioteca Nacional de Chile. La sugerencia la proponemos para contrastar , cribar, desmitificar, estudiar desde coordenadas no idealistas ni “nacionalistas”, o aparentemente preñadas de un “sano y grandioso sentido patrio de cada una de las Repúblicas surgidas tras el proyecto, fracasado, de Bolívar. Fracaso inducido por esa época, en especial por el Imperio Inglés, que como parece lógico, sencilla y claramente, apoyaba sus propios “intereses”, tras el supuesto apoyo a las Independencias , para lograr una América Hispana completamente dividida y de ese modo mucho más fácil de someter: divide et impera, el viejo adagio del Imperio Romano.Y de muchos Imperios, por supuesto.

Vendría también ahora a colación, la no menos importancia del papel histórico que viene jugando el vecino anglo del Norte, nacido de las Colonias inglesas : Estados Unidos de Noerteamérica. El perfecto heredero de sus “primos de la Raposa Albión, la raposa enemiga acérrima de España y de sus Virreinatos, que no colonias.

Tampoco es desdeñable, el papel de Francia, que dio lugar a un Estado como Haití, considerado uno de los más pobres del mundo en el comienzo del siglo XXI. Su error, el de los haitianos, fue ser el primer país surgido como independiente respecto de su metrópolis francesa; aún siguen pagando a Francia una deuda “externa”, desde hace más de dos siglos ya , de haber conseguido la Independencia. De Holanda queda una que otra muestra en lo que fue hasta no hace mucho tiempo la llamada Guyana Holandesa (actual Surinam).

SEGUNDA NOTA, MUY IMPORTANTE, DE INTROFILOSOFIA: Sugerimos consultar para esta crítica que proponemos, la magna obra del historiador, politólogo y periodista argentino, exiliado en México tras el Golpe Militar en Argentina, GREGORIO SELSER, todas sus obras, pero en concreto ahora esta : CRONOLOGIA DE LAS INTERVENCIONES EXTRANJERAS EN AMERICA LATINA, publicada por la UACM de México, en cuatro volúmenes ( ver tomo I en este enlace https://frentenorte.net/sites/default/files/tomoI.pdf ) y consultar la página de CAMeNA donde se accede al Archivo Gregorio y Marta Selser , en este enlace https://selser.uacm.edu.mx

Ver Tomo IV de la Cronología… aquí http://resistir.info/livros/selser_tomo_4.pdf

TERCERA NOTA DE INTROFILOSOFIA: Recomendable la lectura de este trabajo de tesis en Sociología, sobre cómo trató Gregorio Selser el tema histórico, político , económico, de la llamada Operación Cóndor http://132.248.9.195/ptd2016/abril/0744033/0744033.pdf Título del trabajo , autor y Universidad Nacional Autónoma de México, Facultad de Ciencias Políticas y Sociales UNAM.

TRAS EL RASTRO DEL CÓNDOR
EL TRABAJO PERIODÍSTICO DE GREGORIO SELSER SOBRE LA OPERACIÓN CÓNDOR: UNA APORTACIÓN AL CONOCIMIENTO DE LA REALIDAD SOCIAL LATINOAMERICANA

T E S IS
QUE PARA OBTENER EL TÍTULO DE LICENCIADO EN SOCIOLOGÍA PRESENTA
MANUEL REJÓN BAZ ASESORA
DRA. GABRIELA VÁZQUEZ OLIVERA

2016
CIUDAD UNIVERSITARIA, DF

MUERO EN OTOÑO: Poema del chileno Marcelo Carcamo, exiliado en Europa, desde su natal Chile, a causa de los actores de la Operación Cóndor y del Pinochetazo.
Nuevo mapa de la maravillosa, extensa y rica tierra de Guayana …
Descripción
Este mapa pintado a mano de la Guayana (actual Guayana Francesa, Surinam y Guyana) es el trabajo de Jodocus Hondius (1563-1612), el patriarca de una de las más famosas familias holandesas relacionadas con la cartografía. El mapa incluye anotaciones en holandés sobre los pueblos indígenas del norte de América del Sur, junto con fantásticas ilustraciones de los animales de América del Sur. Los ríos Amazonas y Orinoco están bien representados en el mapa. (fuente del mapa y la nota de pie de dicho mapa: https://www.wdl.org/es/item/165/)

TEXTO : LAS OLEDAS INDEPENDENTISTAS EN AMÉRICA

Contenido principal

Memoria Chilena

BND Biblioteca Nacional DigitalBúsquedaBúsqueda avanzada

Subir

Inicio > Temas > Historia > América colonial

Independencia en América Latina

Las oleadas Independentistas en América

A principios del siglo XIX, las colonias latinoamericanas comenzaron a vivir un proceso en común cuyo destino era independizarse de España. 

Entre los años 1808 y 1824 transcurrieron en América una serie de hechos que formaron parte de un complejo proceso histórico que condujo a la emancipación política de las colonias americanas. En general, los historiadores han explicado las causas de este proceso, a través de la definición esquemática de los antecedentes externos e internos que habrían influido en la emergencia del movimiento independentista, estableciendo, a partir de aquél esfuerzo clasificatorio, una relativa unidad de motivaciones.

Concretamente, el inicio de la independencia americana fue propiciado por la coyuntura política, bélica e ideológica por la que atravesó España a raíz del vacío de poder provocado por la invasión de Napoleón I Bonaparte a la Península Ibérica; y la supresión de la dinastía de Borbón debido al apresamiento del rey Fernando VII en 1808. Ese último acontecimiento permitió y legitimó la formación de Juntas de Gobierno en las ciudades americanas más importantes, las que en un comienzo reconocían la autoridad del Rey, lo que reveló lo arraigada que estaba la tradición monárquica (o realista) española en América. Aquel periodo de fidelidad a la autoridad monárquica puede ser considerado como la primera de las fases de la oleada independentista.

La posibilidad de autonomía política a partir de la ausencia monárquica no fue recibida de igual modo en las diferentes colonias. En gran medida, las distintas reacciones dependieron del tipo de vínculo político entre el gobierno imperial y las elites coloniales, en especial de acuerdo al acceso de éstas últimas al control político y económico de sus dominios, cuestión que también implicaba fuertes vínculos de dependencia que la elite mantenía con el resto de la sociedad, sobre todo con sujetos como los esclavos, sirvientes y grupos de trabajadores de distintos oficios.

En general, los territorios que funcionaban como centros económicos tardaron más tiempo en considerar la independencia como un proyecto viable. En las colonias más importantes, como los Virreinatos de Nueva España (México) y del Perú, las elites se mostraron favorables a mantener los nexos con la metrópolis, pues les permitía mantener la preeminencia política y control económico que hasta entonces habían detentado sobre otras zonas. La Independencia de México, por ejemplo, si bien estuvo marcada por una inicial participación e insurrección indígena y mestiza en 1810, no se consolidó sino hasta 1821, en gran medida, por el temor de la elite dirigente al cambio en la estabilidad del marco político existente, donde ellos eran privilegiados. México incluso tuvo su propio intento de conformación de un Imperio, en manos del militar Iturbide, quien incluso anexó los territorios de Guatemala, influyendo en el proceso de Independencia de Centro América. Por su parte, el Virreinato de Perú, se convirtió en un punto de resistencia realista que se alineó junto a la monarquía durante la restauración de Fernando VII en el trono. Esta característica convirtió a la Independencia de Perú en una de las más tardías dentro de la oleada independentista en América, producida sólo en 1824.

Los grupos dirigentes de zonas marginales, alejados de los centros económicos y mineros o aquellos que habían entrado en pugnas comerciales con otros centros productivos, se convirtieron rápidamente en partidarios de una política emancipadora más agresiva. Un ejemplo claro de ello fueron las acciones del Ejército Patriota de Nueva Granada que hacia 1819 consiguió derrotar a las fuerzas realistas en Santa Fe de Bogotá de la mano de uno de los más importantes precursores de la emancipación, el destacado militar y estratega Simón Bolívar. Mientras tanto, el Virreinato de la Plata (Argentina), que disputaba a Lima el control de la minería en los territorios del Alto Perú, se transformó, a través de la Junta de Buenos Aires, en un actor principal en la organización de campañas militares en América del Sur.

Clasificaciones

Las investigaciones de Memoria Chilena, Biblioteca Nacional de Chile (Servicio Nacional del Patrimonio) están bajo una Licencia Creative Commons Atribución-Compartir Igual 3.0 Unported, a excepción de sus objetos digitales.

Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio
BNC, Biblioteca Nacional de Chile
Biblioteca Digital de Chile

Memoria Chilena – Algunos derechos reservados – 2018

Cien años de soledad. Quinta y sexta sesiones , en que el crítico y profesor de la Universidad de Vigo, Jesús G Maestro, plantea , desde sus tesis desarrolladas en la obra en tres volúmenes , Crítica de la Razón Literaria, el estudio filosófico materialista y crítico literario de esta obra de García Márquez.

Masones monárquicos y las Independencias en Hispanoamérica

www.facebook.com/groups/113557742096642/permalink/3166692643449788/

Gran película del director István Szabó: Sunshine

Trata el tema del anti judaísmo en Hungría ( en una etapa del Imperio Austro-húngaro y la persecución nazi y el exterminio, u Holcausto del pueblo judío bajo el régimen nazi alemán durante la II Guerra Mundial

Synopsis The film follows a Jewish family living in Hungary through three generations, rising from humble beginnings to positions of wealth and power in the crumbling Austro-Hungarian Empire. The patriarch becomes a prominent judge but is torn when his government sanctions anti-Jewish persecutions. His son converts to Christianity to advance his career as a champion fencer and Olympic hero, but is caught up in the Holocaust. Finally, the grandson, after surviving war, revolution, loss and betrayal, realizes that his ultimate allegiance must be to himself and his heritage. Director : István Szabó Writer : István Szabó (story), István Szabó (screenplay), Israel Horovitz (screenplay) Actors : Ralph Fiennes | Rosemary Harris | Rachel Weisz

Estudio de caso : MEXICO. Pininos neoliberales – El Presente del Pasado

Héctor Alejandro Quintanar Un rasgo fundamental de todos los idearios políticos es su carácter conflictivo. Se trata de valores e ideales más o menos articulados que no surgen de la nada; se nutren de ideas previas y tienen una estrecha relación con el marco histórico que los condiciona. En ese sentido, los idearios políticos son…
— Leer en elpresentedelpasado.com/2020/08/20/pininos-neoliberales/

Héctor Alejandro Quintanar

Un rasgo fundamental de todos los idearios políticos es su carácter conflictivo. Se trata de valores e ideales más o menos articulados que no surgen de la nada; se nutren de ideas previas y tienen una estrecha relación con el marco histórico que los condiciona. En ese sentido, los idearios políticos son siempre un pensamiento partidista: legitiman o critican alguna forma de ejercer el poder y, por ende, están en permanente discrepancia y rivalidad con otros idearios políticos.

Por eso la reflexión sobre las ideologías no se limita a ser una tarea teórica o una disertación normativa. Se trata más bien de un trabajo de contextualización, que por ende reconstruye un momento histórico. De ese modo, rastrear la génesis de las ideas políticas es una labor que conlleva relatar un fragmento de la vida social.

Éste es el gran acierto de Los orígenes del neoliberalismo en México: La escuela austriaca, de María Eugenia Romero Sotelo (México: Fondo de Cultura Económica-UNAM, 2016), texto cuya mayor virtud es la de reseñar no sólo cómo se fraguó ese pensamiento político en nuestro país, sino también relacionarlo con el momento histórico en que ocurrió, los actores fundamentales que lo enarbolaron, las rivalidades y fobias que aupó y los proyectos económicos e intelectuales que lo formalizaron. Esa recuperación es importante no sólo por describir con rigor un hecho del pasado, sino porque explica diversos elementos de nuestra vida política presente.

Romero Sotelo —profesora de la Facultad de Economía de la UNAM— nos sitúa en las raíces del pensamiento neoliberal mexicano y, fundamentalmente, en el entorno político al cual se enfrentó originariamente. Es un lugar común la noción de que en la década de los ochenta, de manera precisa en 1982, el proyecto neoliberal fue el horizonte ideológico del gobierno mexicano, que desplazaba así los principios de la revolución mexicana y la justicia social para dar paso al individualismo y libre mercado en todos los ámbitos de la vida pública.

Sin embargo, como señala Werner Müller, los procesos históricos y sus componentes (entre ellos las ideologías) difícilmente tienen “horas cero” o nacimientos espontáneos sin antecedentes. Así, es insuficiente pensar al sexenio de Miguel de la Madrid como el inaugurador de la ruta neoliberal mexicana a partir de la interpretación de que fue una respuesta a la crisis económica gestada en los sexenios de Echeverría y López Portillo. El rastreo que hace la profesora Romero Sotelo abona en una explicación más amplia.

A través de un monumental ejercicio documental y de investigación de gabinete, la autora inicia en un plano deductivo al referir el origen del neoliberalismo en el mundo: la escuela austriaca de economía y, posteriormente, el Congreso Lippmann, ambos bajo la enorme influencia de las guerras mundiales y la noción de cómo ambos episodios sacudieron a la sociedad europea y la reflexión sobre qué papel tiene el individuo ante el estado y viceversa. En ese debate, la tradición liberal europea comenzó una renovación notoria: priorizar las libertades económicas por encima de las políticas y, de manera importante, interpelar al socialismo como forma de organización social.

México no fue ajeno a esa discusión. El gobierno de Lázaro Cárdenas, con su política de masas, había dado un nuevo aliento al régimen posrevolucionario, que volvía así a su eje central en favor de la justicia social. Y, sin embargo, en el propio seno de ese régimen heredero de la revolución estuvo la semilla que daría vida a su contraparte ideológica: la postura crítica del entonces director del Banco de México, Luis Montes de Oca.

Luis Montes de Oca, el primer neoliberal mexicano. (Tomado de su retrato oficial como secretario de Haciendia.)

Romero Sotelo toma esa hebra inicial para hilar la historia del neoliberalismo mexicano en sus inicios. En un ejercicio de imaginación sociológica, rescata puntos nodales de la biografía de Montes de Oca, sus influencias fundamentales y su convencimiento liberal impulsado no sólo por su inspiración en la escuela austriaca de economía, sino también por su férrea oposición al nacionalismo económico del gobierno de Cárdenas.

El contrapunto era notorio: Lázaro Cárdenas impulsó una política interventora y desarrollista que arropó a las mayorías campesinas y obreras en el proceso de industrialización y reforma agraria nacionales, hecho que lo apuntaló, junto con los dirigentes sudamericanos Juan Domingo Perón, Getulio Vargas y Raúl Haya de la Torre como un referente del populismo clásico latinoamericano.

Para Montes de Oca —bajo la influencia intelectual de dos integrantes connotados de la escuela austriaca, Ludwig von Mises y Friedrich von Hayek—, la participación estatal no sólo era una incorrección económica que devendría en inflación, sino también un peligro político dada una consigna fundamental: las experiencias eurasiáticas del fascismo y la URSS mostraban, según su concepción, el rostro más nítido de a dónde se puede llegar cuando el estado toma todas las riendas de la sociedad.

De ese modo, Montes de Oca heredó la desconfianza de Mises y Hayek, para quienes fascismo y socialismo eran caras de la misma moneda donde el estado tenía un papel central. En un momento histórico donde el aparato institucional mexicano se vigorizaba por el proyecto cardenista (que tuvo en la expropiación petrolera de 1938 un momento de “completa refundación estatal”, de acuerdo con Luis Javier Garrido), sobrevino el temor en Montes de Oca y otros de que esa dinámica fuera un paso mexicano hacia el socialismo.

Esa estadofobia nacida en el neoliberalismo europeo se tornó en el común denominador de una elite mexicana —perteneciente al sector financiero— ajena, en términos ideológicos, a la nueva burguesía nacional que gestó el propio régimen de la revolución, y con base en esa fobia destinaron recursos monetarios, simbólicos e intelectuales para hacerle frente. Apunto brevemente dos esfuerzos en ese sentido.

El primero de ellos fue la denodada labor de Montes de Oca por mantener un constante intercambio intelectual con Hayek y Mises, mediante la traducción al español y publicación de su obra en México, y aunado a ello la creación de institutos culturales que difundieran el pensamiento de la escuela austriaca de economía. La intención, de acuerdo con el diagnóstico de Montes de Oca, era hacer frente tanto al gobierno “socializante” de Cárdenas como a la hegemonía intelectual “de izquierda” en la vida pública y académica mexicana, principalmente la ubicada en la Facultad de Economía de la UNAM.

El segundo esfuerzo resultaría toral. El círculo de Montes de Oca hizo vínculos con empresarios mexicanos fundamentalmente del sector financiero, entre los que destacó Raúl Bailleres, quienes serían el sostén monetario de la actividad ideológica de los primeros neoliberales mexicanos y llevarían a la praxis su simpatías: el aporte económico para la fundación de una alternativa académica a esa hegemonía “revolucionaria” y nacionalista. Esa alternativa sería la fundación del Instituto Tecnológico de México, hoy ITAM, en 1946.

El origen del pensamiento neoliberal mexicano es, en suma, un acto reflejo contra el proyecto cardenista, que haría activismo tanto en la arena política (como con la fundación de organismos patronales y grupos de presión, cuya primera preocupación fue la de emitir denuncias constantes de “comunismo” o “socialismo” en los gobiernos de Cárdenas, Ávila Camacho, Miguel Alemán, Ruiz Cortines y López Mateos) como en el ámbito académico, donde se refugió educando a los hijos de las elites mexicanas.

El resto de la historia es conocido. La inversión ideológica y económica tendría frutos algunos años más tarde. El momento mundial de la década de los setenta del siglo XX vislumbra una ruptura, la crisis del estado de bienestar se profundiza y llega un fenómeno inédito: bajo crecimiento económico y alta inflación, panorama desolador que se tornaría en la oportunidad dorada para que en el mundo anglófono se abrazaran desde el gobierno las tesis neoliberales (proceso que explica muy bien Fernando Escalante en su Historia mínima del neoliberalismo [México: El Colegio de México, 2015]).

Poco después, México haría lo propio con el “giro económico” del PRI y la candidatura de Miguel de la Madrid en 1982. Sin embargo, el proyecto neoliberal mexicano disponía ya de una raíz ideológica labrada desde casi cinco décadas atrás y que se consolidó en la fraudulenta elección de 1988, para con ello abonar en una tesis sustentable: con todo y su presencia en el debate intelectual desde los años treinta, la irrupción del neoliberalismo en el poder en América Latina se dio por la vía no democrática: golpes de estado en Sudamérica (donde fue pionero Augusto Pinochet, quien luego de un fallido intento de proyecto económico propio, poco después adoptó el credo neoliberal sin ambages) y como programa económico de gobiernos emanados de elecciones simuladas o de plano robadas con De la Madrid y Salinas de Gortari.

La historia del neoliberalismo en México está aún en construcción. Casi cuatro décadas de detentar el poder no pueden reflexionarse con facilidad, menos aún cuando en el caso mexicano el neoliberalismo no ha sido sólo un modelo económico o un semillero de políticas programáticas sino todo un proyecto de gestación de un nuevo sentido común y un proceso ideológico que condiciona relaciones humanas en los planos públicos y privados.

El análisis de esos aspectos será tarea ardua. Pero la mejor comprensión de un proyecto político y sus resultados concretos pasa siempre primero, como dice Markku Routsila, por el rastreo de los marcos intelectuales de referencia de dichos proyectos.

María Eugenia Romero Sotelo ejerce esa empresa académica con soltura, documentación exhaustiva y nitidez en su libro, donde apareja tanto las razones de sus padres fundadores como el entorno histórico que les dio sentido. Romero Sotelo ayuda a comprender un debate que sigue vigente: la férrea oposición en México contra toda participación estatal en la vida económica o el desarrollo social en el país, reticencia que quizá ya no aúpa el fantasma del “comunismo” o “socialismo” como antaño, pero que hoy está presente en el activismo contra el nuevo fantasma que nos recorre: el fantasma del “populismo”.

¿Qué la Izquierda(política) y la Derecha(política). Una crítica, desde el Materialismo Filosófico de Gustavo Bueno, al llamado diagrama(o test) de Nolan al respecto. Un análisis de los mitos de las izquierdas y los mitos de las derechas.

Proyecto de Filosofía en Español: Programa Teatro Crítico (sección de Hispanoamérica), en vinculación con la Fundación Gustavo Bueno y el sistema del Materialismo Filosófico

Libertad Constituyente para acabar con la corrupta y seudo demócrata partitocracia de la monarquia española

www.youtube.com/watch

Propuestas de acción política y teorías políticas , por Antonio García Trevijano, el año 2015, sobre sus proyectos y planes de acción política y social para conseguir establecer una República en España, mediante un proceso de Libertad Constituyente

Antonio García Trevijano. Conferencia en el Ateneo de Madrid sobre su proyecto de una Etapa de Libertad Constituyente, para una Nueva República en España


La Guarida Del Zorro


48K subscribers



SUBSCRIBED



En este vídeo publico la conferencia que tuve el honor de organizar, dirigir y moderar en El Ateneo de Madrid, a cargo de Antonio Garcia-Trevijano. Dicha conferencia fue previamente prohibida como he contado en vídeos anteriores: https://www.youtube.com/watch?v=_5yNw… La conferencia que fue prohibida por un mando del ejército cuando esta iba a realizarse en el Colegio mayor Barberán bajo el título El Porvenir de España fue finalmente acogida por el Ateneo de Madrid gracias a la disposición de su nuevo presidente entonces Enrrique Tierno Relaño, hijo del famoso exalcalde de Madrid. En esta entrega os presento la conferencia que en su momento se decidió publicar íntegra y así puede verse en el canal Libertad Constituyente TV, con una duración aproximada de 2h y 15 min. En esta entrega la he editado suprimiendo las presentaciones (incluida la mía) y he editado un poco alguna intervención para que podáis disfrutar mejor del contenido de la misma. Debe decir que D. Antonio acudió aquel día al ateneo con la cabeza de fémur fuera de su lugar al fracturarse la prótesis de cadera que tenía, por lo que a los pocos días iba a ser intervenido. El Dr. Castresana todavía no sabe cómo en octogenario pensador pudo andar por su propio pie hasta la mesa que presidia el acto. Yo lo considero otra muestra de lo que a continuación podréis ver y oír, una incansable e incesante lucha contra las mayores adversidades y los más poderosos enemigos por el ideal de hacer de España un país con libertad política. Aún hoy esto sigue sin haber sucedido, y considero esta conferencia por su contenido global un ejemplo para quienes aún respiramos, de dar aliento de nuevo a la lucha por la libertad. Saludos a todos y espero que os guste

Contra la oligarquía amafiada de partidos que hay en España(partitocracia), hay que abrir un periodo de Libertad Constituyente que cambie el Estado putrefacto que nos somete al interés de la oligarquía política dominada por los líderes de los partidos anti democráticos.

Ruben Gisbert

El abogado, activista social y ‘youtuber’ Rubén Gisbert.POLÍTICA

Rubén Gisbert: «Vivimos en un sistema político que es un residuo del fascismo»

21/05/2020 20:16 AUTOR :  por Paco Núñez Comparte este artículo:

FUENTE https://ellibre.es

Rubén Gisbert is The Man. Este licenciado en Derecho por la Complutense de Madrid, y discípulo de Antonio García Trevijano, lidera un movimiento social que cristalizará próximamente en una asociación civil que luchará con denuedo por cambiar el sistema de partidos en España

En esta primera parte de la entrevista con EL LIBRE, este joven activista revolucionario de 30 años de edad arremete con fuerza contra el Gobierno y explica de forma didáctica el futuro esperanzador de nuestro país en materia política, que pasa por la destrucción de la partitocracia.

-¿Cree usted que toda esta tragedia servirá verdaderamente para cambiar las cosas?

-La polarización ideológica y la fractura social son el sustento de la partidocracia desde su fundación, en 1978. Ahora, para sobrevivir, los neopartidos tienen que seguir alimentando, con más esfuerzo si cabe, esta fractura social. Por eso, están haciendo una acentuación en la polarización ideológica. También porque hay más competencia entre los partidos que se llaman a sí mismos de izquierdas o de derechas, que realmente no lo son (todos son socialdemócratas). Entonces, tienen que ser más agresivos a la hora de polarizar la sociedad y aprovecharse de esa fractura social que han creado ellos.

-¿Dónde está el resorte que pueda lanzar a la sociedad española a las calles para clamar esa transformación del sistema?

El cambio social vendrá por la solución que aportemos, que sea una antítesis a esa maquinaria de la que vive el Estado de partidos. Y esa solución solo puede venir desde un mensaje de unidad en el que sea indiferente la ideología, credo o religión de cada español y que todos estemos unidos bajo una misma bandera: la de conseguir la democracia formal. El español medio tiene que ver que la causa de sus males no es de ningún partido sino del régimen que tenemos, porque el empobrecimiento y la inoperancia de la que hace gala el Estado de partidos a la hora de gestionar la pandemia es característico de este sistema. Los políticos se centran, en primer término y en último, en conservar su puesto, porque es su medio de vida. Lo dijo recientemente Manuel Castells, actual ministro de Universidades.https://www.youtube.com/embed/F6K6ub3qVdQ?start=117&feature=oembed

-¿Qué solución ofrece el movimiento que usted lidera?

-Solo hay una manera de hacer que los políticos que se preocupan por su cargo actúen en beneficio de la sociedad: que estén sujetos a los intereses del distrito electoral que lo elige. Solo así se puede garantizar que el político, para mantener su cargo, tenga que atender obligatoriamente a los intereses que le exige su distrito electoral. Si su distrito vive del turismo, ese diputado tendrá que preocuparse de las medidas que afectan a ese sector. Si es un distrito de trabajadores, tendrá que preocuparse de las medidas sociales y de las ayudas a los trabajadores.

-¿Por qué en España se nos llena la boca de hablar de democracia si no tenemos esa democracia real?

-España no es un régimen representativo ni democrático. Es un Estado de partidos, definido en su día por el presidente del Tribunal Constitucional de Alemania, Gerhard Leibholz. El Estado de partidos trabaja para que los españoles elijamos a nuestros políticos de acuerdo con un principio de identificación. Pero en cuanto a estructura de poder, no hay ningún tipo de feed back ni reciprocidad entre el gobernante y el gobernado. En cambio, con la representación uninominal sí hay un feed back directo entre el diputado y su distrito. Esto sucede en Francia, Inglaterra y Estados Unidos. En el Parlamento inglés, cada diputado tiene que ir a defender los intereses políticos de su distrito electoral independientemente de la ideología de su partido.

–¿Estados Unidos sería un buen ejemplo?

-Un diputado de Virginia, sea republicano o demócrata, nunca podrá apoyar una ley en contra del tabaco, porque Virginia vive, en gran parte, del tabaco. Si vota esa ley, lo echan. Es el distrito electoral, la comunidad, la vecindad, la que tiene el control de lo que tienen que hacer los políticos. Y así se hacen las leyes, atendiendo a las necesidades sociales.https://www.youtube.com/embed/YOJMmRp_QO0?feature=oembed

-En Inglaterra, cualquier ciudadano tiene hilo directo con el diputado de su distrito, ¿no es así?

-Efectivamente. Hay un diálogo directo, constante y permanente entre las necesidades del pueblo y el cargo electo, que tiene esa función. Aquí no existe esa función.

-¿Por qué tenemos que mantener a tantos diputados? ¿Es totalmente necesario para el buen gobierno de nuestro país?

-En España, si se suprimieran los diputados, no cambiaría nada, porque los que tienen la hegemonía para hacer la ley, hacer gobierno y nombrar a los jueces son los jefes de cada partido, que pactan entre ellos o bien tienen mayoría absoluta, como hemos visto en los años 80 y 90. Por eso, lo que hay en España se llama Estado de partidos o partitocracia. Lo que yo quiero es una democracia, que significa el poder del pueblo.

-¿Es el bipartidismo un mal endémico?

-No tiene por qué serlo. En Estados Unidos hay bipartidismo (demócratas versus republicanos), pero, al haber un principio representativo y elecciones separadas entre el presidente y los miembros de la Cámara de representantes, el Congreso, los partidos son lo que tienen que ser y lo que nacieron para ser: asociaciones civiles. El gran problema que tenemos en España, y en la gran mayoría de Europa, es que vivimos en un sistema que es un residuo del totalitarismo y del fascismo: partidos estatales y sindicatos estatales, pagados por el Estado. Eso es una antítesis. ¿Cómo un partido que tiene que defender los intereses de la sociedad civil va a ser pagado por el Estado? Los partidos tienen que ser instrumentos, no un fin en sí mismo.

-¿Está la gente suficientemente hastiada con esta pandemia pata que haya una verdadera revolución?

-El español medio es muy pesimista y está muy anquilosado en este sistema. Pero se van a dar una serie de circunstancias económicas, de fractura social, de empobrecimiento masivo de los españoles, que van a provocar un descontento y un descrédito muy grande hacia el sistema. Y, los que nos hemos estado preparando políticamente para esto, tenemos la responsabilidad de no hacer un discurso catastrofista sino ofrecer una solución, una alternativa, un mensaje de unidad y esperanza para salir del hoyo en el cual nos ha metido este Estado de partidos.https://www.youtube.com/embed/Z8mjuL3hjG0?start=765&feature=oembed

-¿Cree que los medios de comunicación, en líneas generales, tienen demasiados intereses creados como para ejercer un periodismo libre?

-Por supuesto. Tenemos suerte de tener las redes sociales. Primero, porque la gente intuye que, en los medios de comunicación habituales, que están comprados por el Estado, no encuentran respuestas ni debate ni pensamiento ninguno. Son contenidos vacíos. Gracias a internet, existe la posibilidad de cambio. Porque el Estado ya tiene un control absoluto de todos los medios. En las redes lo está intentando, como dijo el ministro Castells. El paso 1 es que los españoles difundamos los aspectos básicos por los cuales no tenemos una democracia y cómo esto repercute directamente en la pobreza y en la miseria absoluta en la que nos estamos viendo hundidos.

-¿Hay demasiados estómagos agradecidos como para echar abajo la partitocracia?

-El Estado de partidos está preocupado, ante todo, de conservar la estructura institucional del régimen que supone, en duplicidades administrativas y en cargos puestos a dedo (2 millones de personas), un gasto superfluo de 100.000 millones de euros anuales, el 10% del PIB. En época de bonanza, nadie se mueve, pero ahora, que hay muchos españoles que tienen que ir al Banco de Alimentos y que no les pagan los ERTE y que el Gobierno no quiere recortar en el gasto político, se va a propiciar que la gente vea la corrupción institucional existente.

-Para que se vote una nueva Constitución, ¿cuáles son los pasos a seguir?

-Haría falta una manifestación masiva y una abstención voluntaria, en las próximas elecciones, de más del 50%. Eso desligitima al régimen y le deja únicamente con la ley. En el momento en el que haya manifestaciones para provocar un periodo de libertad constituyente, si hubiera cargas policiales, el Estado perdería su legitimidad. Ese es el camino.

-¿Se postularía usted como candidato al nuevo Gobierno?

-Yo no persigo entrar en el Estado, no me interesa. A mí lo que me interesa es vivir en libertad y en una democracia. Para eso, solo necesitamos la abstención masiva, la movilización civil y la apertura de un proceso de libertad constituyente que no es ninguna tragedia. Se mantendrían las funciones básicas del Estado (sanidad, educación, limpieza, seguridad…) mientras, durante un año, habría un periodo de libertad de información como nunca en la Historia de España, en el que se podrían enseñar las diferentes opciones: monarquía presidencialista o república constitucional, principalmente. Y que los españoles elijan.

SEGUNDA PARTE DE LA ENTREVISTA:

Gisbert 02

El jurista y politólogo valenciano Rubén Gisbert.POLÍTICA

Gisbert: «Hay que plantar cara a este Estado que nos divide socialmente»

22/05/2020 22:27  por Paco Núñez Comparte este artículo:

En esta segunda y última parte de la entrevista con EL LIBRE, el jurista Rubén Gisbert analiza qué podría pasar con la Corona en un futuro sin Estado de partidos, repasa los sistemas políticos de Francia y Alemania y propugna la supresión del Tribunal Constitucional

Tiene un canal en YouTube con más de 45.000 suscriptores que se denomina La guarida del zorro, en el que da rienda suelta a todos sus postulados de una manera fresca, amena y documentada. El valenciano Rubén Gisbert, jurista y politólogo revolucionario de 30 años de edad y adalid del movimiento por una democracia formal, desgrana qué futuro le espera al rey Felipe VI en una posible nueva realidad de libertad política.

-Si se acaba la partitocracia en España y el pueblo elige la república constitucional como sistema de Gobierno, adiós al rey, ¿no?

-Por supuesto. Cuando Don Juan, el abuelo de Felipe VI, recibe la notificación, el 16 de julio de 1969, de que quieren nombrar rey a Juan Carlos (su hijo), no acepta y le escribe una carta, redactada por Antonio García Trevijano, a su hijo diciéndole que es «una monarquía sin honor», haciendo la analogía de Montesquieu en El espíritu de las leyes: «Una monarquía sin honor es como una república sin virtud», porque la república se debe estructurar en la virtud de la ley y en la separación de poderes. Y la monarquía se debe fundamentar en la honorabilidad del monarca. Por eso, don Juan apoyó la junta democrática, sabiendo que, si él iba a ser rey, solo podía serlo bajo la elección de los españoles. Entonces, si el rey Felipe VI quiere seguir siendo rey, tendrá que someterse a la decisión de los españoles.

-¿Funciona bien el sistema político en Francia? Porque el conflicto de la inmigración amenaza con fracturar la sociedad desde hace tiempo…

-La sociedad francesa es una comunidad muy reivindicativa y muy activa a la hora de reivindicar derechos sociales desde antes de la Revolución Francesa. Y es lógico que esté en su ADN y en su aspecto sociológico intrínseco la movilización ante cualquier vulneración de un derecho fundamental. Pero, ¿qué sucede? Que los franceses saben que las movilizaciones civiles no son como aquí, que hubo una huelga general en tiempos de Felipe González y no pasó absolutamente nada. En Francia esto es impensable, porque existe el principio representativo y los políticos están sujetos al mandato imperativo y a la elección de su distrito electoral.

La Asamblea Nacional de Francia.

-¿Sería el modelo a seguir?

-Yo no propugno un modelo como el francés, la Quinta República, porque es una semidemocracia, no es plena. Sí que hay un régimen representativo (De Gaulle introdujo la doble vuelta inteligentemente para garantizar la mayoría absoluta en la elección del representante), pero no hay separación de poderes. El Ejecutivo, aunque los miembros de la Asamblea Nacional son elegidos separadamente, no tiene la potestad ni la facultad autónoma para nombrar sin la autorización del Parlamento. Y eso va en contra de la separación de poderes, lo decía Montesquieu: «Elegidme un colegio legislativo para hacer el Ejecutivo y habéis acabado con la libertad política».

-Alemania tampoco es un buen ejemplo a seguir…

-Claro que no. Alemania es un sistema mixto, partitocrático. Además, la realidad sustantiva y sustancial de la nación alemana no tiene nada que ver con la española, porque España es una nación, como Francia, Inglaterra o Portugal, que se caracteriza y se configura mucho antes. En cambio, la nación alemana es de muy reciente configuración, es una Federación de diferentes territorios. España jamás podría ser una república federal.

«No considero que Pablo Iglesias sea una persona inteligente ni formada. Lo que pasa es que es un listillo»

-En el caso de que se pudiera instaurar una democracia formal, nuestros representantes deberían estar más preparados que los de ahora, ¿no?

-Cuando existe principio representativo y libertad política, la formación del político es absolutamente indiferente. Porque la inoperancia y la corrupción del Estado de partidos, lo que tenemos hoy en día, no tiene nada que ver con la formación, sino con la obediencia ciega a la estructura del partido y al jefe del partido. Son capaces de vender a su madre únicamente por escalar en los escalafones del partido. Ahí está el ejemplo de Manuel Castells, actual ministro de Universidades. La sofocracia o la tecnocracia es otra forma de oligarquía, es un sistema tan antidemocrático como el Estado de partidos. Los candidatos del futuro sistema uninominal tienen que tener la asertividad política de conocer cuáles son los intereses de su distrito electoral y ser honestos, no corruptibles. Y eso depende de las capacidades personales de cada persona, no de la formación académica. Hace poco, una señorita, cajera de un supermercado con dos hijos, ocupó el escaño de Massachusetts por sensibilidad política, porque supo vehicular cuáles eran las necesidades de su distrito y fue elegida congresista.

-¿Habría un límite de candidatos por distrito?

-Hay distritos en Estados Unidos en los que se presentan cientos de personas como candidatos. Ahí entra la verdadera lucha política en el aspecto sustantivo del término. La gente va a elegir a la persona que sepa identificar mejor cuáles son los problemas de su distrito, que los sepa exponer mejor y que tenga un criterio crítico y analítico. Todo lo que realmente cuenta en política, aspectos intrínsecos de la naturaleza humana, y todo lo que ahora es suprimido y denostado en el Estado de partidos. Porque en España, el que entra dentro de un partido intentando ser honesto, es repudiado, despreciado y defenestrado del partido. Porque el Estado de partidos se basa en el escalafón y en atender únicamente a lo que dicta el jefe del partido.https://www.youtube.com/embed/LoUMaVeo0hA?feature=oembed

-Claro ejemplo de ello es Podemos…

-Efectivamente. Pablo Iglesias, para mantenerse en la cúspide, no ha dudado en quitarse de en medio de un plumazo a los que han sido sus amigos durante años. Porque eso no cuenta para él, solo cuenta la obediencia ciega a sus órdenes y a su manera de pensar para mantenerse en el poder. Esa es la partitocracia.

-¿Considera que el actual ministro de Derechos Sociales y Agenda 2030 es un hombre formado y preparado para gobernar?

-No considero que Pablo Iglesias sea una persona inteligente ni formada. Desde aquí le reto a un debate que sé que, por su falta de valores y de conocimiento del derecho político y constitucional, jamás me aceptará. Yo he visto algunas clases que ha dado como profesor y dan risa. Lo que pasa es que es un listillo, que es muy diferente. Sabe aprovecharse de otras personas y utilizarlas en su propio beneficio.

-Hablar de Pablo nos lleva a Pedro. Usted, que es experto en Esgrima Escénica (estudió Arte Dramático), ¿le gustaría batirse en duelo con Sánchez? ¿Tampoco le duraría ni cinco minutos?

-Pues no sé cómo andará de coordinación ni físicamente cómo está, pero agilidad mental no parece tener mucha. Y eso es capital para un combate en esgrima, en política y en la vida.

-Los tentáculos del Estado de partidos llegan a todas partes. También a la Universidad, ¿verdad?

-La endogamia y el Estado de partidos han creado que la clase intelectual española ya no responda a los aspectos de mérito y capacidad, sino a los mismos aspectos de la endogamia universitaria, de los departamentos, las cátedras…https://www.youtube.com/embed/Va3ZNh6zkHE?feature=oembed

-¿Qué papel jugarían los partidos políticos en la nueva realidad que usted va a promover con esta movilización social masiva?

-Cualquiera que quiera hacer un partido, podría hacerlo, pero no podría percibir, bajo ningún concepto, ninguna subvención estatal. Porque así se garantiza que sea una asociación civil que responda a los intereses de sus militantes y el que quiera puede presentarse como candidato. Y entonces sí defenderán la ideología de su partido y no se dejarán comprar ni por el Ibex-35 ni por la banca ni por las corporaciones mercantiles. Porque la estructura que lo sostiene son sus militantes. Por eso decimos que, en la democracia formal, la libertad política es la condición sine qua non para que una persona que se considere de derechas o de izquierdas pueda llamarse a sí misma de derechas o de izquierdas. En un Estado de partidos, donde todos piensan lo mismo y son pagados por el Estado, todos son socialdemócratas.

-¿Está calando su mensaje a través de su canal de Yotube, La guarida del zorro?

-La verdad es que sí. Cuando uno le ofrece al pueblo verdades esenciales como es la libertad de toda nación a elegir a sus políticos y hacer sus propias leyes, la gente lo entiende. No tenemos que pecar de tecnócratas, de entrar en tecnicismos, que es natural que la gente desconozca, porque el ciudadano ya tiene bastante en el día a día con mantener su pareja y su trabajo. Lo que tiene que instituirse es una separación entre los poderes para que, como dijo Madison, un poder vigile a otro poder (el Gobierno al legislativo y viceversa) y usted y yo podamos dormir tranquilos.

-A nivel judicial, también habría mucho saneamiento con este sistema de democracia real…

-Por supuesto. Yo defiendo la supresión absoluta del Tribunal Constitucional y que todos los órganos judiciales se integraran en un Consejo de Justicia, donde los políticos no tuvieran ni voz ni voto. La independencia absoluta del poder judicial. Se quedaría como órgano principal el Tribunal Supremo, como sucede en Estados Unidos, donde sus miembros serían elegidos por todos los efectivos de la carrera judicial (jueces, abogados, secretarios judiciales, funcionarios, forenses…). Y el Tribunal Constitucional, que es un órgano creado para la corrupción por Napoleón, hay que suprimirlo.

La fiscal general del Estado, Dolores Delgado.

-¿Qué pasa con el politizado Ministerio Fiscal?

-Los fiscales tienen que integrarse en la carrera judicial sin ningún tipo de dependencia con el Ejecutivo. Que la policía judicial atienda únicamente a lo que le digan los jueces, no a lo que dice el Ministerio Fiscal, «que obedece órdenes del Gobierno», en palabras del propio Pedro Sánchez. Eso es un Estado parapolicial.

-¿Cuándo empieza oficialmente este movimiento social?

-Vamos a crear una asociación civil para aglutinar a todos los ciudadanos españoles en cada pueblo, en cada ciudad, en cada región, en cada vecindario, donde cada persona, independientemente de su credo, religión o ideología política, se una a sus vecinos y amigos para exigir un periodo de libertad constituyente. Porque los españoles estamos ya bastante cansados de votar a unos y a otros viendo que no sirve para nada. Hay que plantar cara de una vez a este Estado que, durante tantos años, nos está dividiendo socialmente y expoliando económicamente. Y no podemos seguir mirando hacia otro lado. Si los habitantes de la India consiguieron la independencia del Imperio Británico, esto se puede lograr seguro.